Qué fue de la secta Edelweiss y cómo se formó

Cuando pensamos o se habla de las sectas, muchas veces creemos que o son cosas del pasado o se tratan de sectas que son mas típicas en los Estados Unidos o en países menos desarrollados, como ocurre en África o en América del Sur, pero la realidad es que en España hubo una secta muy […]
SobreHistoria.com

Cuando pensamos o se habla de las sectas, muchas veces creemos que o son cosas del pasado o se tratan de sectas que son mas típicas en los Estados Unidos o en países menos desarrollados, como ocurre en África o en América del Sur, pero la realidad es que en España hubo una secta muy peligrosa y terrorífica.

Aunque dentro de las sectas más peligrosas del mundo, como podría ser los Ku Klux Klan, no aparece, la realidad es que hace muchos años apareció en España una secta conocida como Edelweiss, ¿sin embargo sabes todo acerca de su creación o de la ideología que adoptaban?

Cómo se formó la secta de Edelweiss

El comienzo de la historia de la secta Edelweiss surge a finales del año 1970 en la ciudad de Madrid, donde la Asociación Juvénil de Montaña Edelweiss se convirtió al año siguiente en las Boinas Verdes de Edelweiss y fueron por varios barrios de Madrid actuando y captando niños, hasta expandirse por todas las zonas de España y fueron recogiendo a niños a través de varios grupos de montaña. El nombre de la secta proviene de una flor de las Nieves que aparece en algunas zonas de las cordilleras cercanas a la montaña.

Todo esto llegó hasta el año 1984, donde se comenzaron a realizar muchas denuncias sobre los hechos que se habían cometido a los largos de todos esos años y no fue hasta el año 1991 cuando se condenaron a los culpables a múltiples penas y gracias a ello se descubrió a «Los guardias de hierro» que eran  «una secta dentro de otra secta», según los antiguos integrantes, y que eran los encargados de elegir a los niños con los que querían estar en las cabañas, llegando a tener disputas serias entre ellos.

Ideología de la secta Edelweiss

Prácticamente todas las ideologías tienen ciertos puntos en común, no obstante la premisa de la que partía la secta edelweiss es algo diferente y menos habitual. En la secta se ensalzaban las relaciones homosexuales, sobre todo las que seguían entre los hombres menores de edad, y es que según su líder era la manera de relacionarse y la forma de vivir en un lejano planeta conocido como Delhaiss, a los cuales irían los miembros en cuanto hubieran obtenido ciertos conocimientos y cierto bagaje, que les permitiera viajar al planeta y salvarse de la extinción en la tierra. Había una especie de juramento que decía lo siguiente «Juro por mi honor luchar y pertenecer a la Guardia de Hierro de Delhais hasta mi muerte, defendiendo tres conceptos fundamentales y universales: amor, justicia y libertad, aplicándolos a mi mismo, caminando por el sendero de la verdad, hasta que alcance la perfección en el planeta Delhais, al servicio de mi príncipe, el Gran Alain»

Lí­der de la secta Edelweiss

No en todas las sectas había un líder personificado, pero eso no era el caso de la secta Edelweiss, donde su fundador fue Eduardo González Arenas, el cual fue un antiguo miembro de la Legión, dentro del ejército español y que fue acusado durante años por varios delitos contra menores, destacando delitos de violencia y acoso sexual.

Eduardo González llegó a tener dos mujeres y con una de ellas llegó a tener una hija. Sus comienzos con el homosexualismo comenzaron con vivencias que él mismo contó. Se trataron de unas experiencias un tanto irregulares y turbadoras, pues en unos baños de Madrid fue masturbado por un hombre mayor, lo cual lo dejó muy nervioso y le transmitió ciertos sentimientos de culpabilidad. Este hecho lo contó tiempo más tarde a sus padres, quienes optaron por enviarlo a un psiquiatra. Desde este momento, este suceso y la vergüenza provocada por el mismo, lo llevaron a vivir en una espiral de ocultamiento de sus intereses sexuales que posiblemente le llevó a ver su bisexualidad, como algo impuro y  que debía mantener siempre en secreto, esto seguramente fue la causa que finalmente lo llevó a confiar su sexualidad de la manera mas íntima y solo con los niños, que al final los creía como seres puros y de luz, que no le juzgarían por ello.

El líder de la secta, también conocido más popularmente como Eddie, fue puesto en libertad tras varios años en la cárcel e intentó rehacer su vida en Ibiza y dónde tuvo un pub en propiedad. No obstante allí volvió a encontrarse con su pasado y es que Juan Martín García, de 19 años por aquel entonces, y que fue uno de los niños que se sintió involucrados en los actos de abusos sexuales, decidió acabar con la vida del exlegionario al rajarle con un cuchillo.

Qué pasó con la secta de Edelweiss

Cómo os hemos mencionado anteriormente, el fin de la secta llega en el año 1984, donde los niños que se habían involucrado, algunos mediante sus padres y otras gracias a que ya habían crecido y se hicieron mayores de edad, empezaron a denunciar todo lo que había ocurrido con ellos a lo largo de estos años. Esto provoca que Eddie termine en prisión con una condena de 168, de los cuales solo termina cumpliendo 6 gracias al código penal que había por aquel entonces en España. Al salir, se traslada a Ibiza donde termina muriendo asesinado y donde la historia de la secta llega a su fin.

En la actualidad, no hay ninguna variante conocida de esta secta, pero hace poco ha vuelto a resonar esta secta y todos los actos que ocurrieron a posteriori, ya que ha salido una serie en TVE, donde nos cuentan todo desde varios puntos de vista.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar