UP

-     Escrito por angeles

Los Acadios: Guia de Estudio

Los Acadios: ubicación geográfica y temporal, organización política, economía, evolución histórica… Todo lo que necesitan saber para conocer lo básico sobre este importante pueblo del Antiguo Oriente, en una guia de estudio muy sencilla, tal como hemos hecho en nuestro artículo anterior con los Sumerios.

Zona Geográfica

Los Acadios son un pueblo de origen semita que provenían antiguamente de Siria, pero migraron hacia las fértiles tierras de la Mesopotamia. Allí se instalaron en el Norte de la región mesopotámica, en un área conocida como Akkad (por eso el nombre de Acadios). El centro de su imperio fue la ciudad de Agadé (también conocida como Akkad).

Período de Tiempo

El predominio de los Acadios comienza en el año 2350 a.C., momento en que el Rey Sargón toma el poder de la ciudad de Kish e inicia luego la conquista de toda la Mesopotamia. El fin del imperio Acadio es cercano a la primera mitad del siglo XXII a.C (entre el 2200 a.C y el 2150 a.C) cuando los Guteos invadieron Akkad y sometieron a los acadios.

Tipo de organización política

Los Acadios conformaron el primer Imperio Unificado de la Antigua Mesopotamia. La forma de gobierno fue la monarquía hereditaria, es decir, al mando del Estado había un Rey que al morir era sucedido por sus hijos.

La religión de los Acadios

Ishtar Acadios Los acadios practicaban una religión politeísta que tenía muchos puntos en común con la de otras civilizaciones mesopotámicas, como la de los sumerios. Así, nos encontramos en primer lugar con una organización política y social donde la religión era muy importante, donde existía una poderosa carta sacerdotal y donde el gobernante era considerado como el representante de los dioses en la Tierra. Los dioses de la mitología acadia estaban, en general, relacionados con los diferentes fenómenos naturales y la explicación de las formas de vida vinculadas a la sociedad acadia. Los dioses que componen la mitología acadia son muy numerosos, pero se pueden considerar como los más importantes los siguientes:

An o Anu: El dios An era el dios del cielo y también estaba considerado como el gobernante supremo de todos los dioses, encontrándose también bajo su mando diferentes fenómenos relacionados con los cielos, como las estrellas y las constelaciones. Como ocurre en otras mitologías, como la griega, donde el dios del cielo Urano se describía de la misma manera, en la mitología sumeria An era representado como una cúpula celeste que cubría la Tierra. Los acadios heredaron de los sumerios esta representación del dios del Cielo que, como dios supremo, también tenía bajo su mando el destino del resto de los seres celestiales y divinos. Por lo tanto, entre sus atribuciones más importantes, también se encontraba la de juzgar los delitos humanos y divinos que se cometían e imponer castigos por ellos.

Enlil o Bea: El dios Enlil hace su aparición como un dios de destacada importancia no solo en la cosmología acadia, sino también en la de otras culturas relacionadas, como la sumeria, la asiria, la babilonia o la hitita. Enlil era el dios asociado a los vientos, a las tempestades y a la respiración. Enlil es también el padre de varias divinidades naturales, como el dios de la luna o la diosa del trigo. A causa de la relación tan cercana de Enlil con el mundo de la agricultura, al considerarse el responsable de las tormentas y, como consecuencia de ello, también de la lluvia, fue uno de los dioses más destacados del panteón acadio.

Naram Sin Acadios Sin o Nanna: Sin era el dios de la luna del panteón acadio, que recibe el nombre de Nanna en el sumerio. Era el dios principal de la ciudad de Ur, por lo que, durante el periodo de predominio de esta ciudad-estado, alcanzó una preeminencia que pudo rivalizar con la del anteriormente citado dios An. Sin también tenía la importante adjudicación de dios de la sabiduría y de las artes relacionadas, dada la relación de la luna con el saber de la astronomía y las adivinaciones astrológicas, aspectos extremadamente importantes en la cultura mesopotámica.

Utu: Utu era el dios acadio del Sol. El concepto del sol tenía gran importancia en una sociedad de base agraria como era la mesopotámica, pese a que el dios Utu se ve superado en importancia por otros dioses, como el mencionado dios An. También estaba considerado como el dios de la justicia y la verdad, dado que el sol todo lo ve y todo lo sabe.

Ishtar: La diosa Ishtar es una de las diosas mesopotámicas más conocidas en la actualidad por los famosos restos que de monumentos dedicados a ella se conservan en el Museo de Pérgamo de Berlín. La diosa Ishtar era la diosa de la fertilidad, el amor, el sexo y también la guerra pasional e iracunda. Existen muchos mitos relacionados con esta popular diosa y con sus numerosos amantes e, incluso, se ha relacionado su culto con rituales de prostitución sacra, aunque es un punto que todavía no se ha demostrado claramente. Como en todas las civilizaciones antiguas, la fertilidad era un aspecto fundamental para la vida, la economía y la organización social, por lo que Ishtar se considera una diosa muy popular. Asimismo, se considera que Ishtar es una divinidad paralela a otras diosas de otras mitologías del mundo antiguo como la diosa semítica Astarté o la Afrodita griega.

Otros dioses importantes del panteón acadio fueron Enki o Ea, el creador del hombre o el dios Shamash, vinculado también al culto al sol.

Puedes conocer más datos sobre la antigua Mesopotamia y el Imperio Acadio en el siguiente vídeo:

Les invitamos a seguir con esta Guía de Estudio sobre los Acadios en nuestro próximo artículo:

SobreHistoria.com

Newsletter