La evolución humana: proceso de hominización

El ADN de los seres humanos solo se diferencia del ADN de los chimpancés en un 1,24%. Es decir, compartimos el 98,76% de nuestros rasgos genéticos. La gran diferencia entre los chimpancés y los humanos que supone este pequeño porcentaje, se explica a través de la evolución humana y de los principales procesos de hominización que ha sufrido nuestra especie a lo largo de lo que conocemos como prehistoria, cuando nuestros antepasados eran cazadores y recolectores: los cambios en el esqueleto asociados a la posición erguida, el aumento de la capacidad craneal y el nacimiento de crías inmaduras.

Cuáles son los 4 factores de hominización

El proceso de la hominización consta de una serie de factores o claves que nos permitieron pasar de nuestros antepasados hasta lo que somos en la actualidad. Estos son los factores que nos han permitido llegar a los seres humanos.

Dieta

El primero de los factores podemos pasarlo por alto, pero es muy importante. Al principio, éramos cazadores e incluso carroñeros, ya que no siempre era posible cazar o hacerse con animales de gran tamaño. Tras unos años, aprendimos a plantar y recolectar, lo que hizo que no fuera necesario estar todo el día cazando, convirtiéndose de carnívoros a omnívoros. Y no solo aprendieron a plantar y recolectar, sino que consiguieron adiestrar y manejar a ciertos animales para poder hacer los primeros prototipos de granjas. Hemos llegado a ser bastante mas altos y tener una salud mucho mejor con el paso del tiempo, entre muchas cuestiones, porque cada vez se comen mas alimentos y se tiene una dieta mas equilibrada y completa.

Cráneo

Con el paso de los años y tras miles de estudios, hemos podido observar una tremenda evolución de nuestro cráneo, llegando a tener casi el doble de tamaño. Aunque esto podría ser algo insignificante o poco llamativo, la verdad es que es muy significativo que nuestro cráneo sea tan grande actualmente en comparación a lo que fue hace miles de años. Esto va mas allá de una evolución física, ya que fue nuestro cerebro, que cada vez era mas eficiente, el que necesitaba un tamaño mayor del cráneo para poder dar todo su rendimiento y llegar hasta el punto en el que se encuentra la sociedad hoy en día.

Eficacia

Si, la eficacia en ciertos aspectos o comportamientos nos ha llevado a ser a lo que somos hoy en día. Por ejemplo, la eficacia a la hora de cazar, gracias a las herramientas que fuimos capaces de hacer en el pasado llegamos a cazar piezas o presas mas grandes; tardábamos menos tiempo en hacerlo y no se perdían tantos miembros de las tribus. No solo eso, sino que la eficacia a la hora de ser capaces de crear fuego de la nada o de crear otros elementos, como la rueda; nos hizo crecer bastante mas rápido de lo que podríamos llegar a pensar.

Lenguaje

Por último, y posiblemente el mas importante, esta el factor del lenguaje. Este factor es la clave de nuestra evolución, hasta el punto de que en la actualidad el lenguaje es muy diferente en cada uno de los diferentes lugares del planeta y podemos emplearlo de modo escrito y oral, además de nuevos tipos de lenguaje que nunca podríamos llegar a imaginar. Hemos pasado, como seres, de comunicarnos mediante gestos y señas hasta ponerle nombre a cada una de las cosas que nos rodea y ser capaces de expresar con precisión todo aquello que queremos, necesitamos o sentimos.

Diferencias entre humanización y hominización

Aunque seguramente hayas oído hablar de los términos a lo largo de tu época estudiantil, en muchas veces te habrán mezclado los conceptos e incluso, pueden que te lo hayan explicado mal. Para entender bien cada uno de ellos, lo mejor es definirlo por separado.

  • La hominización es el proceso por el cual nos convertimos en humanos. Este es un proceso muy largo, un proceso biológico evolutivo que lleva millones de años.
  • La humanización  incluye un proceso, que también es un proceso evolutivo, pero no biológico. Es un proceso social que aprendemos a través de factores como el idioma y la cultura.

