-    Escrito por angeles

Rayos X, historia

Los rayos X se descubrieron en 1895 y a partir de allí se convirtieron en una aplicación muy revolucionaria en muchas ramas de la ciencia, desde la astronomía hasta las radiografías que tantas veces no hemos hecho. Hoy conmemoramos el 120 aniversario de los Rayos X conociendo a su inventor y la investigación que le llevó a tan importante avance científico.

image

¿Quién inventó los rayos X?

El inventor o, mejor dicho, la persona que descubrió los rayos-X fue Wilhelm Conrad Röntgen, un físico alemán que estaba centrado en el campo de la electromagnética. Nada más presentar su descubrimiento, la teoría de Röntgen recibió gran atención de crítica y público, y fue traducida al francés, inglés o ruso.

Aunque no es un nombre tan conocido hoy en día como el de otros célebres escritores, el nombre de Wilhelm Conrad Röntgen está escrito en letras de oro en el campo de la medicina, donde ha tenido y tiene numerosas aplicaciones. La importancia de su descubrimiento fue tal en su día, que fue el primer ganador del Premio Nobel de Física en 1901.

Pero, ¿cómo los descubrió realmente? ¿Era eso lo que buscaba o, como tantos otros inventos, surgió casi por casualidad?

¿Cómo se descubrieron los rayos-X?

El 8 de noviembre de 1895 el físico Wilhelm Conrad Röntgen, se encontraba realizando experimentos para analizar la fluorescenciavioleta de los rayos catódicos, para los cuales utilizaba un dispositivo llamado tubo de Crookes. Pero un efecto inesperado le llamó la atención: un sutil resplandor amarillo-verdoso sobre un cartón con una solución de cristales de platino-cianuro de bario. Esto le incitó a realizar algunas pequeñas pruebas para ver qué estaba ocurriendo.

Röntgen comenzó por alejar la solución cada vez más, comprobando que el resplandor se mantenía. Infirió que se trataba de un radiación muy penetrante pero invisible al ojo humano. Los experimentos continuaron por varias semanas para intentar comprender las propiedades de estos rayos, hasta ahora nunca estudiados, lo que desembocó en un nuevo descubrimiento. Al intentar hacer una fotografía comprobó que las placas estaban veladas.

image

Este nuevo evento le llevó a pensar a Röntgen que los rayos influían en la emulsión fotográfica, lo que desencadenó nuevas pruebas. Pronto comprobó que los rayos atravesaban la materia e impresionaban su forma en la fotografía. Al tiempo decidió experimentar con el cuerpo humano. Su esposa expuso su mano a los rayos y la colocó sobre la placa. Obtuvieron así la primera radiografía del cuerpo humano (incluyendo su anillo!), un avance que revolucionaría posteriormente la medicina.

Röntgen decidió llamar a su descubrimiento “rayos incógnita”, o “rayos X”. Sus estudios tuvieron un alto impacto en la comunidad científica, obteniendo en 1901 el Premio Nobel de Física.

Aplicaciones rayos-X

mujer rayos x
La mayoría de nosotros lo hemos pensado, “Cómo molaría tener rayos-X para poder ver a Pepito o a la vecina del tercero sin ropa“. No lo neguéis. De momento no hay constancia de que exista un aparato así, y si ll hubiera no creemos que durara mucho en el mercado. Pero los rayos-X tienen otras aplicaciones de mucha más relevancia.

Como sabemos los rayos-X han dado lugar a especialidades como la radiología, que permite ver el interior del cuerpo humano para analizar el estado de huesos u órganos.

Este tipo de “tecnología” también se suele usar por motivos de seguridad. Por ejemplo, los cuerpos de seguridad especiales tienen equipos de rayos-X para ver a través de determinados materiales, mientras que en otros lugares, como los aeropuertos, se usan para comprobar si los pasajeros llevan algo escondido.

radiografias rayos x
Sin embargo, los rayos-X también pueden tener otros usos que no son tan conocidos entre la población media. Por ejemplo, se usan para estudiar los fósiles y restos de ámbar de hace millones de años sin dañarlo.

Los avances tecnológicos permiten hacer diversas radiologías a los objetos consistentes en una especie de láminas transversales que, todas unidas formarían el propio objeto en 3D. Esta tecnología, asistida mediante ordenadores, se usa, entre otras cosas, para el proceso de salado de jamones.

Por último, otro de sus usos tiene que ver con el arte y el diseño; los rayos-X también se utilizan para saber si un cuadro es auténtico o para determinar la pureza de las piedras preciosas.

Puedes encontrar mucha más información sobre los rayos-X en este documental del Canal Historia:

Imágenes

Google