Escrito por Tendenzias

Los Tudors (III): Elizabeth

La dinastía Tudor, como hemos visto tanto en Los Tudors (I): Llegada al Trono y Los Tudors (II): Enrique VIII, fue una dinastía que a pesar de gobernar un período no muy extenso, desde 1485 hasta 1603, se puede decir que fue la dinastías que más cambios provocó en el devenir del reino de Inglaterra. Enrique VIII, se enfrentó al Papa y a la Iglesia, creando una propia de la que el rey era el máximo representante. Es durante este periodo cuando Inglaterra decide explorar territorios Americanos, entrando a formar parte del reparto del territorio del nuevo mundo. Para terminar esta trilogía, vamos a dedicar este capítulo a Los Tudors (III): Elizabeth, o como la conocemos en España Isabel I, la Reina Virgen, última Reina de la Casa Tudor.

los-tudors-iii-elizabeth-isabel-i

Los Tudors (III): Elizabeth | Antecedentes

Enrique VIII vivió obsesionado por tener un hijo varón, recordemos que de su primera esposa, la española Catalina de Aragón, había conseguido descendencia pero era una niña, María.

La Reina Catalina de Aragón. Primera esposa de Enrique VIII

La Reina Catalina de Aragón. Primera esposa de Enrique VIII

Cuando Enrique rechazó a la reina por la imposibilidad de darle un hijo varón, rompió también con la iglesia católica, creando una nueva iglesia, la Iglesia Anglicana. Esto le permitió repudiar a Catalina y casarse con una de las damas de compañía de ésta, Ana Bolena.

La Segunda Esposa Ana Bolena

La Segunda Esposa Ana Bolena

Con el nacimiento de Isabel, hija de Ana Bolena y Enrique VIII, la princesa María, hija de su anterior matrimonio, sería declarada ilegítima y fuera de cualquier derecho sucesorio. Pasando a ser Isabel, la nueva princesa de Inglaterra.

Tercera mujer de Enrique VIII y madre de su único hijo varón. Eduardo

Jane Seymour, tercera mujer de Enrique VIII y madre de su único hijo varón. Eduardo

Pronto Enrique volvió a enamorarse, esta vez de Jane Seymour, dama de compañía de la Reina Ana Bolena. Ana fue decapitada acusada de un falso adulterio, para de ésta forma poder casarse con Jane. Jane murió 12 días después del alumbramiento de el único hijo varón de Enrique VIII, Edudardo. Ahora el heredero sería Eduardo, por lo que la Princesa Isabel, pasó a ser Lady Isabel, como le pasó a su hermanastra María, perdiendo los derechos sucesorios.

Cuarto matrimonio que duró muy poco tiempo

Ana de Cleves – Cuarto matrimonio que duró muy poco tiempo

La cuarta esposa Ana de Cleves, una noble alemana muy poco agraciada y de la que ya se quiso divorciar el mismo día de la boda, más aún cuando entre las damas de honor de Ana de Cleves, se encontraba la bella Catalina Howard, quién además era prima de la malograda Ana Bolena.

Enrique se divorció de la noble alemana Ana de Cleves y contrajo matrimonio con Catalina Howard, pero este matrimonio tampoco duraría mucho, es más Catalina correría la misma suerte que su prima Ana, cuando fue descubierta con uno de los hombres del Rey.

Quinta mujer de Enrique VIII, repudiada y condenada por

Quinta mujer de Enrique VIII, Catalina Howard fue repudiada y condenada por adultera

Tras la decapitación de Catalina, Enrique ya enfermo, contrajo matrimonio con  Catalina Parr, quién ejerció como una estupenda enfermera con el rey, logró convencer al rey para que volviera a incluir a sus hijas María e Isabel, dentro de los derechos sucesorios, asegurando la dinastía a la muerte del Rey Enrique.

Catalina Parr, última mujer de Enrique VIII, quién junto a Catalina de Aragón murieron como reinas de Inglaterra

Catalina Parr, última mujer de Enrique VIII

Los Tudors (III): Elizabeth | El Rey Eduardo (1547 – 1553)

Eduardo hereda el trono a la muerte de su padre, reinando con el nombre de Eduardo VI. Se encargó de pulir la nueva religión que su padre había creado. Además ostenta el título de haber sido el primer rey ingles protestante. Estudió con los mejores maestros del momento, destacando por su inteligencia.

Enrique VIII señala a su hijo y sucesor Eduardo VI.

Enrique VIII señala a su hijo y sucesor Eduardo VI.

Eduardo no era un niño que gozara de mucha salud, era un niño débil y enfermizo que siempre gobernó tutorado por 16 personas. El príncipe Eduardo falleció a los 15 años, dejando como heredera al trono a Juana Grey, sobrina nieta de Enrique VIII.

Eduardo VI

Eduardo VI

María e Isabel quedaron nuevamente excluidas, los derechos deberían recaer sobre María, pero la condición católica de ésta, chocaba radicalmente con la nueva iglesia que se estaba formando, por lo que quedó descartada.

Juana Grey reina de Inglaterra durante una semana

Juana Grey reina de Inglaterra durante una semana

Juana Grey se mantuvo en el poder sólo una semana, cuando María llegó a Londres, quedó patente que el pueblo no quería a Juana, sino a María.

Los Tudors (III): Elizabeth | María Tudor ( 1516-1558)

María subió al trono como María I, hija del rey Enrique VIII y la reina Catalina de Aragón, por lo tanto era nieta de los Reyes Católicos. María había vivido confinada con su madre durante muchos años, quién la inició en una ferviente fe en la iglesia católica.

María I de Inglaterra

María I de Inglaterra

De los primeros asuntos de los que se ocupó fue de la vuelta del Reino de Inglaterra al catolicismo y a someterse a los designios espirituales de Roma. Persiguió a la iglesia anglicana llegando la inquisición a juzgar y condenar en la hoguera a mas de 300 sacerdotes anglicanos. Este hecho provocó que pasara a la historia como Blody Mari o María la Sanguinaria.

los-tudors-iii-elizabeth-inquisicion

La Inquisición juzgó y condenó a mas de 300 sacerdotes a la hoguera. Hecho que le costó el apelativo de María la Sanguinaria

Su obsesión por casarse y poder dar un heredero a la corona la llevó a buscar marido por todas las cortes Europeas. En 1554, contrajo matrimonio con el joven príncipe Felipe de España, quién reinaría con el nombre de Felipe II. Elegir a Felipe obedecía a posibles alianzas, pero María era Reina de Inglaterra y consorte de España y Felipe era consorte del Reino de Inglaterra y Rey de Reino de España.

Retrato de Tiziano que se le enseñó a María y del que quedó perdidamente enamorada

Retrato de Tiziano que se le enseñó a María y del que quedó perdidamente enamorada

Ante sus deseos de ser madre, sufrió distintos “embarazos”, que no lo fueron a pesar de sufrir parte de las molestias que estos ocasionan, ahora se sabe que posiblemente la reina padecía algún tipo de tumor en los ovarios, motivos por lo que nunca consiguió ser madre.

La reina María permaneció mucho más tiempo de su tierra natal que en España, era reina de Inglaterra y era allí donde debía de estar, mientras que su marido tenía todo un Imperio tanto en Europa como en América que gobernar.

los-tudors-iii-elizabeth-maria-tudor-tumba

La reina María falleció en 1558, sin descendencia, dejando sus derechos dinásticos a la única Tudor que quedaba viva, Isabel la hija de Enrique VIII y Ana Bolena.

Los Tudors (III): Elizabeth | Isabel I (1533-1603)

Isabel I o Elizabeth I, subió al trono de Inglaterra e Irlanda a la muerte de su hermanastra María I, en 1558.  Fue la última representante, quinta y última monarca de la Dinastía Tudor. Reinó desde 1558 hasta su muerte.

los-tudors-iii-elizabeth-arbol

Isabel, al contrario que su hermanastra, era protestante, luego la primera medida que tomó nada más llegar al trono fue restablecer la Iglesia Protestante, de la que sería su máxima autoridad.

Isabel I impulsó la cultura. John Dee realiza un experimento ante la reina Isabel I de Inglaterra

Isabel I impulsó la cultura. John Dee realiza un experimento ante la reina Isabel I de Inglaterra

Isabel fue una reina que se dedicó por entero a la política de su país. Rechazó todas las peticiones del Parlamento Inglés, para contraer matrimonio, algo que se esperaba de una reina era conceder un heredero a la corona, pero Isabel nunca se caso. 

La reina Isabel I, contaba con más de 2000 vestidos en su guardarropa

La reina Isabel I, contaba con más de 2000 vestidos en su guardarropa

Según pasaron los años y la reina comenzó a envejecer, la reina Isabel comenzó a ganar más fama el hecho de no haberse casado que las políticas que pudo llevar a cabo, conociéndola como la Reina Virgen, así es como llegó a la literatura, pintura e incluso a las canciones populares.

Política Exterior

En su política exterior, rechazó las pretensiones de boda de Felipe II, ya viuda de la reina María, pero aún así mantuvo una relación un tanto cautelosa con el rey español. Francia y Escocia siempre habían mantenido una relación de cooperación, mientras que Francia, en guerras continuas con España, era también uno de los enemigos históricos de Inglaterra.

los-tudors-iii-elizabeth-isabel-i

La situación entre España e Inglaterra poco a poco fue tornándose insufrible, las constantes incursiones de corsarios ingleses en los territorios españoles de América, el ataque a los galeones españoles, el deseo del Reino de Inglaterra con conseguir territorios en el nuevo continente, hicieron de estas relaciones un polvorín que estalló.

La Armada Invencible – La Guerra de Inglaterra – España.

La guerra entre Inglaterra y España se libró, arruinando prácticamente a ambos países y provocando la pérdida de una de las más avanzadas flotas que existían hasta el momento, una flota que se llamaba Invencible, preparada para cruzar el atlántico pero no para un mar tan bravo como el que bañaba las costas inglesas, sus barcos de mayor peso se vieron rápidamente empujado hacia las rocas costeras, destruyendo prácticamente toda la flota.

Batalla en el canal de la Mancha. Armada invencible

Batalla en el canal de la Mancha. Armada invencible

El objetivo de derrocar a la reina protestante inglesa para que el catolicismo volviera al reino inglés, fue la excusa esgrimida para entrar en guerra con Inglaterra, una guerra que prácticamente arruinó a los dos países. El resultado fue la pérdida de prácticamente toda la armada, pero para Isabel supuso la tranquilidad de saber que los tercios españoles no intentarían una nueva invasión.

Descubren los restos de un navío de la Armada Invencible

Descubren los restos de un navío de la Armada Invencible

La salud de la reina siempre fue muy buena, pocas veces enfermó pero una edad avanzada y según sus amistades fueron falleciendo, la reina comenzó a sufrir procesos depresivos, poco a poco su salud fue deteriorándose hasta que en la madrugada del 24 de marzo de 1603, la reina fallece. 

Isabel al final de su vida

Isabel al final de su vida

Isabel nunca se pronunció sobre su sucesión aunque el deseo de Cecil, asesor de la reina, era buscar un candidato con derechos dinásticos. Ese candidato lo encontró en Jacobo de Escocia, quién con ayuda de los consejos de Cecil, consiguió el visto bueno de la Reina, subiendo al trono como Jacobo VI de Escocia.

Tumba de Isabel I, curiosamente Isabel y María I de Inglaterra se encuentran enterradas una al lado de la otra

Tumba de Isabel I, curiosamente Isabel y María I de Inglaterra se encuentran enterradas una al lado de la otra

También te puede interesar:

Desde sobrehistoria, hemos creído que quizás también te pueda interesar los siguientes enlaces de nuestra página.

Los Tudors (III): Elizabeth | Reportaje Fotográfico

SobreHistoria.com

Newsletter