Cómo podéis ver, los procesos son totalmente contrarios entre sí, mientras que uno se basa en nuestra evolución biológica, desde que partimos de ser animales hasta convertirnos en los humanos que somos actualmente; el proceso de la humanización se trata del proceso que nos hace evolucionar como seres sociales y que nos ha permitido llegar a vivir en una sociedad conjunta.

Teorías de la evolución humana

¿Sabías que África está considerada la cuna de la humanidad? Es allí donde aparecieron los primeros Homos, al igual que también fue en África donde surgieron los primeros Homo Sapiens. Concretamente hay que trasladarse hasta Tanzania, a la garganta de Olduvai, para realmente estar ante la cuna de la humanidad. Es en este lugar donde hay una concentración de yacimientos de hace más de dos millones de años, los cuales son la fuente para conocer cómo se ido produciendo la homonización, la evolución humana. Otros yacimientos fundamentales son Laetoli, Peninj, Isimila, hay una concentración de ellos junto al estacional lago Eyasi, que han permitido reconstruir la evolución del ser humano desde hace 3,6 millones de años hasta hoy día. Por ejemplo, para que os hagáis una idea de la trascendencia y el valor tan fundamental que aporta Tanzania (concretamente en Laetoli) a la historia del hombre, en 1978, se descubrieron las pisadas fosilizadas de homínidos que tenían más de 3,6 millones de años de antigüedad; su descubridora fue la antropóloag Mary Leakey. Está considerado como uno de los hallazgos paleoantropológicos más importantes de la historia y si veis las fotografías es algo absolutamente impresionante.

Por daros algún dato curioso más, los primeros homínidos comenzaron alimentándose únicamente de vegetales pero, posteriormente, fueron incluyendo la carne a su dieta. Este cambio en su alimentación creen que tendría que ver con el aumento del tamaño del cerebro.

El estudio de la evolución humana comienza en 1859 y la realidad es que continúa hoy día, a pesar de que no siempre se destinen dinero para la investigación y recuperación de fósiles y hallazgos. Hace ya muchos años, comenzó a estar en boca de todos la evolución debido a la publicación de “El origen de las especies” de Charles Darwin, donde expone su Teoría de la Evolución, basándose en tres premisas fundamentales:

  • Las diferentes especies tienen su origen en la evolución de una especie anterior.
  • Esta evolución está regida por el principio de Selección Natural. Evolucionan solamente aquellas especies que mejor se van adaptando a los cambios.
  • El ser humano tiene su origen en especies ya extinguidas descendientes de los primates.

En 1870 Gregor Mendel aportó las Leyes de Mendel, explicando los factores que tienen influencia a la hora de buscar la herencia genética. Gracias a las teorías de Darwin y a las Leyes de Mendel, comenzaron a desarrollarse las teorías sobre la evolución humana.

El hombre es un homínido, más concretamente un homo, perteneciente a la rama hominoidea de los primates superiores. Esta sería nuestra catalogación desde el punto de vista zoológico.

Desde el punto de vista evolutivo, el árbol de la evolución humana más aceptado en la comunidad científica es el siguiente:

Cuadro de características:

*Millones de años

El largo proceso evolutivo que recoge tanto el árbol de la evolución como el cuadro de características es conocido como el proceso de hominización, que transformó los primates hasta dar lugar al Homo Sapiens.

Características de la hominización

El proceso de hominización es un proceso evolutivo que recoge tanto los cambios anatómicos como la evolución cultural de estas especies, ya que unos están íntimamente ligados a los otros. Este proceso recoge la evolución del ser humano y todas las características específicas que nos diferencian del resto de los primates.

Las características propias de dicha evolución y que nos diferencian de los primates son: bipedismo, posición erguida, aumento del tamaño del cerebro, disminución de las mandíbulas, lenguaje simbólico.

Cambios en el esqueleto asociados a la posición erguida

El Australopithecus fue la primera especie que adoptó una posición erguida. Esto llevó aparejado una serie de modificaciones importantes en el esqueleto:

  1. Las extremidades inferiores, preparadas para la vida en los árboles, se van  alargando y se va apoyando el pie de forma completa, colocándose el dedo gordo en el mismo plano que el resto, facilitando así la posición erguida. Al mismo tiempo, las extremidades superiores se van acortando y las manos se vuelven más cortas y anchas, además de pasar a tener un pulgar oponible.
  2. La columna vertebral pasa a tener forma de S, lo que facilita que el cráneo se inserte en la columna por su base para soportar el peso de la cabeza.
  3. La pelvis pasa a ser más estrecha y más fuerte, para soportar el peso de las vísceras (intestinos) y facilitar la musculación de glúteos y piernas.

La teoría más aceptada en relación al porqué de este cambio explica que es una consecuencia de la adaptación a la vida en la sabana africana. El clima árido de este entorno obliga a la especie a erguirse con el objeto de recibir menos sol y menos calor al alejarse del suelo. Cumpliendo al mismo tiempo la función de poder ver por encima de la vegetación.

Aumento de la capacidad craneal

Como se observa en el cuadro de características, la capacidad craneal se ha triplicado durante el proceso de hominización. El cerebro recoge y procesa toda la información que recogemos a través de los sentidos y determina la respuesta que vamos a ofrecer a los estímulos que recibimos. La capacidad craneal  fue aumentando en la medida en que éstos hacían un uso mayor del cerebro.

Nacimientos fetos inmaduros

El estrechamiento de la pelvis asociada a la posición erguida provocó que el canal de nacimiento también se estrechara, de tal modo que el feto tuvo que expulsarse antes de su maduración definitiva. Esto permitió una larga crianza y un largo proceso de aprendizaje del lenguaje, la cultura y las herramientas necesarias para la adaptación y la supervivencia.

Procesos de hominización

Australopithecus

El Australopithecus Anamensis, el más antiguo, era vegetariano y sin capacidad para construir herramientas, con una capacidad cerebral de 300cc. Era vegetariano pero comenzó con la ingesta de carne y tenía la capacidad de fabricar herramientas muy simples. Su capacidad cerebral estaba en torno a los 450cc.

Homo Habilis

El Homo Habilis existió hace 2,5 millones de años, fue el primero omnívoro que fabricaba herramientas de forma regular. Las abandonaba después de usarlas, principalmente para la caza y el despiece de los alimentos. Se cree que ya poseían un lenguaje rudimentario. Siendo de un tamaño similar al Australopitecos, su capacidad cerebral es casi el doble, 650cc.

Homo Ergaster

El Homo Ergaster existió hace 1,8 millones de años y, al igual que el su predecesor, fabricaba herramientas para la caza, entre otras. Se cree que consumía más carne que los anteriores homo y tenía mayor capacidad craneal. De él se han encontrado fósiles en Asia, el norte de África y Europa.

Homo Erectus

El Homo Erectus vivió hace 1,6 millones de años. Tenía la capacidad para fabricar herramientas y utensilios para la caza; dominaba el fuego y era capaz de conservarlo. Se cree que ya tenía un lenguaje primitivo que le permitía comunicarse.

Homo Antecessor

El homo Antecessor vivió hace más o menos 900 mil o 1 millón de años, eran omnívoros y cazadores habituales. Fabricaban y conservaban sus propias herramientas, que iban mejorando con el uso y eran capaces de conservar el fuego. Disponían de capacidades organizativas y un lenguaje más avanzado.

Homo Neanderthalensis y Homo Sapiens

El Homo Neanderthalensis y el Homo Sapiens, fueron capaces de crear herramientas más especializadas, hacían rituales mortuorios, tenían expresiones artísticas y capacidades de organización y comunicación, más avanzadas en el caso del Homo Sapiens, lo cual le permitió adaptarse mejor y sobrevivir en cualquier clima o entorno.

Junto con el aumento de la capacidad craneal, el cambio de dieta de vegetariano a omnívoro provocó cambios en la mandíbula, menos saliente y en la dentadura, para adaptarla a la nueva dieta.

Homo Sapiens Sapiens

Apareció hace 160 mil años y se trata de los homínidos modernos. Su capacidad craneal llegó casi a los 2000 cc, llegaron a fabricar herramientas más elaboradas y utensilios de piedra, también de madera e incluso de hueso. En su orden social crearon tribus, tenían un lenguaje más complejo y apareció el arte.

También te puede interesar:

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar