UP

-     Escrito por angeles

Dinosaurios: ¿cuanto sabemos sobre ellos?

En nuestro artículo anterior Época de Dinosaurios estuvimos trabajando el complejo tema de la datación, es decir de la ubicación en el tiempo de los dinosaurios. Estas maravillosas especies prehistóricas ciertamente nos fascinan a todos, pero cuánto sabemos sobre ellos: ¿Qué es exactamente un dinosaurio? ¿Cómo se los estudia? ¿Cuánto hay de ciencia y cuanto de imaginación en lo que conocemos de ellos? ¿qué clases de dinosaurios hay? Como siempre, nunca está de más un pequeño repaso.

braquiosaurio

¿Qué es exactamente un dinosaurio?

La clasificación de dinosaurio abarca a los reptiles del período Mesozoico, terrestres y con extremidades rectas. Otros reptiles con patas arqueadas hacia afuera (como cocodrilos y lagartos) no pertenecen al grupo de los dinosaurios. Es decir otros animales del Mesozoico como los pterosaurios (reptiles voladores) y los plesiosaurios (reptiles acuáticos) quedan fuera de esa clasificación.

Teniendo en cuenta esos criterios se consideran dinosaurios tanto a los reptiles terrestres gigantes como a otros de menor tamaño (los más chicos, del tamaño de una gallina). Por el contrario al resto de los reptiles, los dinosaurios tenían sangre caliente al igual que aves y mamíferos.

¿Cómo se estudia a los dinosaurios?

La forma primordial para conocer la vida de los dinosaurios es el estudio de los fósiles. Los fósiles son los restos de animales o plantas que se han conservado en la tierra por miles o millones de años. Los fósiles de dinosaurios son escasos. Encontrar uno puede ser el fruto de años de excavaciones o –a veces- una casualidad muy afortunada.

dinosaurios_excavación

Uno de los mayores problemas es que los esqueletos fosilizados en general están muy fragmentados. Es decir unos pocos huesos, o partes de ellos. La labor de los paleontólogos es reconstruir el dinosaurio a partir de estas pocas piezas, un verdadero puzzle.

El estudio de los dinosaurios se complementa con los datos que aportan otros tipos de fósiles: los coprolitos (excrementos fosilizados), huevos, nidos, y huellas (icnitas). Estos fósiles permiten ir más allá, ya que permiten obtener información sobre el comportamiento de los dinosaurios: sus hábitos, alimentación, reproducción, etc.

¿Cuánto hay de ciencia y cuanto de imaginación en lo que conocemos de los dinosaurios?

Las técnicas científicas más avanzadas –usando la información que aportan los fósiles– son capaces de reconstruir con bastante precisión cómo eran los dinosaurios. Mayormente se emplean maquetas y programas informáticos de simulación y de diseño tridimensional.

Pero a pesar de los avances en el estudio de los dinosaurios, ciertos aspectos de ellos continúan siendo un enigma para los científicos, ya que no hay fósiles que aporten información. El ejemplo más llamativo seguramente es que se desconocen tanto los colores como las texturas de la piel de los dinosaurios. Es decir la imágen que tenemos de su piel es meramente hipotética!

¿Qué clases de dinosaurios hay?

TiranosaurioRex Si bien la clasificación científica de los dinosaurios es por la estructura de su cadera, en forma divulgativa se divide por su alimentación: herbívoros (comen plantas) y carnívoros (comen animales).

Entre los herbívoros se encuentran los dinosaurios de mayor tamaño. El Brachiosaurus y el Diplodocus, son famosos por su largo cuello gracias al que podían alimentarse de las ramas superiores de los árboles. Otro de los dinosaurios hervívoros más conocidos era el Triceratops llamado así por sus tres cuernos.

Entre los carnívoros, encontramos al más famoso de los dinosaurios: el tiranosaurio o Tyrannosaurus rex de hasta los 12 m de longitud, unas enorme cabeza y dientes de más de 10 cm de largo como cuchillos. Otros carnívoros de tamaño mediano eran el Deinonychus y el Velociraptor: medían unos 2 metros, eran veloces corredores, cazaban en manada, y atacaban con una gran garra afilada.

Además de estos dinosaurios carnívoros, que son los más conocidos, existieron otros mucho más pequeños, poco más grandes que una gallinas. Sobrevivían cazando pequeñas presas o alimentándose de carroña (animales muertos).

Algunos de los dinosaurios más conocidos

t-rex
Los dinosaurios fueron unos seres vivos que poblaron la Tierra hace millones de años (se extinguieron hace alrededor de 65 millones de años) y, por tanto, todo lo que sabemos de ellos es gracias a los fósile que se han ido descubriendo a lo largo de los años.

Por supuesto, el descubrimiento de los fósiles provocó gran impacto en su momento, pero el verdadero auge de estos seres llegó en a década de los 50 gracias al cine de serie b. Años más tarde, películas como Jurassic Park han contribuido a hacer los dinosaurios aún más conocidos, incluso llegaron a convertirse en todo un fenómenos mundial (les llegó la fama 65 millones de años tarde). Eso sí, el cine, como siempre, es ficción y en ocasiones las cosas tienen poco que ver con la realidad.

Por ejemplo, el célebre Velociraptor es cierto que era muy agresivo, ágil, y que era muy inteligente. Atacaba en grupo y era capaz de elaborar sofisticadas estrategias de ataque para dar caza a presas de mayor tamaño. También es cierto que poseía una garra muy poderosa con la que podía desgarrar piel y carne son suma facilidad. Sin embargo, si os decimos que en realidad el Velociraptor tenía un pelaje a medio camino entre el pelo y las plumas, y que era de un color tirando a rosa, casi pensaríais más en un flamenco que en un temible depredador, ¿no es verdad?

Por supuesto, otro de los dinosaurios más conocidos es el T-Rex. Con los años se ha descubierto que existieron dinosaurios más grandes, como el Giganotosaurus Carolinii, e incluso más grandes, rápidos y versátiles, como el Spinosaurio que también era un temible depredador en el agua.

triceratops
Entre los herbívoros, no nos podemos olvidar de los diplodocus o los braquisaurios, que podían legar a medir 30 metros de longitud. Sin embargo, dentro de los dinosaurios herbívoros el favorito de más gente es, sin duda, el Triceratops. Hay algo en su apariencia hosca y testaruda que le hace entrañable. Sin embargo, no parecería nada entrañable a los depredadores de la época, ya que un Triceratops adulto era una presa más que difícil de roer.

Otros dinosaurios que seguro os sonarán a muchos son el Stegosaurio, el Gallimimus, el iguanodon o el anquilosaurio.

Ahora, para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video sobre dinosaurios

Este documental es muy interesante porque no habla precisamente de los dinosaurios, sino de los seres que poblaron la Tierra antes que éstos, para entender cómo aparecieron en realidad los dinosaurios.

Enlaces de interés

En Sobrehistoria tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

SobreHistoria.com

Newsletter