La historia real de Jack-o’-lantern: La leyenda irlandesa de esta calabaza de halloween

Cuando llega Halloween nos gusta contar y escuchar historias. Hay una leyenda muy curiosa que es la de Jack-o'-lantern. ¿No la sabes? Pues es muy bonita, así que aquí te la traemos para ti. La historia real de Jack-o'-lantern: La leyenda irlandesa de esta calabaza de halloween. Te va a gustar. Probablemente sea la leyenda […]

Cuando llega Halloween nos gusta contar y escuchar historias. Hay una leyenda muy curiosa que es la de Jack-o’-lantern. ¿No la sabes? Pues es muy bonita, así que aquí te la traemos para ti. La historia real de Jack-o’-lantern: La leyenda irlandesa de esta calabaza de halloween. Te va a gustar.

La historia real de Jack-o'-lantern: La leyenda irlandesa de esta calabaza de halloween

Probablemente sea la leyenda de Halloween más importante, dado que aporta el símbolo o icono por excelencia de la festividad, es decir, las calabazas talladas.

Jack-o’-lantern es el nombre que le daban los irlandeses a estas calabazas talladas (aunque inicialmente eran nabos o, inclusive, calabazas) cuando llegaron a Estados Unidos en el siglo XIX, denominación que se mantiene hasta hoy día.

Lo primero que debes saber es el contexto en el que se desarrollan los hechos, antes de conocer al personaje y su leyenda: todo ocurrió en la noche del año nuevo celta o el Samhain, la cual se considera como una velada atemporal, dado que no pertenece, según la tradición celta, ni al año viejo ni al nuevo.

Es por ello por lo que en esa noche es posible divisar, según la leyenda, a un individuo portante de una calabaza con un trozo de carbón ardiente en su interior, proveniente del mismísimo infierno, pero ¿sabes quién es el tal Jack y por qué un hombre cualquiera como él fue condenado?

Más historias:

¿Quién es Jack-o’-lantern?

Jack, o Will, según la tradición, era un hombre al que se le conocía particularmente por dos rasgos: ser un borracho y un tacaño. Sin embargo, él no se consideraba a sí mismo como una persona avara, sino todo lo contrario, se creía un ser generoso, que simplemente había tenido mala suerte en la vida, puesto que nunca había ganado una apuesta -era un apostador también-.

Si hubiese ganado alguna vez el suficiente dinero en apuestas, él estaba convencido de que le hubiese dado todas las limosnas que pudiera a los pobres. Él, además, sabía de primera mano las penurias que vivían todos aquellos que vivían en situación de pobreza.

Jack-o’-lantern, sin embargo, no es que no supiera nada, al contrario, era un muy buen herrero, aunque muy poco aplicado, de hecho, cada vez que hacía dinero, no hacía más que derrocharlo en vicios propios del mismísimo “satanás”, al menos según la moral cristiana de la época.

Truco o trato halloween

En cierto modo, la relación entre satanás y Jack fue más cercana de lo que pudiera parecer: el propio Jack creía que el Diablo no era más que un ángel que se encargaba se cerciorarse de que todo le saliera mal: era quien velaba porque la buena suerte nunca estuviese de su lado. Es así como, poco a poco, en la mente de Jack-o’-lantern el Diablo se fue introduciendo poco a poco, hasta que se le presentó, sin embargo, Jack será la única persona capaz de engañar al mismísimo satanás.

La historia de Jack varía según la leyenda, de hecho, muchas veces se presenta como un ladrón (sin ser herrero).
Históricamente hablando, parece más bien la creación de un relato en base a las características de la época, por ejemplo, sabemos que los fuegos fatuos en aquella época solían conocerse bajo el nombre de Will O’Wisps o, precisamente, Jack-o’-lantern, motivo por el que le nombre del personaje es también variante.

Leyenda de Jack-o’-lantern

La leyenda de Jack-o’-lantern no tendría sentido si no tuviésemos el contexto de quién era Jack ni cuándo ocurrió todo pues, de hecho, la construcción del relato probablemente haya conjugado esos factores para crear una de las mejores leyendas de la historia, aún celebrada en todo el mundo.

El primer engaño de Jack al diablo se dio en vísperas del día de la festividad cristiana de Todos los Santos, lo que explica las ganas de Jack de salir esa noche a “celebrar” por todo lo alto, saliendo a tomar, precisamente, con el Diablo, a quien convencerá para que pague la cuenta convirtiéndose (el Diablo) en una moneda, como no podía ser de otra manera, al Jack ser un tacaño.

El “inconveniente” -o, mejor dicho, truco- es que esa moneda Jack no la usó para pagar, sino lo contrario, se la guardó en un bolsillo, con una cruz de plata, con la finalidad de que Satanás no pudiese volver a adquirir su forma original.
El trato que le ofreció Jack-o’-lantern al Diablo trató de que le prometiese a Jack no ir al infierno o, en otras palabras, que no le abriera las puertas, ya que él no quería ir, propuesta que el Diablo aceptó.

Disfrazados de calabaza halloween

Satanás, sin embargo, es testarudo, por lo que visitó otra vez a Jack, eso sí, pasados unos 10 años. Jack mientras pasado ese tiempo, según nos cuenta la leyenda, ya había ido dejando -poco a poco- los vicios tanto de la bebida como de las apuestas, inclusive, se cree que había dejado de pensar en el Diablo.

El encuentro entre los dos se dio en el campo, y ya no había sido “ previamente acordado” como sí lo fue la primera vez, sin embargo, Jack logró convencer al Diablo para que éste le bajara los frutos desde la cima de un árbol, se cree que de un manzano, una vez arriba, sin embargo, Jack tomó los frutos y dibujó una cruz en el tronco.
Así el Diablo quedó como prisionero en la cima del árbol (Jack encomendó la cruz a Jesucristo) y, cómo no, engañando por Jack una segunda vez, así como la otra vez, el trato era que no le dejara entrar al infierno.

Así, en otra de las noches del Samhain (día de las tinieblas), Jack caminará y caminará, hasta llegar a las puertas del cielo, donde San Pedro no lo recibirá -claro está, por su vida de pecador- y llegará hasta las puertas del infierno, donde se encontrará con Satanás, que tampoco lo dejará pasar, aunque sí le dio una brasa del infierno, la que lleva dentro de la calabaza que talló.

Esa es la leyenda de Jack-o’-lantern, un simple hombre cualquiera que logró engañar a Satanás y que vaga en las noches del fin del ciclo del tiempo tratando de encontrar su lugar, dado que no es ni el mundo, ni el cielo, ni el infierno.

Te puede interesar:

Galería de imágenes La historia real de Jack-o’-lantern: La leyenda irlandesa de esta calabaza de halloween

SobreHistoria.com

También te puede interesar