La brujería a través de los tiempos I

La historia de las brujas se remonta, según los escritos, a la Edad Media. Es en esta época cuando a la brujería se le pone nombre y se la define como las creencias y estudios de poderes sobrenaturales. La presencia e influencia de las brujas en la sociedad era mayor de lo que mucha gente […]
SobreHistoria.com

La historia de las brujas se remonta, según los escritos, a la Edad Media. Es en esta época cuando a la brujería se le pone nombre y se la define como las creencias y estudios de poderes sobrenaturales. La presencia e influencia de las brujas en la sociedad era mayor de lo que mucha gente pensaba, aunque la creencia en sus poderes dependía de la cultura y la zona en la que estuviesen.

La brujería a través de los tiempos I

Ante el auge y relevancia que empezó a tomar la brujería, al llegar el siglo XV la Iglesia decidió acabar con ellas y cazarlas. Literalmente. Apoyada en la moralidad, la Iglesia se dedicó a cazar a toda mujer que hiciera algo mínimamente sospechoso, pagando con su vida. La psicosis llegó a tal extremo que las mujeres fallecidas se contabilizaron por miles.

La brujeria a traves de los tiempos i organizacion

Y es que, para dar más credibilidad a las cacerías y persecuciones de brujas, desde la Iglesia relacionaron brujería con diablos, súcubos, demonios y otros entres malignos que se tenían por reales.

Es más, la idea de que vivían entre los humanos estaba aceptada en el mundo conocido. Algunos inclusos les atribuían poderes curativos, pero también maléficos. Igual que podían curar una enfermedad, podían producirla, maldecir a alguien, a su estirpe. También se pensaba que podían modificar el clima, dejar estéril a otra mujer o forzar el amor con un hechizo.

Organización de las brujas

La creencia que más poder otorgó a las brujas fue la de su capacidad para acabar con la vida de alguien con tan sólo mirarle. El poder fáctico que se les había dado a las brujas era tal, que la amenaza para la hegemonía de la Iglesia les pilló casi por sorpresa.

La brujeria a traves de los tiempos i hechizos

Fue la propia Iglesia quien las describió en algunos escritos. Aseguraban que se organizaban en aquelarres de 12 brujas, donde practicaban conjuros y compartían sapiencia. Obviamente, en todo aquelarre había una un líder que, en este caso, era un hombre.

A este líder masculino se le representaba habitualmente con forma de animal con cuernos y siempre de negro. Una figura perturbadora y tétrica, en torno a la cual se organizaban las brujas. Sus ritos de culto eran habituales y se reunían como mínimo dos veces por semana. Todo para estar al día de lo que ocurría en cada congregación.

La brujeria a traves de los tiempos i

Es más, se ha llegado a especular con que esta reunión era una inversión sacrílega y de mofa de una misa. Lo llamaban el Sabbat y era el rito en el que las brujas renovaban su pacto con el diablo. Incluso se llegaba a comulgar con una hostia negra, recitar el Credo al revés y comer carne humana. Esta carne solía ser de los sacrificios hechos, que también incluían a niños.

Estos sacrificios tenían como compensación, recibir poderes sobrenaturales de Satán. A cambio, ésta le vendía su alma y le prometía fidelidad eterna.

Poderes de las brujas

¿Qué poderes reales se les atribuía a estas brujas? El más llamativo era el de volar. De hecho, esta leyenda se ha perpetuado hasta hoy en día. Usaban sus escobas para largos desplazamientos por el aire. Una escoba que también se relacionaba con la promiscuidad de la que hacían gala. Las brujas eran casquivanas y viciosas en el arte del amor.

La brujeria a traves de los tiempos i poderes

No obstante, hay una teoría que mantiene que los vuelos no eran literales. Estos vuelos de los que hablaban los daban mediante el uso de drogas potentes como el beleño o la belladona.

Otro poder que se atribuye a las brujas es su capacidad para convertirse en animales. Obviamente, el animal depende de la zona en la que se cuente la historia. Lo más habitual era que se transformaran en gato o en cuervo. Una habilidad que era muy útil para acercarse a sus enemigos sin ser percibidas.

Cacerías de brujas

Así las cosas, cuando la Iglesia inició su cacería de brujas, ésta fue cruenta como pocas. Toda mujer que era acusada de brujería, tenía muchas opciones de morir. Independientemente de que fuera bruja o no. Especialmente dura fue la represión en los pequeños pueblos donde la autoridad era colectiva. Eran los propios vecinos quienes decidían quien vivía y quien no.

La brujeria a traves de los tiempos i pocimas

Advertisement

A pesar de ello, donde había autoridad, la cosa no era muy distinta. Los regentes decidían el destino final de la presunta bruja, basándose en la acusación hecha. A veces, el pecado se condonaba con una multa, pero la muerte era el destino final de la mayoría. Y eso que ya había leyes que prohibían matar a alguien sin pruebas para condenarle.

Los historiadores que han tratado el tema, han recopilado cifras y son abrumadoras. En la Edad Media se condenó a más de 100.000 brujas, de las que 50.000 fueron ejecutadas.

La brujeria a traves de los tiempos i hora

Una de las formas más famosas de enjuiciar a las brujas, era con la ayuda del mar. Se las ataba a su escoba y eran lanzadas al agua desde un acantilado. Si volaban, demostraba ser una bruja y debía volver para ser quemada en una pira. Si no era capaz de zafarse y huir, moría ahogada pero se iba al cielo con Dios. Huelga decir que pocas volaron.

También te puede interesar:

La brujería a través de los tiempos I
4.47 / 5
4.47 - 43 Votos

También te puede interesar