Escrito por

Origen del Conejo de Pascua: leyenda y significado

Seguro que has oído hablar del conejo de Pascua, sobre todo el los países anglosajones como Reino Unido y Estados Unidos, ya que en estos lugares es muy típico decorar y regalar huevos de Pascua.

Origen del conejo de pascua

Qué es el conejo de Pascua

El conejo de Pascua es el personaje que, durante el Domingo de Pascua, ha ido dejando escondiendo los huevos que los niños tendrán que encontrar en un divertido juego en el que puede participar toda la familia.

En muchas decoraciones de Semana Santa o Easter, como se conoce en los países anglosajones, se puede encontrar al conejito de pascua. Y, al igual que con los huevos, también se suelen hacer conejos de Pascua de chocolate y de azúcar. Por ejemplo, en Alemania es muy típico esta tradición de comer conejitos de pascua dulces.

Ver también Qué es la Pascua y cómo se celebra

El origen del conejo de Pascua

Para hablar del origen del conejo de Pascua tenemos que irnos a las fiestas precristianas y anglosajonas en las que el conejo se utilizaba como símbolo de fertilidad y se asociaba con la diosa Easter, a quien se le hacían homenajes y ofrendas durante el mes de abril en todos los pueblos del norte de Europa. Con el paso del tiempo, esto fue evolucionando y se adaptó a la Semana Santa.

Ver también Qué es el miércoles de ceniza y cuál es su origen

La nueva leyenda cristiana pasó a tener relación con Jesús. Según se cuenta, cuando pusieron a Jesús en el sepulcro que José de Arimatea había hecho, se encontraba un conejo asustado que veía cómo pasaban todas las personas tristes por la muerte de Jesús. El conejo se quedó dentro mientras se preguntaba quién era esa persona y porque le lloraban tanto. Cuando pusieron la última piedra del sepulcro, el conejito se mantuvo en el lugar observando hasta que vio algo sorprendente: Jesús se levantaba y estaba doblando las sábanas con las que le habían envuelto. Después, un ángel vino a quitar la piedra y dejarle salir libre y vivo. Completamente vivo. Entonces el conejo quiso avisar a todo el mundo que había estado llorando la muerte del Hijo de Dios, de que estaba vivo y que no debían estar tristes.

Como el conejito no podía hablar, decidió llevar huevos de colores para transmitirles su mensaje de alegría y de vida. Desde aquel momento, se cuenta, que el conejo de Pascua se presenta cada Domingo de Pascua para dejar huevos de colores en las casa y recordar que Jesús está vivo y tenemos que estar contentos por ello.

Ver también Qué es el Domingo de ramos y cuál es su origen

De aquí se origina la tradición del juego de esconder huevos de pascua para que los niños los encuentren. En Estados Unidos este juego es muy popular y se hace de maneras muy diferentes pero el más conocido, sin duda, es el que se realiza en la Casa Blanca cada año, durante el Domingo de Pascua.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?