Qué es la Cuaresma: historia y origen

La Pascua cada año llega precedida de la Cuaresma, un periodo de tiempo que aunque tiene mucha vinculación con la Iglesia, en especial la católica, pocos saben porqué se celebra o cuál es su origen. Veamos a continuación toda la información sobre qué es la Cuaresma: historia y origen.

Qué es la Cuaresma: historia y origen

Qué es la cuaresma

La Cuaresma, como cada año, se inicia el Miércoles de Ceniza, siendo un período muy importante para creyentes y los fieles ya que anticipa la llegada de la Pascua. Es el periodo que los cristianos celebran antes de recibir la resurrección de Jesús, pero también sirve para hacer un viaje de conversión y ayuno. De hecho, en este día comienza la práctica penitencial que tiene orígenes muy antiguos y que veremos más adelante.

que-es-la-cuaresma-cruz-ninos-istock

Esta es la celebración pública de la penitencia. Y con motivo de las cenizas cristianas, los fieles emprenden ese viaje de abstención y oración que conduce a la absolución de los pecados en la mañana del Jueves Santo.

El significado de las cenizas es, por lo tanto, este: la celebración pública de la penitencia, entendida como un rito que conducirá a la absolución de los pecados. Pero también a la auténtica conversión de los fieles. Este día también comienza la Cuaresma, también llamada Cuadragésima, que es un «tiempo de cuarenta días». Este número ocurre a menudo en la religión cristiana, y hay muchos significados y episodios en los que se da el número cuarenta.

Pero, ¿porqué se origina la Cuaresma y porqué se da en el Miércoles de Ceniza? El término «miércoles de ceniza» indica el miércoles que anticipa el primer domingo de Cuaresma. En este día comienza el período de Cuaresma, también llamado período litúrgico «fuerte». Este último proporciona la penitencia y el ayuno en preparación para la Pascua. El miércoles de ceniza, la Iglesia prevé el ayuno y la abstinencia de la carne. No es sorprendente que el día anterior al miércoles de cenizas sea el martes de Carnaval, que es el último día en el que se puede comer «grasa», sin limitaciones particulares.

Durante la celebración del Miércoles de Ceniza, el sacerdote extiende una pizca de cenizas bendecidas en las frentes de los fieles. Este rito se refiere al significado de las propias cenizas cristianas, a saber, el de recordar a los fieles la transitoriedad de la vida terrestre y la precariedad de la condición humana. Para subrayar el aspecto efímero de la existencia terrestre, también están las fórmulas de advertencia previstas por la liturgia.

El sacerdote, de hecho, en la imposición de cenizas, puede recitar la fórmula tradicional. «Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás». Con esta invitación a la conversión nos referimos a las palabras que el Señor le dijo a Adán. «Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella te sacaron: polvo eres y regresarás al polvo» (Gen 3:19).

O también existe la oración más reciente «Arrepentirse y creer en el Evangelio». Esta última fue introducida por la reforma litúrgica después del Concilio Vaticano II. La ceniza colocada en la cabeza se obtiene de la quema de las benditas ramas de olivo del Domingo de Ramos desde el año anterior.

que-es-la-cuaresma-procesion-istock

El significado de la Semana Santa:

En cuanto al término Cuaresma, se utiliza para indicar el período de tiempo de cuarenta días que anticipa la Pascua. El número 40 tiene un fuerte valor simbólico en la religión cristiana. Cuarenta fueron los días pasados ​​por Jesús en el desierto. Aquí el Señor ayunó cuarenta días y cuarenta noches, y fue tentado por el diablo, como leemos en el Evangelio de Mateo.

Cuarenta son también los días del diluvio universal. Así como los días pasados ​​por Moisés en el Monte Sinaí. O los años que tardó el pueblo de Israel en alcanzar la Tierra Prometida. El significado del Miércoles de ceniza no está separado del de la Cuaresma, que es el tiempo de espera y purificación.

En este período de tiempo hay prácticas que deben observarse, como el ayuno, entendido como abstinencia no solo de los alimentos. Pero también de todo lo que no es sobrio. El miércoles de ceniza no se come carne. Así como el viernes de Cuaresma. Los cristianos están llamados a dar limosna y orar, a prepararse mejor para la venida de la santa Pascua.

Que es la cuaresma duracion

¿Cuándo empieza la Semana Santa?

Cuándo empieza y cuando acaba el período de cuaresma

La Cuaresma, para la iglesia católica, comienza entonces el Miércoles de Ceniza (el día después del Martes de Carnaval) y termina el Jueves Santo antes de la Pascua.

La Cuaresma en realidad dura cuarenta y cuatro días, pero está destinada a recordar los mencionados  cuarenta días de ayuno pasados ​​por Jesús en el desierto después de recibir el bautismo en el río Jordán. Según las Sagradas Escrituras, en esta ocasión, Cristo tuvo que resistir las tentaciones  del diablo tres veces .

Por esta razón , la Cuaresma , en el mundo católico, es sinónimo de penitencia y renuncia, así como de ayuno mientras se espera la llegada de la Pascua.

Historia y origen de la Cuaresma

La Cuaresma es una de las celebraciones más antiguas del calendario cristiano. Como todos los días santos y días festivos cristianos, ha cambiado con los años, pero su propósito siempre ha sido el mismo: el autoexamen y la penitencia, demostrados por la abnegación, en preparación para la Pascua. El padre de la iglesia primitiva, Irenaus de Lyon (c.130-c.200), escribió acerca de tal temporada en los primeros días de la iglesia, pero en ese entonces solo duró dos o tres días, no los 40 que se observan hoy.

En 325, el Concilio de Nicea discutió un período de ayuno de 40 días de Cuaresma, pero no está claro si su intención original era solo para los nuevos cristianos que se preparaban para el Bautismo,  y poco después acabó abarcando a toda la Iglesia.

Conoce el por qué del miércoles de ceniza:

Cómo exactamente las iglesias contaron esos 40 días variaron dependiendo de la ubicación. En el este, se ayunaba entre semana. La Cuaresma de la iglesia occidental fue una semana más corta, pero incluía los sábados. Pero en ambos lugares, la observancia era estricta y seria. Sólo una comida era tomada al día, cerca de la tarde. No debía haber carne, pescado ni productos de origen animal.

Hasta la década de los 600, la Cuaresma comenzó el domingo de la Cuadragésima  pero Gregorio el Grande (c.540-604) lo trasladó a un miércoles, ahora llamado Miércoles de Ceniza.

A lo largo de los años, se han realizado modificaciones a las observancias de la Cuaresma, haciendo que nuestras prácticas no solo sean sencillas sino también fáciles. El Miércoles de Ceniza todavía marca el comienzo de la Cuaresma, que dura 40 días, sin incluir los domingos. Las costumbres actuales de ayuno y abstinencia son muy simples: el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, se lleva a cabo el ayuno fiel (comer solo una comida completa al día y refrigerios más pequeños para mantener la fuerza) y abstenerse de comer carne; En los otros viernes de Cuaresma, los fieles se abstienen de comer carne. Se sigue alentando a la gente a «renunciar a algo» por la Cuaresma como sacrificio. (Una nota interesante es que, técnicamente, los domingos y solemnidades como el Día de San José (19 de marzo) y la Anunciación (25 de marzo), uno está exento y puede participar de lo que se haya ofrecido para la Cuaresma).

Tradiciones durante la Cuaresma

La misma tradición existe en muchas otras religiones, espirituales y filosóficas en todo el mundo. Tiene un carácter casi universal donde el hombre trata de luchar por la perfección.

que-es-la-cuaresma-crucificado-istock

En el primer día de Cuaresma, los cristianos van a la iglesia para celebrar las cenizas. El sacerdote oficia y dibuja una cruz en la frente de los fieles pidiéndoles que se conviertan y crean en el Evangelio. Un símbolo fuerte del luto, las cenizas representan la insignificancia del hombre hacia el Absoluto al que se le promete.

Las otras celebraciones fuertes de la Cuaresma vienen después del Domingo de Ramos (que celebra la Pasión de Cristo y la entrada a la Semana Santa), y son el Jueves Santo (la última comida de Cristo con sus Apóstoles), Viernes Santo ( recordar el viaje de Cristo que lleva su cruz), el Sábado Santo (de luto por el entierro) y, finalmente, el Domingo de Pascua (para celebrar su resurrección), que marca el final del ayuno.

Durante la Cuaresma católica, los domingos no se brinda ayuno. Muchos creyentes aprovechan la Cuaresma para confesar sus pecados. Desde la edad de 14 años, los cristianos se han abstenido de comer carne, especialmente todos los viernes. Púrpura es el color de la Cuaresma, se encuentra en las iglesias en esta época particular del año.

Curiosidades de la Cuaresma

Como no se puede comer carne, se come marisco y pescado. Esto es lo que piensan los mexicanos, donde durante estas fiestas se duplica el consumo de dichos alimentos. Sin embargo, y pese al mal llamado «ayuno», la Iglesia no impide comer, sino que pide que se realice solamente 1 comida al día, de modo que se alimenta de manera frugal, pero sin que nos falte el alimento, pues tampoco se trata de arriesgar la salud.

Ya hemos visto de qué manera conforman algunos su menú de Cuaresma. Pero en siglos pasados y, concretamente, en la Edad Media, no se lo montaban tan bien, ya que los alimentos permitidos para estos días eran el aceite, el pan y el agua. Bien pensado, el pan con aceite no está tan mal, aunque lo vemos como un menú básico.

Lo mejor de todo, ¿a que no adivinas qué es? Resulta que durante la Cuaresma (40 días en total), los fieles que deciden seguir la norma del ayuno, consigue perder peso. Más allá de adelgazar, lo que más agradecen estas personas es que la pérdida de peso es solo un efecto más de que, al mejorar la alimentación, también se adelgaza el cuepo.

Otra curiosidad es que esos 40 días no incluye los domingos. Hay que restarle los seis domingos que van desde el Miércoles de Ceniza hasta el sábado anterior al Domingo de Resurrección.

Qué es lo más importante de la Cuaresma

Cristo resucitado

Imagen de Instagram de solofe333

El sentido de la Cuaresma es recordarnos que Jesús estuvo tentado de sucumbir ante los encantos de ser considerado como un hombre de poder, admirado y aplaudido que podría haber tenido privilegios a su alcance. Esto es, como nos podría suceder y, de hecho, nos sucede a diario al resto de los humanos, hay placeres que a todos nos gustan, sin embargo caer en ellos es perjudicar nuestro espíritu. Y no estamos hablando únicamente de placeres físicos, sino de tentaciones o gustos para el ego.

Cristo con velas en Cuaresma

Imagen de Instagram de diego_karamazov

A todos nos gustan que nos quieran, que nos feliciten y vean como a los mejores, a nadie le disgusta el hecho de que le den un premio o le concedan un reconocimiento. Sin embargo, la vida es mucho más que eso y hay personas que van por el mundo alimentando su ego, volviéndose prepotentes y creídos. Cristo pudo haber sido así y haber caído en esos males para el alma. Pero no lo hizo, sino que luchó internamente contra sus apetencias del mundo terrenal, para dar prioridad a su parte espiritual en la cual nada necesitas del mundo físico, ni siquiera, llevado al extremo, alimento ni agua.

De ahí que la Cuaresma sea importante, más allá del sentido religioso y cristiano, porque nos invita a reflexionar acerca de qué es lo realmente importante en la vida y a despojarnos de todo aquello que creemos necesitar o valorar y que en verdad nos puede estar dañando y despojando de nosotros mismos y de nuestra propia identidad, es decir, que seremos victoriosos cuando seamos lo suficientemente fuertes para no caer en las tentaciones vanales del diablo que, a fin de cuentas, nos acaba condenando.Si aprendemos esto, podremos ser felices y sentirnos mucho más dichosos, porque no echaremos en falta nada y valoraremos más todo cuanto tenemos.

Qué hizo Jesús durante la Cuaresma

En la Cuaresma Jesús se alejó de todo el mundo y se marchó solo al desierto. Allí permaneció durante 40 días y 40 noches durante las cuales cuentan las escrituras que fue tentado por el demonio. Dicen que fue el Espíritu de Dios, su padre, quien le condujo hasta allí para someterle a unas duras pruebas. Tenía que probar su fortaleza y fortalecer su espíritu para enfrentar el desafío que tendría por delante.

Cruz Cuaresma

Imagen de Instagram de colegiomarianistabue

El diablo tentó a Jesús a utilizar su propio poder en su propio beneficio, incitándole a convertir las piedras en pan para saciar su hambre, pues estaba en ayuno. Si realmente era Dios, Él podía hacer eso. Sin embargo, resistió y se mantuvo sin comer ni beber.

La Cuaresma no es más que una preparación espiritual para liberarse de aquello que creemos necesario para nuestras vidas y que solo son ataduras del ego. Obviamente, lo del pan es una mera alegoría, pues el organismo necesita alimento para subsistir, pero sí es cierto que perseguimos cosas que creemos fundamentales para alcanzar la felicidad y para darnos valor. Y estas solo obedecen a nuestro ego que reclama reconocimiento y prestigio. Cuanto más escuchemos nuestro ego, más esclavos somos de él y más nos alejamos de nosotros mismos.

Se trata de reflexionar y de regresar a nuestro interior para escucharnos internamente y regresar renovados y limpios de las impurezas de nuestro día a día.

La Cuaresma para niños

Es bonito introducir a los niños en la tradición de la Cuaresma. Para ellos puede ser una experiencia interesante, a la par que muy enriquecedora. Conocer historias como la de Cristo y todo lo relacionado con sus tiempos, con el sentido religioso de la Pascua y de la propia Cuaresma les gustará. Y el proceso que vivirán internamente también será positivo para ellos si sabemos encaminarlos bien.

Niños en Cuaresma

Imagen de Instagram de parroquiasamc

Un momento especial será el Miércoles de Ceniza. Asistir y participar en el ritual de la ceniza sagrada en la frente será para ellos algo insólito y curioso que despertará su interés. Luego, a lo largo de los cuarenta días que dura este periodo, podemos ir compartiendo con ellos las costumbres propias y, sobre todo, inspirarles a ser mejores personas. Será el momento ideal para liberarles de hábitos o manías que tienen o que están desarrollando como, por ejemplo, pelearse con sus hermanos, quitarles sus juguetes e incluso comer chuches en exceso.

Es una etapa para enseñar a los niños que en la vida hay que hacer sacrificios, pero que estos sacrificios son necesarios y positivos. ¿Y si en vez de merendar ese bollo de chocolate que tanto le gusta se meriendan un bocadillo? Tampoco podemos hacer que un niño practique el ayuno, porque está en etapa de crecimiento y desarrollo y necesita alimentarse bien pero, podemos instaurarle un pequeño sacrificio, pidiéndole que renuncie a algo que le gusta mucho y que no es del todo saludable, reemplazándolo por algo más beneficioso aunque le guste menos.

Pedir a los peques que compartan con su amigo del colegio, su vecino o sus hermanos ese juguete que nunca le presta a nadie. O que tenga un gesto de amabilidad con las personas. Para ellos será como un juego y estarán adoptando hábitos muy beneficiosos para su educación. Lógicamente, debemos darles ejemplos y hacer nosotros también nuestros pequeños (o grandes) sacrificios.

Símbolos de la Cuarema

En los ritos de la Cuaresma hay una serie de símbolos que están muy presentes como son la Cruz, la cruz de ceniza y el color púrpura pero, ¿por qué? Vamos a verlo.

Cuaresma penitentes

Imagen de Instagram de artpohoto_adolph

La Cruz es el símbolo por excelencia del mundo cristiano. Representa y, en especial en la Cuaresma como preludio de la Pascua, la llegada de Jesús a Jerusalén. Anuncia todo lo que Cristo iba a vivir y nos recuerda su final.

La cruz de ceniza, esa famosa cruz que el sacerdote nos pinta en la frente con la ceniza de los olivos quemados simboliza la quema de nuestros pecados y la limpieza de nuestra alma. Es una señal de que ya estamos purgados de lo malo y, por ello, podemos recibir a Cristo.

El color púrpura es el color que Jesucristo vistió en su túnica cuando sufrió el calvario. Es un color que en el mundo cristiano se asocia al sufrimiento y a la penitencia. No obstante y pese a que este es el color más característico de la Cuaresma, hay otros colores como son el rosa y el rojo que se usan el primero el cuarto domingo y el segundo el Domingo de Ramos.

No te pierdas tampoco el siguiente post para seguir aprendiendo:

Galería de imágenes Qué es la Cuaresma: historia y origen

SobreHistoria.com
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar