Esparta: organización social y educación

Esparta llegó a ser una de las ciudades más importantes en la antigüedad, de hecho, por mucho tiempo se la consideró la polis más poderosa de toda la Hélade (nombre que los griegos le dieron a lo que hoy en día conocemos como Grecia). ¿Quieres conocer más acerca de Esparta: organización social y educación en […]
SobreHistoria.com

Esparta llegó a ser una de las ciudades más importantes en la antigüedad, de hecho, por mucho tiempo se la consideró la polis más poderosa de toda la Hélade (nombre que los griegos le dieron a lo que hoy en día conocemos como Grecia). ¿Quieres conocer más acerca de Esparta: organización social y educación en la época? Sigue leyendo. Pues aunque en el imaginario popular Esparta parece haber pasado a la historia solamente por su faceta militar, también es interesante conocer un poco más sobre el funcionamiento de esta polis.

Esparta: organización social y educación

A modo de anécdota, ¿sabías que Esparta no contaba con fortificaciones ni murallas? Sus habitantes no las consideraban necesarias, puesto que la «verdadera» muralla era la unión y el valor de cada ciudadano. Más allá de cualquier idea romántica que tuviesen los ciudadanos espartanos, también hay pragmatismo en tal decisión: la polis no contaba con murallas porque el valle del Erotas cuenta con cumbres elevadas que sirvieron como protección natural.

Organización social

Para poder comprender correctamente el origen de las «clases» o estratos sociales espartanos es necesario retrotraernos momentáneamente a la llegada de los dorios a la región de Laconia -que muchas veces verás traducida también como Lacedemonia- y sometieron a la población lugareña: los aqueos.

Guerrero espartano

Una vez asentados los dorios en esta región, debes saber que no todos se asentaron en el mismo sitio, es decir, se subdividieron y fundaron diferentes polis, entre ellas, la polis de Esparta que poco a poco fue adquiriendo fuerza y poder en el área y por consiguiente se fue adueñando de las demás polis vecinas en ese afán de expansión territorial.

Casco espartano

Estos dos procesos son la clave para poder entender la organización social espartana, que se basó en la dicotomía vencedores versus vencidos. Los vencedores eran quienes se reservaban el puesto más alto dentro de la pirámide social y según a qué polis o pueblo vencido se pertenecía podía estarse más arriba o más abajo (ej. los dorios estaban por encima de los aqueos, aunque no fuesen espartanos).

Espartiatas o iguales

Soldado espartano

Los espartanos o espartiatas (como se denominaban entre ellos) o iguales eran aquellos descendientes directos de los dorios pertenecientes a la polis de Esparta, siguiendo el razonamiento previo: los vencedores. Por su condición se reservaban todos los derechos (podían elegir y ser elegidos en cuanto a política) y conformaban un grupo exclusivo que no llegó a superar los 9000 individuos. Tampoco estaban obligados a realizar trabajos.

Periecos o laconios

Guerrero espartano

Los periecos, laconios o habitantes de las cercanías son aquellos descendientes de los dorios no espartanos, eran libres y podían tener tierras, sin embargo, estaban obligados a luchar por Esparta (prestar servicio militar).

Ilotas

Son los descendientes de los aqueos -o sea, los vencidos- y aunque muchas veces en la historiografía se les llama esclavos, debes saber que no calzan del todo en la definición clásica de esclavo (poco más que un objeto) puesto que si bien eran quienes trabajaban la tierra para los espartanos y tenían un dueño, éste no podía ni maltratarle ni darle la libertad ni venderlo o despedirlo: la realidad es que eran una especie de siervos que pertenecían a la polis para trabajar la tierra.

Educación en Esparta

La educación espartana era sumamente pragmática: se enseñaba a expresarse con el menor número de palabras posible (de ahí que llamemos a esta forma ‘lacónica’) y se enseñaban nociones de lectura y escritura.

Señalización Esparta

A los jóvenes se les daba una formación militar desde los 20 años (otros investigadores dicen 17) y permanecían en servicio hasta los 60. Se educaban en grupos de 15 en tiendas de campaña. Allí incluso cocinaban y la única actividad de ocio permitida era la caza, el espartano era un hombre más de la polis que de familia.

A las mujeres, en cambio, se les educaba en función de la maternidad: debían ser fuertes y tener una buena salud por lo que practicaban deporte. Desde Atenas se mofaban de la ‘poca feminidad’ de las espartanas.

Si te gusta la historia, te gustará conocer todo acerca de la Edad Media. Te lo contamos en el siguiente post:

Galería de imágenes Esparta: organización social y educación

SobreHistoria.com

También te puede interesar