Qué es el entierro de la sardina y por qué se celebra

Un día triste, un féretro, las mujeres o mejor dicho las plañideras llorando desconsoladamente, el sacerdote delante del cortejo, citando su responso. Todo el pueblo se echa a la calle para, en muchos casos silenciosamente, recorrer los barrios detrás de la difunta. Qué es el entierro de la sardina y por qué se celebra, ahora […]
SobreHistoria.com

Un día triste, un féretro, las mujeres o mejor dicho las plañideras llorando desconsoladamente, el sacerdote delante del cortejo, citando su responso. Todo el pueblo se echa a la calle para, en muchos casos silenciosamente, recorrer los barrios detrás de la difunta. Qué es el entierro de la sardina y por qué se celebra, ahora que se acercan los Carnavales, seguro que tendréis curiosidad por esta tradición popular.

Qué es el entierro de la sardina

El entierro de la sardina es una ceremonia funeraria en toda regla, como hemos dicho antes, con su sacerdote, plañideras  y un enorme cortejo fúnebre que acompaña a la difunta por todas las calles.

La difunta no es más que una sardina y la ceremonia marca el final de las fiestas del Carnaval. Estas fiestas se celebran en gran parte de España e Hispanoamérica. Se trata de una verdadera parodia de un cortejo fúnebre, eso sí, con un claro estilo carnavalesco.

Esta fiesta tiene lugar el miércoles de Ceniza, que es el mismo día en el que da comienzo la Cuaresma Cristiana. Es una fiesta con un alto contenido simbólico.

La quema o entierro de la sardina simboliza dejar atrás el desenfreno, los vicios y el jolgorio. La vuelta de la reflexión y el orden.

Simbólicamente, enterramos el pasado y la fiesta para dar comienzo a una etapa más recogida e intensa como es la Cuaresma. La Cuaresma es la antesala de la Semana Santa o Semana de Pasión.

La ceremonia se celebra de diferentes formas, dependiendo de la región. La más extendida se inicia en la plaza principal, donde se coloca un ataúd con una sardina en su interior.

Las plañideras se reunen para salir en comitiva

Al rededor del ataúd se reune todo el pueblo, los lugares más importantes están ocupados por un falso sacerdote, un falso alcalde y las plañideras.

Las plañideras son mujeres vestidas de luto riguroso que pasarán toda la ceremonia llorando por la sardina y lanzando al aire exagerados lamentos por la pérdida.

El falso sacerdote, vestido para la ocasión, lanzará un sentido responso, alabando las virtudes de la difunta sardina (como símbolo del Carnaval), antes de recorrer todas las calles del pueblo.

La Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina – Madrid

Esta ceremonia culmina con la llegada de la comitiva funeraria hasta el lugar donde se va a quemar la sardina. En algunas regiones no se la quema, sino que se la entierra. Con esta quema, se dan por terminados los Carnavales para dar paso al orden, la reflexión y un nuevo periodo como es la Cuaresma.

Se trata de poner fin a la fiesta, a los vicios y la abundancia para llegar a un periodo de recogimiento y austeridad. No olvidemos que con el inicio de la Cuaresma, los cristianos comienzan su periodo de recogimiento y sacrificios como no comer carne los viernes, que culminará con la Semana Santa.

El Entierro de la Sardina de Murcia es uno de los más importantes del mundo, y ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. En Murcia se celebra una semana después de Semana Santa, en este caso, su intención es la contraria. Después de pasar por el recogimiento de la Semana Santa, se da paso a la diversión y el jolgorio.

Entierro de la Sardina de Murcia

En Murcia, se despliega un desfile espectacular, lleno de colorido, fuego, carrozas, dragones y criaturas increíbles. Desde las carrozas se van lanzando toneladas de juguetes y en este caso, finaliza con la quema de una falla gigante con forma de sardina. El punto final lo pone un inmenso castillo de fuegos artificiales.

Por qué se celebra el entierro de la sardina: origen

Realmente no se sabe muy bien cuál es el origen del Entierro de la Sardina. Tradicionalmente, el Carnaval termina el Martes y el Entierro de la Sardina se realiza el Miércoles de Ceniza, como ya hemos comentado, dando paso a la Cuaresma.

Distintas Teorías sobre el Origen del Entierro de la Sardina

Su origen no está muy claro aunque si se tiene constancia de su celebración desde el siglo XVIII y posiblemente sea en este siglo donde podamos marcar su origen.

Según algunos historiadores, no se trataba de una sardina sino de una loncha de tocino a la que se llamaba Sardina, símbolo de los pecados de la carne. Al enterrar el tocino, daban por terminado el tiempo de Carnaval para dar comienzo la Cuaresma. En Cuaresma estaba prohibido comer carne.

Otros historiadores atribuyen esta celebración a un simbolismo del ayuno, siendo la sardina el alimento más tradicional para tomar a media mañana.

Jerónimo Grimaldi

Gómez Salazar, piensa que su origen responde más a temas políticos. Parece ser que Carlos III, tenía en su corte un ministro llamado Grimaldi y como no, el pueblo madrileño muy dado a los motes, le apodaban como «la sardina».

Este apodo se lo pusieron por su apariencia, era un hombre delgado, vestía con tisú de plata que brillaba con la luz. Cuando Grimaldi abandonó España para volver a Italia, el pueblo de Madrid le despidió con una mascarada donde se representaba a Grimaldi portando una sardina.

La Teoría más fiable sobre el origen del Entierro de la Sardina

En lo que todos los historiadores coinciden es en que es una fiesta que se originó en Madrid a mediados del siglo XVIII.

Consultando los orígenes en la tradicional Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina, fundada en el siglo XVIII y que hasta el día de hoy es la encargada del Entierro de la Sardina en Madrid. El origen de esta tradición es:

Grabado de Mercados y Ferias en Madrid Siglo XVIII

En Madrid, durante el reinado de Carlos III, llegó a la Villa y Corte una partida a los mercados madrileños de pescado podrido, en mal estado. Este pescado desprendía un olor muy desagradable que pronto llegó a ser percibido por toda la ciudad.

Para acabar con este hedor tan nauseabundo, el rey Carlos III, publicó un edicto por el cual, se ordenaba coger todo el pescado podrido y enterrarlo en la ribera del Manzanares.

Sin embargo, esta tradición que se ha ido pasando de generación en generación, no es cierta. Se sabe porque no consta en ningún archivo. Sin embargo, lo que si está constatado es la entrada de una partida de cochinos enfermos de peste.

La peste era una de las enfermedades más temidas ya que en el siglo XVIII, ocasionaba muchísimas muertes, diezmando la población.

Fuente de los Pajaritos

Pero ¿cómo se puede pasar de los cerdos a la sardina?. La explicación os la hemos comentado al principio. En aquella época era normal que todos los trabajadores ya fueran asalariados, braceros o aparceros, dispusieran de 10 minutos para el almuerzo. Debido a la escasa economía de éstos, el almuerzo constaba de un pequeño mendrugo de pan con un trozo de tocino. La tira de tocino era popularmente llamada Sardina, posiblemente de aquí venga la confusión.

La localización exacta del enterramiento de los cerdos se desconoce, pero posiblemente se encontrara situada muy cerca de la que hoy es la Fuente de los Pajaritos, situada en la Casa de Campo. Es por este motivo por el que el Entierro de la Sardina de Madrid acaba.

Existen representaciones gráficas sobre estas escenas divertidas y populares en las obras de Francisco de Goya, quién además fue el primer cofrade honorífico de la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina. Goya plasmó todo el algarabío y alegría de esta fiesta en su famoso cuadro «El entierro de la sardina».

Recorrido en Madrid a cargo de la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina

Se parte desde la Ermita de San Antonio de la Florida por ser el lugar de enterramiento del Primer Cofrade Honorífico, Francisco de Goya.

Información obtenida a través de:

También te puede interesar:

También te puede interesar