-    Escrito por gon

El verdadero inventor del teléfono

Antonio Meucci nació en Florencia en el año 1808 y tras realizar sus estudios, emigró a Cuba en la década de 1830 con el fin de trabajar con enfermos reumáticos.

telefono
Con el fin de reducir el dolor de sus enfermos, Meucci aplicaba sobre los mismos pequeñas descargas de electricidad, siendo así el medio por el cual descubrió la transmisión de sonidos mediante impulsos eléctricos.

Fascinado con su descubrimiento, Antonio Meucci viajó a los Estados Unidos con el fin de materializar esta idea, creando un aparato transmisor de sonido, lo que hoy conocemos como teléfono. En 1871, tras haber realizado numerosas pruebas y perfeccionamiento de su invento, bautizó a este aparato teletrófono. Acto seguido, solicitó el patentamiento del mismo, pero por falta de dinero, no pudo lograr los derechos legales.

Entonces buscó apoyo en empresas como Western Union, pero estas no lo escucharon.  Fue así como en 1876 Bell patenta el teléfono, dirigiéndose inmediatamente Meucci ante tribunales para reclamar sus derechos, pero como era de suponerse, tampoco tuvo éxito. Pocos años después, en 1889 Antonio Meucci muere en una completa miseria y bajo la sombra del anonimato.

Más de un siglo debió transcurrir para que luego de numerosas investigaciones, en el año 2002 se reconociera oficialmente a Antonio Meucci como el verdadero inventor del teléfono. Hoy, puede visitarse en la vía Pellicceria de Florencia la casa donde el inventor nació y pasó los primeros años de su vida.

Antonio Meuzzi vs. Graham Bell

antonio meuzzi
Lo cierto es que Graham Bell es quien realmente ha pasado a la historia como el inventor del teléfono, aunque hoy ya sepamos la verdad. Pero, ya en su momento, Meuzzi inició una ardua confrontación legal contra Bell, una lucha que solo terminó tras su muerte, completamente arruinado y desgastado por este litigio.

Y es que la vida está llena de “genios” que llegan a la gloria sin merecerlo aprovechándose del talento de otros, que generalmente llevan una existencia desdichada. Antonio Meuzzi fue uno de esos pobres genios desgraciados saqueados por alguien con más dinero y menos escrúpulos.

Meuzzi presentó su teletrófono en sociedad en 1860, cuando consiguió reproducir la voz de un cantante a metros de distancia. Sin embargo, las negativas de las empresas a financiarle le obligaron a subsistir vendiendo otras pequeñas patentes. Finalmente, un desastre familiar (incendio) obliga a su mujer a vender el resto de patentes. Nunca se sabe a quienes fueron vendidas, aunque se dice que fue Graham Bell quien las compró.

meuzzi graham bell
Meuzzi trabaja afanosamente en reconstruir su invento, pero no tiene el dinero suficiente para la patente. Intenta de nuevo vender el invento a la Wertern Union, pero no obtiene respuesta. Tras más de dos años de tiras y aflojas, le contestan que la patente se ha perdido.

Poco tiempo después, Graham Bell presenta la patente del teléfono, inspirada claramente en el invento de Meuzzi. El inventor italiano rápidamente toma acciones legales, pero su capacidad económica no tiene nada que hacer frente a los abogados de la compañía de Bell.

Los propios abogados de Meuzzi parecen ir en su propia contra, por ejemplo ignorando las peticiones de reclamaciones que realizaba.

De todas maneras, a lo largo de los años que se extendió el litigio (hasta la muerte de Meuzzi en 1889), quedaron claras las evidencias de prevaricación entre Bell y la compañía Wertern Union (se descubrió que Bell había acordado pagarle a dicha compañía un 20% de los beneficios que generase el teléfono), así como la verdadera identidad del inventor de teléfono: Antonio Meuzzi.

Sin embargo, los abogados de Bell lograron ralentizar y enmarañar el proceso de tal manera que siguió alargándose y alargándose. Años más tarde, con la muerte de Bell, nadie más volvió a preguntar por el inventor del teléfono y Graham Bell comenzó a figurar en los libros de historia como el creador de un adelanto fundamental para el desarrollo de las telecomunicaciones.

Cabe destacar que Meuzzi no solo fue el inventor real del teléfono, sino que también creó muchos otros aparatos de gran utilidad hoy en día, como podéis ver en este video: