Escrito por Tendenzias

Biografía y curiosidades de María Estuardo: vida, relaciones y muerte

Vamos a hablar, a lo largo de este artículo, de María Estuardo, quizás la reina más famosa que ha tenido Escocia, y las vicisitudes que tuvo a lo largo de su dilatada vida, tanto en su territorio natal, como en Francia. Analizaremos su biografía, curiosidades, sus relaciones y su muerte.

Quién fue María Estuardo

María Estuardo, Maria Stuart, por su nombre en su escocés nativo, fue reina consorte de Francia, reina de Escocia y reina titular de Inglaterra e Irlanda. Con tan sólo cinco años se trasladó a tierras galas, donde pasó toda su infancia y se casó con el Delfín, que fue coronado rey como Francisco II, pero moriría un año después. En su regreso a Escocia, se casó dos veces, y tuvo varias luchas por la disputa del poder, que le llevaron a abdicar en su hijo Jacobo VI. Fue apresada por los nobles escoceses, pero consiguió huir, por lo que pidió ayuda a Inglaterra. Sin embargo, fue acusada de conspirar para intentar asesinar a la reina Isabel I y terminó siendo condenada a muerte en la capital británica.

Vida de María Estuardo

María Estuardo nació en el palacio de Linlithgow, a 24 kilómetros al noroeste de Edimburgo, el 8 de diciembre de 1542. Hija de Jacobo V de Escocia y de María de Lorena, se convirtió en reina antes de cumplir una semana de vida, ya que su padre falleció prematuramente. James Hamilton ejerció como regente en este tiempo. Con cinco años se trasladó a Francia, país que le terminaría marcando considerablemente. Leía poesía en francés y estudiaba autores clásicos y renacentistas. Fue prometida del Delfín, con el que se terminaría casando, aunque murió un año y medio después. Durante ese tiempo, 1559-1560, fue reina consorte de Francia, habiendo sustituido a Catalina de Médici. María era además, la segunda en línea de sucesión al trono de Inglaterra, tras su prima Isabel I, aunque la Iglesia católica decía que la monarca inglesa era bastarda, por lo que legítimamente le pertenecería la corona a María Estuardo.

Tras morir su esposo y su madre, vuelve a Escocia, donde como reina tiene que afrontar una división del país, un tanto peliaguda, entre católicos y protestantes. A ella, ferviente católica, le acusan de no defender lo suficiente la causa.

Mientras tanto, la relación con su prima Isabel I, sigue siendo más bien mala, ya que ésta última rechaza reunirse con ella Escocia.

María se casó con Lord Darnley, primo hermano suyo, también católico, provocó una revuelta protestante. María tuvo un hijo con él, en 1556, Jacobo. Darnley, sin embargo, celoso por la amistad que mantenía con Davide Rizzio, secretario privado suyo, conspira contra la reina y asesina al supuesto espía del Papa. Cuando parecía que la reconciliación era posible, Darnley aparece muerto.

El conde de Bothwell, tercer marido de María parece que fue el instigador del asesinato de Darnley, pero la nobleza escocesa se revela contra ambos y María cede el trono a su hijo.

Tras ser raptada y encarcelada en Loch Leven, María Estuardo consigue escapar y huye a Inglaterra, donde su prima, Isabel I, la encarcela.

Después de haber sido borrada de la línea sucesoria, parece que su paje, Anthony Babington, conspira para asesinar a su prima. María Estuardo es condenada a muerte y fallece el 8 de febrero de 1587, en el castillo de Fotheringhay, con 45 años de edad. Se puso un vestido rojo para ser considerada mártir católica.

Relaciones de María Estuardo

María Estuardo se casó por primera vez con Francisco II de Francia, que falleció un año y medio después de su matrimonio, que estaba concertado de tiempo atrás.  Un fallecimiento, que provocó que Francia reconociera la legitimidad de Isabel I, para gobernar Inglaterra. Podemos decir que tuvo tres relaciones, o al menos tres matrimonios.

De vuelta a Escocia, se casa con Enrique Estuardo, duque de Albany, alias Lord Darnley, y también descendiente de Enrique VII de Inglaterra, por ende, primo suyo. Darnley pidió el título de rey, y al ser noble inglés enfureció este matrimonio a Isabel I, que consideraba que tenía que autorizar este matrimonio. Tras aparecer, supuestamente asesinado Darnley, después de haber matado a Davide Rizzio, del que había rumores que tuvo un romance con María Estuardo. En 1566, había dado  a luz, al heredero al trono, Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, en el castillo de Edimburgo, fruto de su relación con Darnley.

Su tercer marido fue Jacobo Hepburn, conde de Bothwell, supuestamente implicado en la muerte de Darnley, que acabaría pasando sus últimos días en Dinamarca.

María Estuardo en el poder

María Estuardo estuvo en el poder, en dos territorios distintos. Si bien es cierto, que se formó en Francia, el repentino fallecimiento de su esposo, provocó que sólo dirigiera los destinos del país galo, durante año y medio. En Escocia, fue reina desde 1542, cuando accedió al trono, con sólo una semana de vida, hasta 1567, cuando se vio obligada a abdicar en favor de su hijo Jacobo.

Su presencia en el trono escocés fue muy turbulenta, ya que el país estuvo siempre en lucha, entre los nobles de un lado y de otro, ya que las facciones católica y protestante estaban profundamente enfrentadas, algo que ha llegado hasta la época moderna. En Francia, en cambio, tuvo un periodo más plácido.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Muerte de María Estuardo

María Estuardo muere ejecutada, tras ser declarada culpable por traición, siendo decapitada en 1857 en el castillo de Fotheringhay. Las intrigas palaciegas forman parte de la sociedad de la época y de las luchas de poder que acabaron teniendo ese final trágico. Inicialmente, fue enterrada en la catedral de Peterborough, pero posteriormente, fue trasladada a la abadía de Westminster, en Londres, donde yace a tan sólo 9 metros de su prima, Isabel I.

Curiosidades de María Estuardo

La vida de María Estuardo nos deja muchas curiosidades al respecto. Era una persona tremendamente culta, pues a parte de su escocés nativo, hablaba español, latín, francés, griego e italiano. Además cultivaba la prosa, la la costura, la equitación y la cetrería. En su ropa formal, tenía la frase, en escocés ‘En mi final está mi comienzo’, mientras que llama la atención que se disfrazara de lavandera, para huir de su cautiverio en Loch Leven.

También te puede interesar:

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos