UP

-     Escrito por gon

La Peste Negra

la-peste-negra“Y había muchos que morían en la calle de día o de noche, y otros, aunque morían en casa, notificaban a sus vecinos su muerte con el olor de sus cuerpos corrompidos.”

Bocaccio, Decamerón (1351).

La peste negra contra la humanidad

Apareció en el siglo XIV, afectando al continente europeo con tal fatalidad que se hicieron números y se cree que acabó con el 60% de la población europea. En su punto más álgido, en donde las personas caían en masa, llegó entre 1346 y 1361, llegando a arrasar con un tercio de la población mundial.

No afectó a la África subsahariana ni al continente americano, pero acabó con la vida de alrededor 75 millones de habitantes, alrededor del mundo. Llegó a dejar poblaciones vacías al completo y dependiendo de la fortaleza, podía afectar o no ligeramente.

Qué es la peste negra

La teoría más cercana indica que la peste negra a pareció en el desierto de Gobi. Una variante de una bacteria llamada Yersina pestis. Comenzó a afectar a los países asiáticos y debido a que comerciaban con el resto de Europa, era fácil que la pandemia se extendiese. A todos los rincones de Europa. Porque empezó en Mongolia y acabó con los últimos casos en Rusia.

En esos, momentos, aún el contienen americano estaba por descubrir, por lo que podría decirse que se salvaba de la pandemia ante la que el mundo se estaba enfrentando.

También conocida como la Muerte negra, al comenzar el siglo XIV, el mal clima y las escasas cosechas encarecieron el precio de los productos, haciendo cada vez más imposible que los modestos campesinos accedieran a una alimentación básica y facilitando el debilitamiento de las defensas inmunológicas. En estas condiciones, la importante ciudad comercial de Florencia comienza a experimentar extrañas muertes masivas, y los primeros síntomas de una peste comienzan a manifestarse en 1348. Florencia acabó con tan sólo un quinto de su población.

la-peste-negra-contagio

Esta enfermedad infecto-contagiosa, se manifestaba de distintas maneras:

  • Bubónica: infección a través de la pulga o rata, inflamación de ganglios. La pulga picaba a la rata o ésta se la comía. De esta manera, engullí al bacilo, reposando durante semanas en los intestinos del animal, hasta que muerda a alguien o lo regurgitase.
  • Neumónica: contagio a través del aire infectado, de una persona a otra. Todo, es debido a la debilidad de los sistemas inmunológicos de los seres humanos que estaban pasando por un momento de hambruna y malas condiciones higiénicas.
  • Septicémica: la bacteria se multiplica en la sangre infectando todo el organismo.

Los síntomas típicos eran la fiebre, náuseas, sed y cansancio. Y aunque se hayan sacado varias teorías, la peste negra, se contagiaba más que nada, a través de las picaduras de las pulgas.

Causas de la peste negra

Causas de la peste negra: vapor

Sobre las causas de la peste se especuló mucho, con escasos resultados. Algunos creían que se debía a una corriente de aire procedente del suelo, y señalaban que recientes temblores habían liberado vapores insalubres desde las profundidades. Con el fin de ahuyentar estos aires nocivos, se comenzaron a usar remedios populares como ramilletes de aromas y vapor de especias en los interiores.

Causas de la peste negra: las estrellas

Durante el siglo XIV, la medicina se contentaba con la doctrina antigua clásica, deformada por una dialéctica teórica y poco experimental. Nadie osaba, salvo en Italia y España, recurrir de manera abierta a la ciencia judía y árabe. Por el contrario, para explicar la peste, se prefirió invocar a la conjunción de los astros y la mala reputación de Marte, Júpiter y Saturno. Al parecer, estaban demasiado juntos.

Causas de la peste negra: causas católicas

Por su lado, la Iglesia y los moralistas creyeron que la Peste Negra era una manifestación de la ira de Dios por los pecados del hombre, por lo que reclamaron una renovación moral de la sociedad. Una de las propuestas, fue una especie de limpieza a través del dolor. Pequeñas peregrinaciones de hombres con el torso desnudo desfilaban fustigándose con látigos sus espaldas en señal de arrepentimiento. Además de estos flagelantes, los temores de la época quedaron plasmados en las representaciones de la Danza de la Muerte, en las que un esqueleto que representaba la muerte azarosa se llevaba danzando a jóvenes y adultos, ricos y pobres, a todos sin distinciones sociales o religiosas.

Aparte de lo anterior, realizaron una especie de “caza de brujas”, en donde acusaban a muchos habitantes de pactar con el demonio para que todos enfermasen, llegando a mutilar y a torturar a cientos de habitante inocentes.

Causas de la peste negra: los judíos

Comenzaron a echarle las culpas a los judíos y empezaron a crearse grupos para acabar con las comunidades judías, pero lo vieron una locura y les pararon a tiempo, ya que además, del resto de la población, las comunidades judías, también fueron afectadas.

Pero desde Alemania, hasta Catalunya, las aljamas judías fueron perseguidas, porque se les acusaban de envenenar el agua de los pozos.

Consecuencias de la peste negra

La agricultura descendió drásticamente. Debido a la muerte de gran parte de la población, las regiones dedicadas al cultivo, no podían trabajarse, por lo que el área cultivada en Europa, descendió hasta en 40%.

la-peste-negra-medicos

Los médicos que se encargaban de cuidar a los pacientes, llamados, “médicos de la peste negra” no es que fueran los doctores con mayor reputación. Eran jóvenes e inexperimentados, pero dedicaron su tiempo a cuidar de los enfermo, para su recuperación y su estudio. Cuidaban de ellos, portando las máscaras de forma puntiaguda, como la cara de un cuervo, para evitar el contagio.

Eliminación de la peste negra

Tras años de mucha lucha, la peste negra, fue remitiendo. Tras aplicarse nuevas medidas de higiene que adoptaron los pobladores y aumentaron la calidad de los alimentos, no como lo que antes comían, que estaba en mal estado e infectado, la peste, fue retirándose.

No sin antes dejar algún que otro sustos en el siglo XIX, la peste bubónica se marcho, dejando al planeta entero aún temblando, por su sacudida.

SobreHistoria.com

Newsletter