Escrito por

Historia de la Selección Española de fútbol

Nuestra selección, una de las más importantes en el mundo y puede que no lo sepas, una de las más antiguas. El fútbol mueve masas y en el caso de España parece que se impone desde prácticamente sus orígenes. Veamos a continuación, cuál es la Historia de la Selección Española de fútbol.

Historia de la Selección Española de Fútbol

España es uno de los países, junto con otros europeos como Inglaterra o Alemania, y latinoamericanos como Brasil o Argentina, en los que el fútbol se ha convertido en toda una institución. Este país es el hogar de clubes como el Real Madrid, que fue proclamado por la FIFA «equipo del siglo» a finales de la década del 2.000 o el FC Barcelona, considerado durante años el equipo «imbatible» o el mejor equipo del mundo. Además, destaca también nuestra selección que si bien en sus comienzos puede que tuviera un papel poco destacado en lo que respecta a trofeos, en los últimos años ha podido revertir esta situación hasta ser considerada una de las selecciones que siempre parten como favoritas cuando se trata de jugar un Mundial de fútbol o un Campeonato Internacional.

Origen de la Selección Española y primeros triunfos

Los orígenes del fútbol en España se deben a los ingleses, quienes introducen los primeros rudimentos de la técnica del fútbol en el país. A comienzos del siglo XX, el fútbol lleva a cabo en España una rápida expansión: gracias, por supuesto, a un excelente talento, pero también a una serie de resultados alentadores, así como al carácter popular que tiene este deporte, ​​que luego será utilizado por el régimen de Franco con fines de propaganda. El debut internacional de España como selección tuvo lugar en 1920, siete años después de la fundación de la Federación, con motivo de los Juegos Olímpicos de Bruselas, ganando además una prometedora medalla de plata. En 1929, un año después de la introducción del Campeonato Nacional Profesional, España ganó una victoria que podría valer el equivalente a un título, ya que se convierte en el primer equipo no británico que gana a Inglaterra (4-3) en un partido amistoso que se disputó en Madrid.

Tras estas primeras proezas, el mayor éxito en la historia del fútbol español se remonta a 1933, cuando la Selección gana por 13-1 sobre Bulgaria. Parece una premisa prometedora para la Copa del Mundo italiana de 1934. En cambio, en Italia, los españoles, después de eliminar a Brasil, se rinden ante los jugadores de Vittorio Pozzo, destinados a ganar el primer título mundial de una competición histórica. En ese momento aparece sin embargo, un talento muy famoso en la escena del fútbol español, el portero Ricardo Zamora, el protagonista absoluto de las pocas películas de la época; De él se recuerdan los duelos con Giuseppe Meazza. Después de ese mundial, el mejor ranking de todos los tiempos es el cuarto lugar en 1950 en el torneo celebrado en Brasil, donde España gana los tres partidos de la primera ronda.

Malos tiempos para la Selección

Sin embargo, a pesar de estos triunfos que va teniendo la Selección Española de Fútbol el rendimiento parece deprimente: en dos Copas Mundiales seguidas, 1954 y 1958, España no pudo clasificarse, mientras que en 1962 en Chile y en 1966 en Inglaterra salió en la ronda de los 16. En el torneo sudamericano dominado y ganado por Brasil, la Selección Española intenta encontrar su éxito uniendo el fútbol catalán y el madridista: reúne el alma de Barcelona, ya que se ficha como ayudante del seleccionador español Pablo Hernández Coronado a Helenio Herrera (que había sido entrenador del Barcelona durante tres años) y se lleva a Puskas (jugador del Real Madrid por aquel entonces) al campo; el resultado es un fallo predecible en algunos aspectos: en lugar de colaborar entre sí, las dos partes terminan en guerra.

La Eurocopa de 1964

Al regresar de la desastrosa expedición chilena, se decide apostar más por la competición nacional entre equipos (la Liga regular), pero lo cierto es que la Selección Española coge de nuevo fuerza al conquistar el título de campeón en la Eurocopa 1964. La ventaja de jugar en casa es solo la primera de las ventajas explotadas por el equipo nacional finalmente establecido de acuerdo con los criterios tácticos ortodoxos. Para guiarla, en el campo, con perfecta maestría geométrica, está Luisito Suárez, estrella del F.C. Barcelona, ​​que Moratti compró más tarde a un precio de 120 millones, una cifra nunca antes pagada, para convertirse en el incansable arquitecto del juego del Inter. Luis Suárez es la mente, mientras que Amancio, nacido en Madrid, a la derecha es el brazo ejecutor: juntos logran sacar a la selección española. La secuencia final del torneo es abrumadora: en las semifinales, España elimina a la temible Hungría; En la final, en Madrid, ante la URSS del gigantesco Yashin, Marcelino Martínez, fue el autor del gol decisivo a seis minutos del tiempo, que proclamó a España como la gran vencedor.

Luis Suárez

Cambio de entrenadores y la llegada de Kubala

La Selección Española ha estado marcada no solo por las ganas de hacerse con títulos, que como vemos iba logrando poco a poco , sino que además parece que siempre ha sido «víctima» de un baile constante de entrenadores.

La serie de sustituciones en el banco del equipo nacional en busca del hombre adecuado conoce su récord entre 1968 y 1969, cuando los cuatro partidos de temporada jugados por la «furia roja» se anticipan por el cambio de entrenadores: Eduardo Toba, Luis Molowny y Salvador Artigas. Inmediatamente después, sin embargo, llega el entrenador que más años ha entrenado la Selección Española, Ladislao Kubala, un centrocampista del Barcelona, ​​una personalidad de gran temperamento, que se resiste a su posición desde octubre de 1969 hasta junio de 1980. Ha sido durante mucho tiempo una especie de referencia, un amarre seguro incluso cuando no se lograban triunfos memorables y, de hecho, vincula su nombre a dos ediciones desafortunadas de la Copa del Mundo, México 1970 y Alemania 1974, en la que España carece de la calificación. Su aventura termina tristemente en el Campeonato Europeo celebrado en Italia en 1980: España llega a los cuartos de final después de un comienzo feliz, 0-0 con los anfitriones, en San Siro. También en esta ocasión, el Real Madrid proporciona la materia prima para crear un equipo de buen nivel técnico y grandes ambiciones: el ala derecha Juanito, con una gran capacidad para driblar y fantasear, y el delantero Santillana, son los protagonistas más autoritarios.

Sello conmemorativo del Mundial 82

La Copa del Mundo de 1982

España se convierte en la gran protagonista al ser el país elegido para albergar el Mundial de Fútbol de 1982, pero a pesar del esfuerzo y aunque fue una gran anfitriona, la Selección, con José Santamaría como entrenador y un equipo formado por Arconada, Alonso, Alexanko, Tendillo, Gordillo y Camacho, Saura, Víctor, Satrústegui, Zamora y Quini no pudo hacer un buen papel.

Era la primera vez que el Mundial de Fútbol contaba en la competición con 24 equipos, y aunque España arrancó con esperanza y se pudo clasificar para la segunda fase, acabó siendo eliminada tras perder 2-1 contra Alemania y empatar a cero contra Inglaterra.

La Selección en la década de los 80

Traicionadas todas las esperanzas de lucir bien en la Copa del Mundo celebrada en casa, España levantó su cabeza dos años más tarde en 1984, cuando en la Eurocopa de París vencen a Alemania. Tras ganar a este equipo (y tras el histórico partido frente a Malta en el que meten 11 goles), España se clasifica para jugar la final que pierde frente a la Selección Francesa, liderada por Michel Platini, por dos goles a cero.

En ese momento, una generación prometedora de jugadores comenzó a formarse en Madrid, todos inscritos en el Real, lo que llevó a la selección nacional a lograr algunos resultados reconfortantes. Conocido como la «quinta del buitre» el grupo consiste en el rápido y ágil Butragueño, durante algunos años poseedor del récord de goles con la Selección (exactamente 26, tres más que el legendario Di Stefano), Chendo, defensor del lado derecho, Sanchís, Martín Vázquez y Michel. Gracias a ellos, España ofrece un buen desempeño en la Copa Mundial de México de 1986, donde es eliminada frente a Bélgica.

El oro olímpico de 1992 y declive en los 90

Poco a poco la Selección de España se consolida como una de las más importantes sobre el terreno de juego pero a la que todavía se le resisten los grandes triunfos, pero aquellos que fueron herederos de la «quinta del buitre», liderados por Guardiola y Luis Enrique, ganó el oro en el torneo de fútbol de los Juegos Olímpicos de 1992, mientras que en la Copa del Mundo de 1994 se rindió a la golpiza de Roberto Baggio.

La despedida del portero Zubizarreta (titular con récord de partidos: 126) marca un paréntesis melancólico dentro del Campeonato del Mundo francés de 1998, y luego en la Copa del Mundo 2002, España fue eliminada en los cuartos de final por Corea del Sur, gracias a un arbitraje cuestionable.

Campeones de la Eurocopa en 2008

Tras ser eliminados en la primera fase de la Eurocopa 2004 y caer en octavos durante el Mundial de Alemania de 2006, España se lame las heridas y se prepara y va a por todas, proclamándose vencedores en la Eurocopa de 2008 tras ganar a Alemania.

Luis Aragonés fue el técnico de la Selección en aquella proeza que llevó además a consagrar a Íker Casillas como portero de la Selección, además de ser el jugador nacional más veces convocado (161 veces) ya Xavi Hernández que fue elegido mejor jugador del torneo, mientras que David Villa con 4 goles obtuvo el galardón de máximo goleador.

Seleccion española ganadores mundial

Mundial de Sudáfrica 2010

España se había coronado en la Eurocopa de 2008, pero lo mejor estaba por llegar. La Selección partió como favorita en el Mundial de Sudáfrica de 2010 y lo cierto es que todas las predicciones se pusieron a su favor. La «Roja» gana en la final a los Países Bajos por 1-0, tras un gol de Andrés Iniesta cuando faltaban cinco minutos para el final de la segunda prórroga.

De este modo, España se proclama ganadora del Mundial de Fútbol por primera vez en  su historia.

Eurocopa 2012  y Mundiales 2014 y 2018

Repetir aquella proeza en Sudáfrica se convierte en el esfuerzo de España desde entonces. Con Vicente del Bosque como entrenador, la «Roja» juega la Eurocopa de 2012 donde se proclama vencedora por segunda vez consecutiva, tras ganar a Italia.

No tuvieron sin embargo la misma suerte en el Mundial de Brasil de 2014, donde fue eliminada tras la fase de grupos, así como en el Mundial de Rusia 2018 donde fue eliminada en octavos de final.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?