Las Mujeres en el Oeste: Heroínas de Leyenda

El papel de la mujer en la conquista del Oeste ha pasado inadvertido para la historia. En una sociedad de recatada moral, un desliz en una mujer era algo imperdonable y prácticamente reprochable durante toda su vida. Sin embargo el papel de las mujeres en la conquista del oeste fue muy importante. Lo primero que aportaron fue estabilidad, el papel de esposa aseguraba la limpieza, comida, hijos y educación de éstos, una compañera, amante, amiga e incluso sirvienta.  En este artículo que hemos titulado Las Mujeres en el Oeste: Heroínas de Leyenda, vamos a desempolvar de la historia, aquellas mujeres que se salieron de los arquetipos tradicionales y escribieron sus nombres en la historia.

El matrimonio Caster

El matrimonio Custer el día de su boda

Las Mujeres en el Oeste | El Papel de la Mujer en el Oeste

Cuando el Presidente Jefferson compró Luisiana en 1803, lo que pretendía es extender las fronteras americanas hasta el pacífico. El problema era que la extensión de terreno era muy amplia, pero estaba deshabitada, los únicos pobladores eran pequeñas colonias de distintas tribus de indios nativos, y por lo tanto los verdaderos dueños de esas tierras.

Presidente Jefferson

Presidente Jefferson

Para conseguir una colonización más rápida, se llegó a regalar acres de terreno a todas aquellas familias que quisieran establecerse en estas complicadas tierras. La oportunidad de ser propietarios y a partir de ahí comenzar a prosperar, convirtió esta llamada en un éxito rotundo, gentes de todas las partes del país competían por un pedazo de terreno donde poder establecerse.

las-mujeres-en-el-oeste-heroinas-de-leyenda-ferrocarril

Como ayuda, el Oeste contó con el ferrocarril, así como unas infraestructuras básicas que permitieron unir por caminos las ciudades que se encontraban en el océano atlántico con ciudades a orillas del pacífico.

En este escenario, la mujer era una pieza clave. Muchas familias con niños llegaron al oeste en busca de una oportunidad, pero como ocurre con todo en la vida, los comienzos nunca son fáciles. Los primeros asentamientos, eran pequeño grupos de casas.

La historia de las mujeres en el oeste, y de las mujeres que trabajaban en los ranchos de ganado

La historia de las mujeres en el oeste, y de las mujeres que trabajaban en los ranchos de ganado

Estas casas a menudo se encontraban muy separadas unas de otras, con lo que cualquier ataque de cuatreros o de los Indios que habitaban la zona, tenía que ser repelido con los medios que se tuviera. Este es el principal motivo por el que muchas de las mujeres del lejano oeste, conocían el manejo de las armas.

Annie Oakley

Annie Oakley

A menudo los maridos tenían que salir con el ganado, pasando varios días fuera de casa y la casa había que protegerla. También había mujeres más elegantes, señoritas de ciudad que han terminado en ciudades del Oeste, tras los pasos de sus familias, que veían nuevos horizontes para el comercio.

Esta era la situación en el lejano oeste de la mujer, no tan inocente como nos la pinta el cine, pero si eran mujeres muy duras, valientes, de firmes convicciones, familiares, hogareña, buena esposa y buena madre.

Las Mujeres en el Oeste: Heroínas de Leyenda | Ellen Nellie Cashman

Ellen Nellie Cashman, nació en 1845 en Queenstown, Irlanda. Con las oportunidades que Estados Unidos ofrecía, Ellen, su madre y su hermana Fannie, decidieron cambiar de vida y mas teniendo en cuenta que el padre de Ellen había fallecido.

Ellen Nellie Cashman

Ellen Nellie Cashman

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Se establecieron en distintas ciudades, como Nueva York, San Francisco, hasta que la hermana de Ellen, Fannie se casó, una circunstancia que provocó que Ellen se mudara y estableciera en Nevada.

En Nevada pronto encontró trabajo como cocinera, en una zona donde las minas abundaban y los campamentos de mineros inundaban el horizonte. Elle llegó a trabajar para distintos campamentos de mineros, con mucho esfuerzo consiguió reunir el dinero suficiente como para abrir su primer negocio, una posada para gambusinos (mineros de poca escala y experiencia).

las-mujeres-en-el-oeste-heroinas-de-leyenda-ellen-heroina

La expedición la lidero Ellen Nellie Cashman.

En 1874, un grupo de mineros se habían quedado aislado en la montaña, estaban enfermos de escorbuto y nadie se aventuraba a rescatarlos. Pero Ellen Nellie Cashman, junto con otros seis hombres, se dirigió a la Columbia Británica, en busca de los enfermos para atenderlos. La caminata duró 77 días pero consiguieron llegar todos gracias a que la expedición la lidero Ellen Nellie Cashman.

las-mujeres-en-el-oeste-heroinas-de-leyenda-ellen-restaurante

Ellen pretendía abrir restaurantes en cualquier sitio donde hubiera aparecido una mina, pero sus fines no eran los de enriquecerse, sino todo lo contrario, sus fines eran altruistas. Así en 1879, abrió el Restaurante Delmónico, en Arizona, fue el primer restaurante propiedad de una mujer.

Por otro lado el trato que Ellen proporcionaba a sus clientes fue lo que la hizo famosa, la atención que brindaba a los mineros más humildes y pobres hizo que la comunidad la admirara como ciudadana ejemplar.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;
las-mujeres-en-el-oeste-heroinas-de-leyenda-ellen-2

Con las minas de plata de Tobstone, Ellen montó el Russ House. En Tobstone, Ellen miró tanto por los demás que rápidamente se convirtió en una persona muy querida en su nueva comunidad. Llegó incluso a tener la disposición del Saloon para realizar los domingos los oficios religiosos.

Ayudaba por medio de recaudaciones con cualquier causa que mereciera la pena, como fue el caso del Ejército de Salvación o incluso la internacionalmente conocida Cruz Roja. Procuraba apoyo, ánimo y palabras de confort a las mujeres más repudiadas dentro de la sociedad femenina, a las prostitutas.

Ellie Cashman Hotel en Tombstone

Ellie Cashman Hotel en Tombstone

 Así actuó toda su vida, incluso cuando se trasladó a Canadá donde también dispuso de minas a su nombre. Ellen nunca se casó ni tuvo hijos, pero cuando su hermana falleció de tuberculosis, fue ella la que se ocupó de sus sobrinos, de su educación y de sacarlos adelante. Hasta su muerte actuó como una mujer buena, piadosa y muy bondadosa, llegando a ganarse el sobrenombre de «ángel de la misericordia», «ángel de la frontera» o «ángel de Tombstone».

También te puede interesar:

Para las siguientes actualizaciones hablaremos de otras Mujeres en el Oeste: Heroínas de Leyenda, de momento sirva de adelanto la vida de Ellen Nellie Cashman.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

También hemos querido seleccionar de nuestra página SobreHistoria, algunos artículos que quizás puedan servirte da ayuda.

Las Mujeres en el Oeste: Heroínas de Leyenda | Galería de Fotos

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos