Escrito por

Auschwitz – Historia, características, localización y exposición

Auschwitz – Historia, características, localización y exposición. El Holocausto nazi es uno de los episodios más terribles de la historia mundial, aunque no el único. Hoy nos adentraremos en la historia de Auschwitz, el campo de concentración más afamado por la tragedia que más de un millón de personas vivieron allí.

Campo de concentración de Auschwitz

Antes de comenzar a leer este artículo, os recomiendo que empecéis vuestra lectura por éste, Nazismo“, ya que os permitirá situaros correctamente dentro de todo este entramado histórico y del papel del campo de concentración de Auschwitz. Cuanto uno más se sumerge en esta parte de la historia, en la mente humana y la capacidad de llegar a extremos que parecerían insospechados, más preguntas se generan.

En Auschwitz se encuentra el campo de concentración más famoso por los exterminios de personas y el resto de hechos, situaciones trágicas y terribles que se vivieron en este lugar. Hoy día se puede visitar, como un pedazo de historia viviente que permanece allí sobreviviendo al paso del tiempo, como un recordatorio imperecedero del sufrimiento que puede ocasionar así mismo el ser humano.

Características del campo de concentración de Auschwitz

Se entiende por campo de concentración un terreno vallado o acotado donde se recluyen a prisioneros que pueden ser de diferente índole. En el caso de la Alemania nazi, se llevaron a cabo este tipo de campos de concentración pero los diferenciaban entre campo de tránsito y prisión, campo de trabajo, campo de concentración, campo de concentración y exterminio.

El campo de concentración de Auschwitz (Konzentrationslager Auschwitz) se encontraría dentro de esta última categoría. Era un complejo formado por diferentes campos de concentración, construido en 1940, y que llegó a tener tres campos de concentración diferentes:

  • Auschwitz I: campo original
  • Auschwitz II Birkenau: campo de concentración y exterminio
  • Auschwitz III Monowitz: campo de trabajo para un grupo de empresas químicas unido bajo el nombre IG Farben.

Concretamente, Auschwitz está ubicado en la población Oświęcim, que está unos 43 km al oeste de Cracovia (Polonia). En este lugar se llevaron a cabo 1.100.000 asesinatos de forma sistemática e industrializada, entre los años 1940 y 1945. Se considera que un millón de esas personas eran judías, con independencia de su nacionalidad, y 100.000 personas eran disidentes del régimen, prisioneros de guerra, etc. A la hora de asesinar no hubo distinciones entre niños y adultos, quienes murieron deshumanizados.

Parece que hubiera pasado hace muchísimo tiempo pero, la realidad, es que es historia reciente. Una de las cosas que más sorprenden y remueven las conciencias es cómo fue posible que el mundo supiese de su existencia y dejaran que el nazismo fuese creciendo poco a poco, observando el resto de países lo que ocurría sin que nadie hiciese nada. Aproximadamente, se estima que fueron 6 millones de personas muertas en el Holocausto antes de que los los países aliados le pusieran fin.

Historia de Auschwitz

Los campos de concentración nazis comenzaron a construirse en 1933, en el caso del campo de concentración de Auschwitz se inauguró el 20 de mayo de 1940 y no fue hasta el 27 de enero de 1945 cuando fue clausurado por el ejército soviético. Llegó a ocupar un territorio de 40 km cuadrados.

Heinrich Himmler, oficial de alto cargo y uno de los principales líderes del Partido Nazi, fue el supervisor de los tresn tres hombres que estuvieron dirigiendo este campo de concentración: Rudolf Höss, Arthur Liebehenschel y Richard Baer.

Auschwitz I

Auschwitz I, tal y como os hemos indicado anteriormente, fue el campo de concentración original, que se construyó a partir de un barracón abandonado por el ejército polaco.

En un principio, la idea que tenían sobre este lugar era un campo de concentración para 30.000 prisioneros polacos, pero luego se fue ampliando a todos los niveles, tanto en dimensiones como su evolución a lugar de torturas, exterminios y trabajos forzados. En la entrada principal rezaba Arbeit macht frei, “el trabajo hace libre”.

El 14 de junio de 1940 llegó el primer transporte de prisioneros políticos a Auschwitz. Después, fue recibiendo todo tipo de prisioneros: presos comunes, homosexuales, prisioneros de guerra soviéticos, testigos de Jehová… Todos aquellos que eran considerados elementos indeseables para el régimen.

Los castigos se llevaban a cabo en el bloque 11, un habitáculo o celda de 1 metro cuadrado donde introducían a 4 o 5 personas a la vez y les dejaban allí durante días. En este mismo bloque también se llevaron a cabo las pruebas del gas Zyklon B, donde llegaron a morir más de 800 personas, por lo que les pareció tan gran éxito que construyeron la cámara de gas y el crematorio.

En el bloque 10 de Auschwitz se llevaron a cabo experimentos de esterilización a mujeres judías, siendo el 26 de marzo de 1942 cuando llegó la primera mujer a dicho campo de concentración. En 1943 se creó un campo burdel en el bloque 29, formado por mujeres polacas seleccionadas por los guardias y mujeres que accedían a ello a cambio de una mejor alimentación; todas ellas eran utilizadas para premiar a los prisioneros con privilegios.

loadInifniteAdd(44636);

La tasa de mortalidad era extremadamente elevada ya que no sólo se les asesinaba directamente, si no poco a poco: desnutrición, trabajos forzados, falta de higiene.

Auschwitz II Birkenau

En otoño de 1941 comenzó la construcción del complejo Auschwitz II, en Birkenau (a 3 km del original), con el fin de convertirse en un espacio de exterminio y aniquilación de judíos. Ésta es la zona del campo de concentración que todo el mundo asocia al nombre de Auschwitz, puesto que este lugar estaba destinado para asesinar judíos y demás prisioneros.

Para ello, se construyeron cuatro crematorios con cámaras de gas en una extensión de 2,5 km por 2 km. Para que os hagáis una idea, en cada crematorio podían entrar de una vez 2.500 personas para ser asesinadas. Este lugar se convirtió en un campo de concentración de exterminio masivo, sobre todo tras 1943 tras la conferencia de Wannsee que sólo duró 90 minutos y en ella se decidió la solución a la cuestión judía.

A su vez, las personas que estaban allí también se encontraban hacinadas, en 1944 llegaron a alcanzar los 90.000 prisioneros simultáneos alojados en más de 300 barracones.

Los guardias hacían selección de las personas que iban a morir. Éstas eran conducidas a la cámara de gas con el pretexto de que iban a ducharse y recibir un tratamiento desinfectante, pero lo que recibían no era agua sino el gas Zyclon B.

A finales de 1944, el 24 de noviembre, las SS (Schutzstaffel – organización paramilitar nazi) destruyeron las cámaras de gas de Birkenau con el fin de evitar que los soviéticos descubriesen sus acciones. Un burdo intento de ocultar la tragedia nazi.

loadInifniteAdd(44637);

Auschwitz III Monowitz

Auschwitz III es la tercera construcción del campo de concentración, que comenzó a estar en activo en octubre de 1942. Éste estaba diseñado como un campo dedicado al trabajo forzado al servicio de IG Farben, una fábrica que se dedicaba a la construcción del caucho sintético y combustibles líquidos.

Monowitz llegó a contener 12.000 prisioneros, judíos y prisioneros de guerra que recibían la comida justa para intentar mantenerse vivos, aunque debilitados. Dichas condiciones, más los trabajos forzados, hacía habitual que muriesen de hambre o de extenuación, por lo que era común que se reemplazaran unos prisioneros por otros con bastante frecuencia.

A su vez, también se hacían revisiones médicas de trabajo y se seleccionaban a los que iban a ser enviados a Auschwitz II a la cámara de gas. A pesar de que, como os comentábamos antes, había estado ideado como campo de trabajo, también derivó en campo de concentración y exterminio.

Quién libera a los judíos

En el año 1944 comienza el principio del fin, de un largo y esperado fin que para muchos debió parecer imposible de imaginar si no era con su propia muerte. Es a finales de este año cuando el Ejército Rojo, los soviéticos, mantienen una imparable ofensiva contra Alemania que les lleva a actuar intentado eliminar todas las evidencias de las atrocidades cometidas en Auschwitz.

Ya el 27 de enero de 1945 se produce la liberación de este campo de concentración y exterminio. A su llegada encontraron a supervivientes famélicos, prisioneros que habían sobrevivido a las marchas de la muerte (entre el 17 y 21 de enero se obligó a los prisioneros a caminar hacia el Reich, desprovistos de agua y comida, desfallecidos) y, sin duda, evidencias de lo que allí había ocurrido.

Por supuesto que consiguieron eliminar muchas cosas pero los datos hablan de que se encontraron “cientos de miles de trajes de hombres, más de ochocientos mil vestidos de mujeres, y 6500 kilos de cabello humano”, a lo que hay que sumar los cadáveres sin enterrar u otro tipo de pertenencias.

loadInifniteAdd(50325);

A pesar de que se encontraron a 7.000 supervivientes (aproximadamente), más de la mitad falleció a los pocos días.

Tras la caída de la Alemania Nazi algunos altos cargos se suicidan y otros acabaron en los Juicios de Nuremberg, llevados a cabo en noviembre de 1945, donde se juzgó a dirigentes nazis y fueron condenados por las atrocidades cometidas.

Exposición Auschwitz

En la actualidad, en Madrid se puede visitar una exposición de Auschwitz en el Centro de Exposiciones Arte Canal de Madrid (Paseo de la Castellana 214), que estará abierta al público hasta el 17 de junio de 2018. Es una exposición itinerante que está coproducida por el Museo Estatal de Auschwitz – Birkenau junto con Musealia.

Esta exposición contiene más de 600 piezas originales, material audiovisual y testimonios directos de los supervivientes que permiten acercarse sin capas a la historia de Auschwitz. Una exposición que es una clara invitación a la reflexión del ser humano, de la historia y de cómo esto afecta hoy día a nuestra vida.

Los horarios son de 10 a 20 horas, recomendando una visita de entre 2 y 3 horas. El coste de las entradas varía en función del día en el que uno quiera ir. Los lunes la entrada cuesta 6 euros, de martes a viernes 9 euros y en fin de semana o festivos o vísperas de festivo son 11 euros.

** Las fotografías que os mostramos en este artículo pertenecen a dicha Exposición de Auschwitz.

loadInifniteAdd(64314);