Escrito por Tendenzias

Stranger Things y su relación con los experimentos en USA

Cada vez queda menos para que llegue la segunda y esperada temporada de Stranger Things. La serie de Netflix que el año pasado se convirtió en todo un fenómeno de masas planetario, volverá a la plataforma de streaming el próximo 31 de octubre. Sí, el día de Halloween ha sido el elegido por Netflix para lanzar la segunda temporada su serie de terror/aventuras de referencia. Otra cosa no, pero el marketing lo dominan como nadie.

¿Y qué nos traerá la nueva temporada? Pues, entre otras cosas, sabremos qué ha pasado con Eleven y para quién eran los waffles de la última escena. Conoceremos al nuevo enemigo, mucho más grande y peligroso que el Demogorgon. Y, sobre todo, comprobaremos qué le ha pasado a Will, tras su estancia en el Mundo del Revés. No olvidemos la reveladora escena del joven hijo de Winona Ryder en el baño. Asquerosa pero intrigante.

Stranger Things y su relación con los experimentos en USA

Pero como todavía quedan meses para poder responder a estas preguntas, mejor vamos dando solución a otras que han surgido desde que conociéramos la serie. Entre ellas, ¿cómo se inspiraron los hermanos Duffer para hacer una serie como Stranger Things?

El Proyecto Monatuk

Aunque cueste creerlo, la inspiración de los creadores de la ficción vino de hechos reales, como no, perpetrados en los Estados Unidos. Todo tiene un origen: Montauk. Allí fue donde, presuntamente, la Administración USA habría dado luz verde a The Montauk Project: Experiments in Time. Corría el año 1982 y el objetivo de los Estados Unidos era potenciar su fuerza a nivel mundial, investigando sobre la telequinesia y los viajes en el tiempo. No es broma.

Así lo recoge Preston B. Nichols en el libro antes mencionado. El autor asegura haber presenciado estos experimentos a principios de los 80, en los que se manipulaban los campos magnéticos para conseguir abrir portales a otros espacios temporales. Este documento, junto con entrevistas y declaraciones de la época, llegó a manos de los hermanos Duffer, quienes lo convirtieron en serie. A veces la realidad supera a la ficción, ¿verdad?

Entre estas entrevistas destacaba una sobre todas las recopiladas. La protagonizaba Al Bielek, un ciudadano a punto de jubilarse, quien aseguraba haber sido uno de los humanos utilizados en estos experimentos. No sólo eso, Bielek afirmaba que había sido enviado al pasado junto a su hermano Duncan. La fecha que señalaba era 1943 y un agujero de gusano habría sido el vehículo utilizado para tan magnífico viaje.

¿Recuerdos reprimidos?

¿Por qué no se ha sabido esto hasta ahora? Según Al Bielek, el Gobierno de Estados Unidos habría reprimido sus recuerdos para que éste no los contara. Visto lo visto, el efecto de lo que le dieran no era eterno. Bueno, y que también había acudido a terapias de hipnotismo y regresión, para intentar desbloquear, en este caso, tramos de su propia vida. El bueno de Al Bielek aseguraba que su nombre real era Edward Cameron.

Pero, ¿por qué 1943? ¿Cuál era su misión? Según otros testimonios conspiranoicos, este envío al pasado estaba relacionado con el Experimento Philadelphia. El objetivo de enviar a los hermanos Bielek a 1943 era dar esquinazo a los radares nazis de la II Guerra Mundial, cuando las fuerzas aún estaban igualadas. Es más, informes de aquel año señalan que uno de los barcos USA apareció, como por arte de magia, en otro lugar distinto al de su desaparición. ¿Fueron los Bielek claves para la victoria aliada de la II Guerra Mundial? Vaya usted a saber.

Desde luego, el propio Bielek afirma que el patrullero USS Elridge consiguió teletransportarse a otro lugar, es decir, pasar desapercibido a los radares enemigos. Y, las cosas como son, hay informes que confirman esta teoría. Entre otras muchas, las cartas de un testigo que asegura vio desaparecer el barco delante suyo. En tal caso, ¿por qué no se ha desarrollado esa tecnología en estos 70 años? Básicamente, porque nunca ha existido.

Proyecto Philadelphia

La Marina, presunta responsable del Proyecto Philadelphia, niega toda implicación o conocimiento de una tecnología que haga desaparecer barcos. Pero claro, hasta Hollywood ha dado cuenta de dicho proyecto. Cuando la Marina suena, agua lleva.

Según cuentan algunos de los testigos protegidos del proyecto, éste terminó de forma abrupta… ¡por culpa del Demogorgon! Bueno, o de algún familiar suyo. Al parecer, en uno de los viajes a través de un agujero de gusano, vieron aparecer una figura aterradora y lejos de ser humana. Sin preguntar su procedencia, cerraron el portal y cancelaron el proyecto para siempre. O eso dicen.

Eso sí, 35 años después, Stranger Things tiene ahí su momento de inicio. El doctor Martin Brenner, interpretado por un recuperado Matthew Modine, es quien dirige la operación. En este caso, lejos de alejarse del Demogorgon, busca contactar con él y crear una alianza entre la humanidad y el bicharraco. ¿Cuándo ha salido eso bien en cine o televisión?

Lo cierto es que llama mucho la atención que una historia con tanta ciencia-ficción, con tanto imaginario y con tanto increíble, tenga una base real, documentada, incluso escondida por una Administración como la de Estados Unidos.

31 de Octubre

Está por ver por dónde van los derroteros en una segunda temporada que se ha retrasado (la primera temporada se estrenó el 15 de junio), precisamente para no defraudar a los fans. La idea no era dar continuidad a la serie. Sí, nos iban a dejar con los dos cliffhangers tremendos de la season finale. A pesar de ello, los hermanos Duffer confiaban en su historia, y tenían gran parte del guión de la siguiente entrega.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Con lo que no contaban, ni ellos ni Netflix, era con el pelotazo que iba a suponer al gigante del video on demand. Se estima, que sólo gracias a Stranger Things, el número de abonados de Netflix, se incrementó en más de 3 millones de personas en todo el mundo. Hablamos de una plataforma que, por aquel entonces, no llegaba aún a los 90 millones. Esta cifra supone en torno al 5% de aumento. Sencillamente impresionante. Lógico que la hayan renovado y lógico que su próxima renovación venga con dos temporadas del tirón. Veremos.

Fuente: La Vanguardia

También te puede interesar:

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos