Escrito por

Francisco I de Francia – Padre y Restaurador de las letras

Durante la Edad Media, Europa comenzaba a definirse, fronteras, religión, sociedad, economía, etc. Con la llegada del Renacimiento, la mentalidad de la Sociedad comienza a cambiar. El conocimiento, la cultura, las artes y las ciencias toman interés no sólo entre la comunidad científica sino que también entre los estratos más altos de la sociedad, la monarquía. Reyes como Carlos I en España o Francisco I de Francia al que se le considera Padre y Restaurador de las Letras, fueron en gran parte artífices de estos cambios. ¿Queréis saber cómo?.

Biografía de Francisco I de Francia

Luis XII, moriría el 1 de enero de 1515 sin descendencia, su empeño por obtener un hijo varón que asegurara la continuidad en el trono de Francia, fue en vano. Tres meses antes de fallecer, contrajo matrimonio con María, hermana del rey inglés Enrique VIII con la única esperanza de dar a Francia un heredero.

Había que buscar un pretendiente al reino de Francia, con la muerte del rey la rama de los Valois-Orleas quedaría extinta. Existía otra rama troncal, la perteneciente a la casa de los Valois-Angulema y dentro de esta casa existía un joven de 20 años. El día 25 de enero de 1515, Francisco I es coronado en la Catedral de Reims.

Francisco nació en Cognac el 12 de septiembre del año 1494, sus padres eran un tanto peculiares con una madre muy inteligente, culta y voluntariosa, Luisa de Saboya, mientras que su padre Carlos de Angulema, era lo que hoy llamaríamos un verdadero “vividor”, marido infiel pero gran seguidor de los textos de Boccace. Cuando Francisco cumple los dos años su padre fallece el 1 de enero de 1496, suceso que deja en una situación difícil a la joven viuda y su hijo.

Luis de Orleans, que más tarde reinaría bajo el nombre de Luis XII, se hizo cargo de la tutela de pequeño Francisco, tomando todas las decisiones que atañen al pequeño, eso incluía la educación que éste iba a recibir. Cuando Luis de Orleans llega al trono de Francia, se traslada hasta el valle del Loira, al castillo de Amboise, con el rey también se trasladaría Francisco y su joven madre, donde el pequeño recibirá una educación cortesana.

A partir de este momento el nuevo Rey de Francia, Luis XII decidirá con que personas debe relacionarse el joven Francisco, algo que no gusta nada a la madre de éste, que prefiere que se cultive y que no abandone su educación.

Juventud y Educación

Al joven Francisco le comienzan a interesar las letras y no pierde el tiempo perdiéndose entre los cientos de volúmenes con los que contaba la biblioteca de su abuelo, Juan de Angulema. Entre sus tutores e instructores, representantes de la nueva corriente procedente de Italia y que estaba llegando a Europa en forma de nuevo pensamiento, el Humanismo. 

Francisco recibe influencias de las nuevas corrientes religiosas provenientes tanto de Flandes como de Italia, en gran parte influenciado por su hermana mayor Margarita, a pesar de todo Francisco siempre se sentirá fiel a Roma.

Su educación fue muy intensa, sabía hablar tanto Italiano como Español, además de su lengua materna Francés. Los nuevos territorios descubiertos en ultramar, le interesan. Le apasiona la cartografía y le interesa sobremanera conocer la extensión de los nuevos descubrimientos.

Como un buen hombre de corte le gusta la caza, en especial la caza de ciervo, también disfruta con los juegos de pelota y los torneos. Un joven fornido y muy influenciado por los antiguos héroes clásicos, como los que describe Plutarco. Aprende distintas técnicas militares, la lucha cuerpo a cuerpo del que parece ser bastante habilidoso.

Su juventud por lo tanto discurre feliz y ajeno a los problemas del país, sueña con grandes gestas militares. Se casó con 19 años con la hija de Luis XII y Ana de Bretaña, Claudia de Francia. Francisco es el único hijo de Carlos de Orleans, una dinastía emparentada con los Valois y por lo tanto, con derechos al trono de Francia.

Cuando Luis XII, fallece sin descendencia, había dejado un legado en forma de joven que aunque no había sido su hijo, había sido educado y tratado como tal. El Rey muere el 1 de enero de 1515 y el 25 de ese mismo mes, con 20 años de edad, Francisco es proclamado en la catedral de Reims, Rey de Francia, reinando bajo el nombre de Francisco I.

Príncipe del Renacimiento

Como bien adelantábamos anteriormente, el Humanismo una nueva corriente de pensamiento, comienza a expandirse por toda Europa y claro está llega a Francia en la época de juventud de Francisco, recibiendo distintas influencias sobre todo por parte de sus instructores.

El Renacimiento supuso una ruptura con lo anterior, frente a las ideas medievales, el humanismo rompe con la idea de Dios como centro de todo para pasar a ser el hombre, una filosofía totalmente distinta a la que hasta ahora había imperado.

loadInifniteAdd(44636);

Con principios como que la felicidad no se debe buscar en Dios sino en la tierra, el hombre tiene que ser feliz en vida, no esperar recompensas celestiales. Francisco I forma parte de este nuevo movimiento, ayudando en la difusión de las nuevas ideas provenientes de Italia. Se preocupó de traer los mejores artista a Francia, como Leonardo de Vinci  quién influenció en la arquitectura de algunos castillos del Loira, en concreto el de Chambord.

Leonardo se instala en Francia y con el llegan sus obras más representativas como la Gioconda o La Virgen, el Niño Jesús y  Santa Ana. Es el propio Francisco quien le confía diversos trabajos como es la organización de fiestas en Amboise, diseño de trajes para fiesta y diario, pero sobre todo el diseño de distintos castillos. Tanto es así que Leonardo De Vinci fallece en la residencia del rey de Francia, en el Castillo de Amboise.

Dentro de esta nueva corriente renacentista, cabe destacar dos Castillos edificados bajo el reinado de Francisco I el Castillo de Blois y el de Fontainebleau.

Descendencia

Francisco se casó con Claudia de Francia, a la edad de 19 años, hija de su mentor y antecesor en el reino de Francia, Luis XII. De este matrimonio nacerían 7 hijos, cuyos nombres son:

  • Luisa – Nacida el 19 de agosto de 1515 y fallecida el 21 de septiembre de 1517, a los dos años de edad y  comprometida con Carlos I de España.
  • Carlota – Nacida el 23 de octubre de 1516 y fallecida el 8 de septiembre de 1524. Su muerte se debió a enfermar de rubeola, un hecho que inspiró a su tía Margarita, reina de Navarra, el poema reformista titulado Diálogos en forma de visión nocturna.
  • Francisco – Nacido el 28 de febrero de 1518 y fallecido el 10 de agosto de 1536, con tratamiento de Delfín y duque de Bretaña.
  • Enrique – Nacido el 31 de marzo de 1519 y fallecido el 10 de julio de 1559. Ostentó el título de duque de Orleans, después Delfín de Francia y por último Rey de Francia con el nombre de Enrique II.
  • Magdalena – Nacida el 10 de agosto de 1520 y fallecida el 9 de septiembre de 1537. Llegó a convertirse en Reina de Escocia, tras su casamiento con Jacobo V. Su vida finalizó por culpa de la tuberculosis.
  • Carlos – Nacido el 22  de enero de 1522  y fallecido el 9 de septiembre de 1537. Ostentó el título de Duque de Angulema.
  • Margarita – Nacida el 5 de junio de 1523 y fallecida el 14  de septiembre de 1574. Ostentó los títulos de Duquesa de Berry y Duquesa de Saboya gracias a su matrimonio con el Duque Manuel Filiberto de Saboya. Llegó a ser considerada candidata a esposa de Enrique VIII tras la muerte de Jane Seymour.

Política Exterior

Marchó contra Italia donde tras el triunfo en la batalla de Marignano, consiguió unos importantes tratados de paz que le daría a la monarquía francesa la estabilidad de sus fronteras, sobre todo en los cantones suizos. Entre sus mayores triunfos en Italia hay que destacar la cesión del Milanesado. Algo que no gustó mucho en el resto de Europa, llegando a provocar una cierta desestabilización en la política europea, hasta el punto de una intervención posterior por parte del Emperador español Carlos I, en Italia.

Italia podía ser la pieza desequilibrante y motivo de múltiples enfrentamientos entre España y Francia. Quizás una de las más sonada fue la Batalla de Pavía en 1521-1525, donde Francisco fue hecho prisionero y obligado a firmar el Tratado de Madrid en 1526, donde debía renunciar a sus derechos sobre el Milanesado, Génova y Nápoles, además de otros territorios mucho más cercanos y pretensiones de Aragón como era la Borgoña, Artois, Tournai y Flandes.

loadInifniteAdd(44637);

Para asegurarse que el rey francés cumpliría con lo firmado, le dejo libre a cambio de dejar como rehenes a sus dos hijos mayores. Uno de los hijos era el heredero al trono, Francisco y Enrique duque de Orleans. Cuando el rey llegó a Francia, rompió el tratado firmado, lo que provocó una estancia de 4 años de sus hijos en Castilla.

En 1529, un nuevo conflicto enfrenta a España y Francia, un conflicto que culmina con una nueva firma de paz la llamada Paz de Cambrai o de las Damas. El motivo de este último nombre es porque fueron Luisa de Saboya y Margarita de Austria, madre y tía de los reyes en disputa. Por este tratado Francisco I, ahora viudo, contraería matrimonio con Leonor de Austria, viuda del rey de Portugal. Matrimonio que tuvo lugar en 1530.

Fue entonces cuando la nueva reina devolvería a Francia a los hijos del rey. Esta firma no fue solo un acurdo matrimonial, sino que también llevaba implícito una el pago de 2 millones de escudos de oro, a cambio el emperador español renunciaría a sus intereses en Borgoña.

En 1538, otra nueva batalla era perdida por Francisco contra el emperador español, en ella se firmó la Tregua de Niza, después llegó la Paz de Crépy en 1544, última firma entre ambos soberanos, poniendo así punto y final a sus disputas.

El rey de Francia no sólo mantuvo disputas con el Emperador Carlos I de España. sino que también mostró su intolerancia hacia los movimientos protestantes que comenzaba a aparecer en Francia, donde se les llamó hugonotes. 

Francisco I falleció el 10 de agosto de 1536 en el Castillo de Tournon, a su muerte le sucedió su hijo Enrique, con el nombre de Enrique II, rey que continuó con las disputas iniciadas por su padre, primero con Carlos I y después con su hijo Felipe II. Pero no todos eran enemigos, Francisco también contó con aliados como fue Enrique VIII de Inglaterra.

loadInifniteAdd(50325);

Francisco I de Francia | Galería de Imágenes

También te puede interesar: