Cómo murió realmente Cleopatra y por qué

A pesar de que Cleopatra es una de las reinas de Egipto más recordadas y afamadas, la realidad es que todavía hay muchas cosas que se desconocen sobre su persona. En este artículo, te hablaremos de cómo murió Cleopatra y qué la llevo a ello, al igual que de las consecuencias de su fallecimiento para […]

A pesar de que Cleopatra es una de las reinas de Egipto más recordadas y afamadas, la realidad es que todavía hay muchas cosas que se desconocen sobre su persona. En este artículo, te hablaremos de cómo murió Cleopatra y qué la llevo a ello, al igual que de las consecuencias de su fallecimiento para el mundo.

Cómo murió Cleopatra

Cleopatra fue la última reina de la dinastía ptolemaica y su muerte supuso el fin del periodo helenístico de Egipto. Su nombre está asociado a un símbolo de belleza, aunque en realidad se desconoce su rostro, pero lo que más destaca de esta reina es que fue realmente querida por su pueblo, ya que amaba la cultura del país, su historia y aprendió el idioma egipcio a pesar de que su educación había sido meramente griega, lo que la convirtió en la primera de su dinastía en aprenderlo.

Sin adentrarnos más en su vida, puesto que tenéis el artículo Cleopatra, la reina del Antiguo Egipto para conocer más acerca de quién fue esta soberana y su importantísimo papel, tras el fallecimiento de Cleopatra se barajaron varias teorías por su defunción.

Cleopatra se suicidó en sus estancias el 12 de agosto del año 30 a.C. La encontraron los soldados de Octavio, quienes vieron en su brazo dos ligeras punzadas, por lo que pensaron en un primer o momento que había muerto a causa de la mordedura de un áspid, otros pensaron que había tomado veneno pero, fuera como fuese, los soldados se encontraron que sobre el lecho real se encontraba muerta Cleopatra junto con sus dos doncellas, quienes también se acababan de suicidar. Los soldados intentaron reanimar a la reina repetidamente pero ya estaba muerta.

Por qué se suicida Cleopatra

Obra de Miguel Ángel Buonarroti

Tenemos que remontarnos en la historia para hablar del contexto y las razones que llevaron a la reina a suicidarse.

En septiembre del año 31 a.C. la flota de Cleopatra y Marco Antonio fue derrotada por Marco Agripa, mano derecha de Octavio, en la batalla de Actium. Ante esto, Cleopatra regresó a Alejandría y al poco tiempo Marco Antonio regresó junto a ella. Éste fue el principio del fin, tanto es así que todos aquellos compañeros de bonanzas que estaban junto a ellos años atrás desaparecieron y quedaron solo los fieles amigos que estaban dispuestos a compartir el destino de la pareja.

Octavio no dejó de avanzar hacia Alejandría, cuanto más se aproximaba, más pensaban en que el suicidio era la mejor solución para evitar ser capturados. Antes de todo ello, Cleopatra intentó llegar algún tipo de acuerdo con Octavio para que le perdonara la vida a ella y a sus cuatro hijos -Cesarión, hijo de Julio César, y tres hijos con Marco Antonio-, ya que creía firmemente que exigiría la muerte de Marco Antonio por considerarlo un auténtico rival que podría desplomar su supremacía en Roma. Octavio solo respondió con evasivas y sin dejar de avanzar hacia la capital.

Llegó el verano del año 30 a.C y ya estaban rodeados por tropas romanas. Cleopatra se atrincheró en uno de sus palacios con sus fieles, Marco Antonio batalló junto a sus fieles pero, poco a poco, estos o se rendían o cambiaban de bando. Le llegó un rumor de que la reina se había suicidado que sumado a la desesperanza de la batalla, se suicidó con su espada.

Realmente, Cleopatra no se había suicidado, aunque lo tenía todo listo para matarse y quemar todo lo de valor que había guardado en el propio palacio. Octavio intentó persuadirla de tal cosa pero no podía ofrecerle lo único que ella quería, salvar a sus hijos. Proculeyo, bajo las órdenes de Octavio, escaló y entró en el palacio, ante el aviso Cleopatra se clavó una daga en el pecho pero no fue mortal.

Fue atendida por un eunuco de la confianza del soberano romano en un palacio de Alejandría, ella dejó de comer pero la instaban a hacerlo si quería salvar la vida de sus hijos. Pasaron unos días y tuvo una entrevista con Octavio, lo que pasó en realidad no se sabe pues se cuentan muchas historias, pero todas ellas tienen como punto común intentar salvar la vida propia y la de sus hijos, pero se dio cuenta de que no era posible. Octavio tenía como objetivo llevarlos a Roma como objetos de triunfo y exhibirla de forma humillante hasta que acabara pasando sus días en una mazmorra.

Dos días más tarde, Cleopatra ya se había rendido. Había visitado los restos de Marco Antonio, dejó por escrito su último deseo de ser enterrada junto a él para Octavio y se quitó la vida. ¿Cómo? Realmente se desconoce, al igual que no se sabe dónde fue enterrada realmente.

Consecuencias de la muerte de Cleopatra

Una de las primeras consecuencias de la muerte de Cleopatra es que con ella se acababa la dinastía ptolemaica.

A su vez, Cleopatra consiguió que el triunfo de Octavio no fuera tan sonado pues en su regreso a Roma solo pudo desfilar con su efigie y no con ella, para humillarla ante todos. Aunque sí que se llevó a los tres huérfanos, Ptolomeo XVI Filadelfo Antonio, Alejandro Helios y Cleopatra Selene II, quienes iban encadenados detrás de su carro y fueron mostrados en el desfile militar de la victoria. Finalmente, fueron entregados a Octavia, hermana de Octavio y esposa de Marco Antonio, que ya cuidaba a los hijos que había tenido junto a él.

El destino de Cesarión fue otro, Cleopatra lo mandó al Alto Egipto, y pasó a ser Ptolomeo XV pero solo durante 18 días. Regresó a Alejandría pues se supone que le permitirían ser rey pero fue ejecutado por orden de Octavio el 29 de agosto del año 30 a. C., quien mantenía viva la idea del filósofo Ario Dídimo que decía que sobre el mundo solo había lugar para un César.

Todo ello derivó en que Octavio consiguió dominar el Egipto helenístico y convertirlo en una provincia romana, al igual que todo esto le llevó a convertirse en el primer emperador de Roma, Augusto.

También te puede interesar