Escrito por Tendenzias

La historia de la lotería en el mundo y en España

La historia de la lotería en el mundo y en España, anécdotas y fechas que te van a dejar verdaderamente sorprendido puesto que ¿Quién se podría imaginar que la lotería y los juegos de hacer llevan tantos años formando parte de nuestra vida?

Surgimiento de la lotería

Los datos más antiguos que se conocen sobre el surgimiento de la lotería, nos llevan hasta el 205 y 187 A.C., y la dinastía China de Han. Incluso, se ha llegado a probar que la Gran Muralla China fue construida con dinero recaudado por la lotería. Existen evidencias de que se jugaba al Keno, que consiste en adivinar qué números contienen premios y que aún existe en la actualidad.

También hay constancia de que los romanos distribuían billetes de lotería, con diferentes premios. Sin embargo, no todos los premios eran especialmente deseados. Por ejemplo, el emperador Heliogábalo prefería repartir garbanzos, esclavos, serpientes… ¡y hasta sentencias de muerte!

Por su parte, en la República de Génova, se solía elegir a ciertos senadores al azar. En Francia, la lotería llegó algo más tarde, en 1776, e incluso el filósofo Voltaire llegó a ganarla. Otra de las muchas curiosidades sobre la lotería, es que su nombre podría provenir de “lot”, fe en alemán o “lotta”, que es “lucha” en italiano.

Surgimiento de la lotería en España

La Primitiva: Se instauró en 1763, durante el reinado de Carlos III. Fue él quien encomendó al Marqués de Esquilache, entonces Ministro de Hacienda, traer al director de la lotería napolitana, José Peya, para que crease una lotería en España. Y es que, por aquel entonces, la Hacienda Pública Española atravesaba por momentos complicados. Las reformas fiscales no podían frenar el déficit público. Por ello, como decisión fiscal, surgió la lotería.

En realidad, se trataba de un impuesto encubierto, ya que su finalidad era la recaudación de dinero para las arcas reales. Sin embargo, la posibilidad de ganar grandes premios, se antojaría atractiva para los jugadores, quienes serían finalmente los contribuyentes.  No obstante, en un principio, la lotería no tuvo muy buena acogida. Por ello, fue necesario tomar ciertas medidas, como prohibir jugar a otras loterías extranjeras, aumentar los premios, o donar parte de ellos a hospitales. La sede de la lotería se estableció en Madrid, en la antigua Plaza de San Ildefonso.

En sus inicios, la actual “Primitiva” también se conocía como Lotería Real o “Beneficiata”.

Varias décadas más tarde, ya en 1811, y en plena Guerra de Independencia, se aprobó la Lotería Moderna, llamada así para distinguirla de La Primitiva. Esta es la actualmente conocida como Lotería Nacional. El objetivo de la nueva lotería, según el ministro del Consejo de Indias, Ciriaco González Carvajal, era “aumentar los ingresos del erario público, sin quebranto de los contribuyentes”. No obstante, e inmersos en la guerra contra Napoleón, se supo que la recaudación se realizaba para comprar balas y atender a los refugiados.

El primer sorteo de la Lotería Nacional, se celebró en 1812, tan solo dos semanas antes de que se proclamara la primera Constitución española en Cádiz, conocida como La Pepa. Pocos meses después, en diciembre, se celebró el primer sorteo de Navidad. Entonces, las tropas de Napoleón ya estaban retrasando sus posiciones.

La lotería en la actualidad

Actualmente, el objetivo de la lotería sigue siendo el de recaudar dinero para el Estado, de una forma aceptable y atractiva para el contribuyente. Otras finalidades son las ayudas sociales, construcción de infraestructuras o proyectos sostenibles. Pese a que los botes ofrecidos son mayores, el coste de vida también ha aumentado.

A su vez, siguen apareciendo cada vez más juegos de azar con precios asequibles y premios desorbitados, tanto en territorio nacional como internacional.

 

SobreHistoria.com

Newsletter