Escrito por

Las Relaciones de Servidumbre

Continuamos en Sobrehistoria repasando los rasgos más significativos de la Edad Media. Como trabajamos en artículos previos, en el marco del Sistema Feudal se dan dos formas de relaciones sociales que son preponderantes: las relaciones de vasallaje (de las que hablamos tiempo atrás) y las relaciones de servidumbre que explicaremos a continuación.   

 

Como en cada período de la historia, en el seno de la sociedad se establecen formas de explotación económica en las cuales no sólo se utilizan los recursos naturales (la tierra, los animales, etc) sino también recursos humanos: los trabajadores. Pues en el marco sistema feudal característico de la Edad Media en Europa, la fuerza de trabajo –los trabajadores- se conseguían gracias a estas “Relaciones de Servidumbre”. Veamos en qué consisten.

Como explicábamos en los artículos previos, el poder estaba en manos de los Señores Feudales que eran nobles que habían recibido -del rey o de otro noble más poderoso- un conjunto de tierras (llamadas señorío o feudo) en virtud de una relaciones de vasallaje.  ¿Qué hacía el Señor Feudal con las tierras que recibía? Pues las explotaba, principalmente a través de la agricultura. Pero no era él ni su familia quienes trabajaban la tierra.

¿Quiénes hacían el trabajo entonces? El trabajo lo hacían los campesinos que vivían dentro del señorío quienes estaban obligados a ello. Esto se debía a que cuando el Señor Feudal recibía las tierras, recibía también derechos sobre sus habitantes. Se llama, entonces, “Relación de servidumbre” a la relación que se establece entre cada señor feudal y los campesinos (siervos) de sus tierras.

La relación de servidumbre implica que el Señor Feudal permite al siervo la utilización de una parcela de tierra dentro de su Señorío para que la habite y la trabaje. Además el Señor Feudal debe proporcionar al siervo protección.

A cambio del uso de las tierras y la protección, el Siervo debe darle al Señor Feudal una retribución. A esta retribución de la llama “tributo” o “renta”, y puede ser un tributo en especie (es decir, con productos producidos por el siervo como, cultivo, animales, etc), tributo en dinero o tributo en trabajo (trabajando en las tierras propias del señor llamadas “reserva señorial”). Además de los tributos, el siervo está obligado a usar los molinos, puentes y hornos del señor feudal, por lo cual debe pagar un impuesto a su señor.

 

 

fuentes:

Canal Encuentro

abc.gov.ar

 

Imágenes:

1 y 2. ilustraciones en Las muy ricas horas del Duque de Berry, 1410. En wikipedia.

3. Ilustración que grafica cómo era un señorío medieval, en Encuentro.gov.ar

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos