Escrito por

Maruja Mallo: vida, obras y curiosidades

Maruja Mallo fue una pintora de la Generación del 27 y una de las mayores ponentes del cubismo y surrealismo en España. Forma parte del grupo de mujeres artistas conocido como Las Sinsombrero. Aunque durante años calló en el olvido debido a su exilio motivado por la Guerra Civil Española, aquí te contamos todo sobre su vida, sus obras y algunas de sus anécdotas.

Quién es Maruja Mallo: biografía

Maruja Mallo nació bajo el nombre de Ana María Gómez González en Viveiro (Lugo) en el año 1902. Debido al trabajo de su padre se trasladan en 1913 a Avilés dónde Maruja ingresa en la Escuela de Artes y Oficios donde conocería al pintor Luis Bayón y con el que después se reencontraría en Madrid.

Maruja Mallo en la Generación del 27

En 1922 llega otro traslado para la familia de Maruja, esta vez a Madrid dónde empezaría a estudiar en la Real Academia de San Fernando junto con su hermano Cristiano. Estos estudios los compaginaba a la vez con la Academia Libre de Julio de Moisés. Es en Madrid dónde se reúne con toda la generación del 27 y se rodea de personalidades del arte como Dalí, Lorca, Concha Méndez, Buñuel, María Zambrano o Margarita Manso. Se dice que era inseparable de Dalí y Lorca pero que sus mejores amistades fueron siempre Concha Méndez y Margarita Manso. Ya que Dalí y Lorca también eran inseparables de Buñuel, Mallo se relacionaría también con el director de cine pero nunca llegaron a congeniar muy bien. De hecho, se dice que Buñuel, cada vez que veía a Maruja decía “¡Queda abierto el concurso de la menstruación!”. Más tarde, Margarita Manso diría en entrevistas que aunque no se esperaban el éxito de ninguno, del que menos lo esperaban era de Buñuel ya que incluso le conocían como “El bruto de Buñuel”. Sin embargo, sí compartirían alguna anécdota como aquella en la que Lorca y Buñuel junto con Maruja y Margarita Manso se dirigían al Monasterio de Silos para escuchar canto gregoriano cuando en la entrada les prohibieron la entrada porque “aquí las faldas no pasan”. Fue entonces cuando Mallo y Manso tomaron las chaquetas de Lorca y Buñuel a modo de pantalón para así poder pasar.

*Maruja Mallo con Ernestina Champourcí y Salvador Dalí

Con quién si duda compartió más que una amistad fue con Rafael Alberti. Se dice que tuvieron muchas idas y venidas debido a la propuesta de amor libre que siempre profesaba Maruja Mallo y que Alberti no terminaba de encajar. Aunque discutían mucho, cuentan que no podían vivir el uno sin el otro. Una de las anécdotas más conocidas de los dos fue la tragedia que sucedió cuando Maruja iba en coche con su amigo Mauricio Röesset (hermano de otra de Las sinsombrero, Marga Gil Röesset que se suicidó por el amor imposible que sentía hacia Juan Ramón Jiménez) que le estaba haciendo de conductor. Tuvieron un accidente y Maruja quedó gravemente herida con mucha sangre. Cuando su amigo la vio ensangrentada pensó que le había matado y se suicidó. Cuando supo de todo el suceso, Alberti que se había enfadado con Maruja y se habían separado, volvió rápidamente a Madrid para reconciliarse con ella.

*Maruja Mallo y Rafael Alberti

En el año 1927 se une a pintor Benjamín Palencia para fundar la primera Escuela de Vallecas. Durante toda la década de los años trabajó en varias publicaciones de carácter literario como El Almanaque Literario, La Gaceta Literaria o La Revista de Occidente, fundada por Ortega y Gasset, quién conoce sus cuadros y se queda tan maravillado de ellos que decide montar una exposición en la revista. Fue la primera y única exposición que albergó la Revista de Occidente y fue un gran éxito.

Maruja Mallo y Las Sinsombrero

*Las sinsombrero

Otra anécdota del grupo muy conocida es aquella en la que Dalí, Manso y Mallo decidieron quitarse el sombrero, que por entonces era señal de una posición alta en la sociedad o incluso sinónimo de tener estudios. La propia Maruja contaba que les llegaron a apedrear mientras pasaban por la Puerta del Sol, llamándoles “maricones” porque como explica la pintora en alguna entrevista “se conoce que por no llevar sombrero nos identificaban con el tercer sexo”. Los tres tuvieron que refugiarse en el subterráneo mientras Dalí les seguía provocando confirmándoles que sí eran del “tercer sexo”. Debido a esta anécdota, a las mujeres que formaron parte de la Generación del 27 se les conoce como las Sinsombrero. Hay todo un proyecto en marcha para darles a conocer ya que muchas de ellas han quedado ocultas dando solo relevancia en la historia a sus compañeros masculinos. Podéis encontrar más información en www.lassinsombrero.com. Entre los trabajos que llevan a cabo se encuentra un libro sobre ellas y dos documentales producidos por RTVE. Aquí os dejamos los dos documentales:

Maruja Mallo durante la Segunda República Española

Durante los años 30 Maruja colaboró con Alberti en algunas creaciones como los decorados de Santa Casilda o en libros como Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos. Durante estos años también, pinta su serie de Cloacas y Campanarios.

En 1932 es becada para ir a París donde se reunirá con pintores de la talla de Miró, Bretón o Magritte, a los que admirará profundamente y de los que tomará claras influencias para comenzar su etapa surrealista en la que tendrá éxitos como su exposición en la Galería Perre Loeb o la creación de su increíble obra el Espantapájaros, considerada una de las grandes obras del surrealismo.

En 1933 regresa a Madrid para colaborar con la Sociedad e Artistas Ibéricos y durante esta etapa mostrará mucho interés en la geometría, el orden y cómo tienen cabida en la naturaleza. Fiel defensora de la República, durante este año impartirá clases de dibujo en en el Instituto de Arévalo y también en el Instituto Escuela de Madrid y en la Escuela de Cerámica de Madrid, donde creará una serie de platos desaparecidos en la actualidad.

En esta etapa mantiene una relación amorosa con Miguel Hernández con quién trabaja en Los hijos de la piedra. Podemos ver la influencia de la pintora en Hernández en obras como El rayo que no cesa.

Durante el año 34 y 35 sigue haciendo exposiciones en ciudades como Londres y Barcelona mientras participa en acciones como Misiones Pedagógicas en su tierra natal. Será justamente en Galicia donde le sorprende la Guerra Civil.

Maruja Mallo en la Guerra Civil

Mientras Maruja está en Galicia, estalla en el año 36 la Guerra Civil y se ve obligada a huir a Portugal donde le espera Gabriela Mistral que era por aquel entonces embajadora de Chile en Portugal. Será Mistral quién, a través de una invitación de Amigos del Arte lleve a Maruja a Buenos Aires a dar algunas conferencias sobre la plástica española. Finalmente se quedaría en Buenos Aires durante todo su exilio, que duró nada más y nada menos que 25 años. Durante su exilio siguió pintando y los lugares que visitó fueron de gran influencia en su pintura.

Maruja Mallo en el exilio

*Maruja Mallo con Andy Warhol

Maruja consigue ser muy reconocida en Argentina mientras colabora en la revista Vanguardia Sur (Borges también colaboraba) y se dedica a hacer grandes viajes por Argentina, Uruguay y Chile, llevando también sus exposiciones a París, Brasil y Nueva York.

Durante esta época seguirá con su serie del Trigo pintando Sorpresa del trigo y seguirá con obras también muy reconocidas de la pintura como Arquitectura humana, Canto de espigas y Mensaje del mar.

*Sorpresa del trigo de Maruja Mallo

En 1939 es invitada a Santiago de Chile para un ciclo de conferencias y aquí conocerá las playas de Chile que dejarán huella en su obra con las famosas conchas de su serie Naturaleza viva.

*Naturaleza viva de Maruja Mallo

También en este año publica su libro “Lo popular en la plástica española a través de mi obra” y sigue conociendo las playas de Punta del Este y Punta Ballena donde serán tomadas la serie de fotografías en las que Maruja aparece bañada por un manto de algas.

*Maruja Mallo cubierta por algas

En 1945 viaja a Chile para hacer unos viajes a Viña del Mar y a la Isla de Pascua junto a Neruda, para encontrar inspiración para realizar un mural que le encargó un cine en Buenos Aires. La isla de Pascua realmente impresionó a Maruja ya que encontró naturaleza pura sin explotar. En 1949 se traslada a Nueva York mientras siguen sus exposiciones en Buenos Aires, Nueva York y parís. Finalmente, regresará a España en 1962.

El regreso a España de Maruja Mallo

La propia Maruja Mallo reconoció que no sabe muy bien por qué volvió a España, ya que todos sus amigos “están en el exilio o bajo tierra”. Además, regresaba con miedo porque “creía que Franco podía acordarse de mí”. Sin embargo, la sorpresa fue aun mayor cuando no solo era Franco quién no se acordaba de ella, sino que nadie recordaba quién era Maruja Mallo ni sus obras. La pintora dijo en alguna ocasión que no le importaba no vender obras pero que buscaba un reconocimiento que merecía y que se lo habían negado. Mientras ve como desaparece su vida pública que había cosechado en Latinoamérica, Estados Unidos y Francia, vuelve a trabajar para la Revista de Occidente.

Su última etapa como pintora se registra a sus 77 años cuando realizó Los moradores del vacío. En 1980 le conceden la Medalla de Oro de Bellas Artes y en el año 82 le otorgan el Premio de Artes Plásticas de Madrid. Aunque Maruja fue olvidada durante muchos años, la época de la Movida y del arte pop hicieron que volviera al panorama artístico.

Para saber más sobre la vida de Maruja Mallo te recomendamos ver esta entrevista que realizó para el programa A fondo en el año 1980:

Maruja Mallo: arte y obras

Aunque las obras de Maruja Mallo más conocidas son las Verbenas, La sorpresa del Trigo y Naturaleza Viva, aquí puedes ver otras de sus obras:

  • La verbena (1927)
  • La kermesse (1928)
  • Canto de las espigas (1929)
  • La huella (1929)
  • Tierra y excrementos (1932)
  • Sorpresa en el trigo (1936)
  • Figuras (1937)
  • Cabeza de mujer (1941)
  • Máscaras (1942)
  • Serie Las naturalezas vivas (1942)
  • El racimo de uvas (1944)
  • Oro (1951)
  • Agol (1969)
  • Geonauta (1975)
  • Selvatro (1979)
  • Concorde (1979)
  • Máscara tres-veinte (1979)
  • Airagu (1979)
  • Acróbatas macro y microcosmos (1981)
  • Acróbatas (1981)​
  • Protozaorios (1981)
  • Panteo (1982)
  • Acróbata (1982)​
  • Protoesquema (1982)8
  • Razas (1982)8
  • Viajeros del éter (1982)8

También te interesa ver Los pintores más famosos españoles y sus obras más conocidas

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos