El ascenso de Augusto -primer Emperador de Roma.

En el año 44 a. C., luego del asesinato de Julio César (quien acababa de autoproclamarse dictador perpetuo de Roma), sus herederos y detractores lucharon para llenar el vacío de poder que este había dejado.

Tras algunas serias disputas, Marco Antonio, Octavio (hijo adoptivo y máximo heredero de Julio César), y Marco Emilio Lépido, resolvieron repartirse el poder formando lo que se llamó el Segundo Triunvirato. Al poco tiempo, Marco Antonio y Octavio marcharon a Filipos para enfrentar a las fuerzas de los traidores Bruto y Casio; triunfantes, regresaron llenos de Gloria y se repartieron el territorio de Roma. Marco Antonio se consolidó en el Este y su colega hizo lo propio en el Oeste.

Lépido, quien durante este tiempo se había quedado en Roma, obtuvo control de las provincias del África e Hispania; una porción mucho menos significativa. Celoso, este intentó ocupar Sicilia luego de una campaña junto Octavio para derrotar a Sexto Pompeyo, un general opositor que aún operaba en el Mediterráneo. Las tropas de Lépido, no obstante, no tardaron en abandonarlo ni éste en rendirse a Octavio, quien perdonó su vida pero se quedó con la totalidad de sus territorios, expulsándole del Triunvirato.

En Egipto, Marco Antonio mantenía un abierto romance con la reina Cleopatra, a pesar de estar casado con Octavia la Menor, hermana de Octavio. Esta relación logró reavivar los conflictos entre ambos, y el hijo del César la utilizó como propaganda para desacreditar a Marco Antonio, con tal éxito que el Senado revocó sus poderes de cónsul y declaró la guerra a Cleopatra.

Las victorias no tardaron en llegar para Octavio, y tras una batalla final en el golfo de Ambrasia, Marco Antonio y Cleopatra huyeron a Alejandría, donde luego de ser asediados, cometieron suicidio.

Octavio gozaba ahora de indiscutida supremacía; tiempo después sería reconocido como Augusto: el primer Emperador de Roma.

Fuente :

Werner Eck (2003) The Age of Augustus. Blackwell Publishing

Imágenes: Flickr

SobreHistoria.com

Newsletter