Guerra de los Boers, imperialismo britanico en Africa

Anteriormente hemos escrito sobre el comienzo de la intervención británica en el sur de África. En el marco del imperialismo inglés, los intereses comerciales de la metrópoli entraron en conflicto con la población bóer (primeros colonos de origen holandés). Durante prácticamente todo el siglo XIX, se vivió una relación tensa, pero sin llegar a mayores. El descubrimiento de oro y diamantes en la región, catapultó el conflicto que llevó a la Guerra de los Boers

boers_caballeria

Los antecedentes de la "Guerra de los Bóers"

En 1890, Cecil Rhodes era el primer ministro de la Colonia del Cabo. Rodhes, era un importante defensor de la política expansionista del imperio. El objetivo del gobierno inglés era consolidar "una África inglesa desde el Cabo hasta el Cairo". Pero las dos pequeñas repúblicas origen bóer (el Transvaal y el Estado Libre de Orange) se interponían.

Al descubrirse diamantes y oro en territorio de Transvaal aumentó el interés en África del Sur. Pero los gobernadores de Transvaal se negaron a aprobar la instalación de corporaciones mineras. Comenzaron, entonces, las operaciones de los ingleses en busca del conflicto bélico.

La tensión llegó a su clímax durante la llamada “incursión de Jamenson”. En diciembre de 1895. Leander Jameson y sus policías incursionaron en Transvaal, e intentaron provocar un levantamiento de trabajadores ingleses expatriados (Uitlanders). El presidente de Transvaal derrotó facilmente a los invasores, sin que éstos cumplieran su objetivo.

Pero a partir de esto, la tensión entre bóers y uitlanders aumentó. Ambos estados bóers renovaron una alianza defensiva y presentaron un ultimátum a los ingleses de Colonia del Cabo. Los británicos lo rechazaron y la "Guerra de los Bóers" estalló el 11 de octubre de 1899.

<guerra de los boers_mapa

La "Guerra de los Bóers" (1899-1902)

La avasalladora superioridad de hombres y tecnología del ejército de Inglaterra se impuso sobre las recién formadas repúblicas bóers. Hacia mediados de 1900, la guerra entre ejércitos había sido ganada por los británicos. Pero se mantenían a la defensiva grupos guerrilleros bóers, que fueron derrotados recién en 1902.

En 1902, se firmó el Tratado de Vereeniging. En él los bóers debieron aceptar el dominio británico, aunque con posibilidad de lograr el autogobierno más adelante. En 1910, Inglaterra creó la Unión de Sudáfrica, que incluía la Colonia del Cabo, el Estado Libre de Orange, el Transvaal y Natal. La Unión de Sudáfrica recibió una "semi-independencia", siguiendo el modelo del Dominio del Canadá.

 

Imágenes:

Tropas de Caballería de los Boers, en Google

Mapa de la guerra de los Boers, en Google

SobreHistoria.com

Newsletter