Escrito por

Quiénes eran los jacobitas: historia y guerras

La historia está plagada de personajes y de nombres variopintos y curiosos. Uno de estos son los jacobitas. ¿No los conoces? Te explicamos Quiénes eran los jacobitas: historia y guerras que pelearon. El nombre lo toma del rey Jacobo II, un monarca católico que fue destronado por su hija y por su yerno, ambos protestantes. Inició un movimiento político para restaurar la Casa de Estuardo en las coronas de Escocia e Inglaterra.

Antecedentes de los jacobitas

quienes-eran-los-jacobitas-historia2

Los orígenes primeros del jacobismo hay que buscarlos en la Inglaterra del siglo XVI, cuando el rey Enrique VIII y su hija, Isabel I, deciden enfrentarse al Papa, rechazando su autoridad e imponiendo el protestantismo como reinante en el territorio. Desde este momento, en Inglaterra, la cabeza de la iglesia ya no será el Papa de Roma, sino el propio rey quien es a su vez jefe de Iglesia Anglicana junto con su hija.

Escocia e Inglaterra se enfrentan en el siglo XVII, en lo que se conoce con el nombre de Guerra de los Obispos. Aquí, la Casa de los Estuardo, personalizada en la figura de Carlos I de Inglaterra es destronada y el rey decapitado. Se instaura entonces la Commonwealth que abarca a Inglaterra, Escocia e Irlanda y en manos de Oliver Cromwell, un líder militar y miembro del Parlamento británico.

En 1659 regresa la monarquía de los Estuardo con Carlos II, e Inglaterra vuelve a tener un rey católico. Y a su muerte le sucede en el trono Jacobo II, quien reinó hasta que fue destronado en la Revolución Gloriosa de 1688. El monarca tuvo que huir a Francia y aunque contó con el apoyo de los irlandeses y de parte de los clanes escoceses, sin embargo, no logró sus objetivos de recuperar la corona.

Conoce más de los Estuardo:

Jacobo II y el jacobismo

quienes-eran-los-jacobitas-historia3

Jacobo II de Inglaterra nació en Londres en el año 1633. El hijo de Carlos I y de Enriqueta María de Francia fue también rey de Escocia e Irlanda, en estos últimos bajo el apodo de Jacobo VII. También recibió los títulos de duque de York y Albany. Participó en la guerra de España contra Inglaterra luchando a favor de los españoles y al subir al trono su hermano Carlos II, pasó a ser almirante supremo de Inglaterra. Contrajo matrimonio con la hija del conde de Clarendon, Ana Hyde, y tras la muerte de ella, decide convertirse a la fe católica. Sin embargo, el Gobierno Inglés no estaba dispuesto a dejar que un católico tuviese el mando del país y Jacobo fue poco a poco excluido de los cargos públicos.

Al morir su hermano, Jacobo ya es rey. Y es partir de entonces que tiene que sofocar varias rebeliones que intentan apartarlo del trono. Finalmente, sin apenas apoyos y tras ser vencido en la Gloriosa, tiene que salir del país destino a Francia, abandonando el trono.

El jacobismo quería que regresara a Inglaterra y a los territorios escoceses e irlandeses la monarquía católica. Sin embargo, pese a todos los intentos, el movimiento ideológico, político y militar fracasó siempre tras vivir varios levantamientos.

Levantamientos jacobitas

Dentro del jacobismo podemos diferenciar hasta tres rebeliones o levantamientos jacobitas. Veamos las características de cada uno de ellos.

Levantamiento jacobista de 1715

quienes-eran-los-jacobitas-historia4

Antes de iniciarse el levantamiento jacobista de 1715 hay que hacer mención a la revuelta o Guerra Guillermita que tiene lugar en Irlanda. Todo comienza en 1869 cuando el rey Jacobo II, contando con apoyos de los irlandeses, se traslada a este país que en aquel momento era posesión de Inglaterra. Contaba con el apoyo de soldados franceses, pero cualquier esfuerzo fue en vano, ya que Guillermo III de Inglaterra venció a los jacobitas y consolidó el protestantismo en el territorio. Esto sucede en la batalla del Boyne, que termina con el exilio de Jacobo II a Francia hasta su muerte y el triunfo de Guillermo de Orange.

El Levantamiento jacobita de 1715 se produce un año después del ascenso al trono británico de la Casa Hannover. Y es que a partir de este hecho, las revueltas se hacen más persistentes y las diferencias entre católicos y protestantes se recrudecen dificultando las relaciones. La sublevación de 1715 surge porque los partidarios jacobistas quisieron restaurar la Casa de Estuardo en la persona de Jacobo III, heredero de Jacobo II. Sin embargo, los Hannover eran superiores y ganaron la sublevación, obligando a la Casa Estuardo al exilio y sin esperanzas de volver a ocupar el trono.

Levantamiento jacobita de 1719

En 1713 se había firmado el Tratado de Utrecht. Y tras perder el apoyo de Francia, la Casa Estuardo decide pedir apoyo a España, para que le ayudase a recuperar su corona. El monarca logra el apoyo español y más de siete mil trescientos soldados españoles participaron en las revueltas jacobitas en Gales y Escocia. El movimiento consiguió hacerse con el control de Londres, lugar donde se coronó a Jacobo III. Pero la alegría duró poco porque los jacobitas fueron derrotados por los británicos en la batalla de Glenshiel en 1719.

Levantamiento jacobita de 1745

Tiene lugar en plena Guerra de Sucesión austríaca. Luis XV se compromete a derrotar la monarquía británica de Hannover y que regrese la Casa de Estuardo al poder. Pero, además de innumerables contratiempos, el rey Carlos se encontró con que la población civil no quiso apoyar a los católicos. Tras sucesivos intentos por formar un grupo preparado de hombres dispuestos a luchar por la causa, finalmente la batalla de Culloden pone fin a las ilusiones jacobitas.

Te puede interesar:

Galería de imágenes de Quiénes eran los jacobitas: historia y guerras:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos