Escrito por Tendenzias

Jerjes, el rey persa : Biografía y la Batalla de las Termópilas

Seguramente si no estás muy puesto en historia el nombre de Jerjes te sonará del cine. Un cine que nos mostró una visión no demasiado exacta de este gran guerrero y nos referimos a la película 300. Un personaje que se granjeó la antipatía del espectador cuando el Rey de Esparta, Leónidas se enfrenta con sus 300 hombres ante el gran Dios Rey Persa, Jerjes I y sus más de 100.000 soldados. Pero para ser fieles a la historia, deberíamos antes conocer la apasionante vida de Jerjes I, un hombre que llegó a gobernar desde la India hasta Cus, la actual Etiopía. Jerjes, el rey persa: Biografía y la Batalla de las Termópilas, quién fue Jerjes, como se desarrolló su vida y que circunstacias le llevaron a la guerra de las Termópilas.

Quién era Jerjes, el Rey Persa

Jerjes I, también conocido como Jerjes el Grande, Xerxes o Asuero, tal y como aparecen en los relatos de la Biblia. Se desconoce su lugar de nacimiento exacto, se sabe que debió ser aproximadamente sobre el año 519 a.C., falleciendo en el año 465 a.C. en Susa. 

Reinó como quinto rey del Imperio Aqueménida, su madre Atosa era la hija de el rey Ciro II el Grande, mientras que su padre fue el rey Darío I. Fue rey arqueménida de Persia y con el se inició la terrible decadencia del Imperio Persa en favor de Atenas. A la muerte del rey Darío I, Jerjes intentará apaciguar el imperio, primero pacificando la zona de Egipto o sofocando revueltas en Babilonia.

Ruinas de la Ciudad de Persépolis

Enemigo indiscutible de los Griegos, Jerjes siempre tuvo en mente vengar la muerte de su padre, el rey Darío I en la batalla de Maratón de manos de los Griegos, (batalla perteneciente a la primera guerra médica), por lo que se empleó a lo largo de toda su vida, a luchar contra los griegos.

Recordado por sus épicas batallas como la que sostuvo contra el ejército griego de Leónidas, mientras pretendían evitar la entrada del ejército Persa a través del Desfiladero de las Termópilas.

Paso de las Termópilas

Saqueó ciudades, pueblos y regiones, como la de Ática y destruyó santuarios griegos como los santuarios de la Acrópolis de Atenas. Pero cometió un grave error, subestimó al ejército griego quienes se habían estado reagrupando a través de su flota en el estrecho comprendido entre el Ática y la Isla de Salamina, la emboscada se saldó con la derrota del ejército persa en el año 480 a.C.  Sus últimos años los vivió retirado de la política, dedicado a construir grandes construcciones en ciudades como Persépolis, muriendo en Susa el 465 a.C, asesinado.

Biografía de Jerjes el Rey Persa

Tras la muerte de Darío I, Jerjes sube al trono. El Imperio Persa se encontraba en una situación muy delicada, por un lado la pérdida de la campaña emprendida contra Grecia y que había dado lugar a la Primera Guerra Médica, por otro lado Egipto ansiaba su independencia lo que originaba constantes rebeliones, todo esto ponía al imperio en un momento delicado sumido en una grave crisis.

Darío I

Los problemas con los que se encontró Jerjes para terminar de llevar a cabo los planes imperiales de Darío, pasaban por recuperar el control sobre Egipto y por acabar con Grecia. Primero se dedicó a sofocar las rebeliones que se sucedían en Egipto, por lo que antes de terminar su segundo año de reinado consiguió aplastar a los insurrectos Egipcios, dejando un destacamento de mas de 20.000 hombres en Memfis.

Hasta ahora las antiguas civilizaciones que habían sido sometidas por el Imperio Persa, se habían mostrado poco conciliadoras, primero Egipto y después Babilonia. Ante este nuevo problema Jerjes decidió zanjarlo definitivamente, y lo hizo aboliendo en el 484 a.C., el reino de Babilonia de manera definitiva, despojándoles de la estatua dorada de Bel o Morodac, cuya tradición rezaba, que el rey legítimo de Babilonia debía tocar sus manos el primer día del año, matando a todos los sacerdotes que intentaban impedirlo.

Es por este motivo por el que Jerjes no aparecerá en la historia como rey de Babilonia, aunque si como Rey de Persia y Media o Rey de Naciones, o lo que era lo mismo, rey del mundo. La desaparición de Babilonia como reino tuvo consecuencias inmediatas como la revolución del año 484 a.C. y la de 479 a.C., dos rebeliones que fueron sofocadas de forma enérgica y brutal.

Tras sofocar las revueltas, Jerjes influenciado por su propio primo Mardonio, intentó vengar la derrota que su propio padre, Darío I, había sufrido de manos griegas en la batalla de Maratón, en el año 490 a.C., hechos que sucedieron durante la Primera Guerra Médica. Darío había muerto antes de castigar a los atenienses por haberse intrometido en las Revueltas Jónicas, acaecidas en Asia Menor, por lo que ahora Jerjes se tomaría su tiempo para conseguir el castigo y la venganza rematándola con su  propia conquista.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Representación en Vasija Griega de la Batalla de Maratón

Jerjes mandó excavar el llamado Canal de Jerjes que conseguía comunicar la Península Calcídica con el continente europeo, de esta forma evitaba perder naves como ocurriera en el año 492 a.C. cuando una flota persa naufragó al pie del monte Athos. Todo un plan a conciencia, donde no se dejó al azar ningún factor, se colocaron escalas a lo largo de toda la ruta que recorría el territorio de la Tracia, en estas escalas se almacenaron provisiones, se levantaron puentes que facilitaban llegar hasta Helesponto.

Jerjes firmó una importante alianza con Cartago, dejando aislados a los griego helénicos al perder el apoyo de los griegos sicilianos de la zona de Agrigento y Siracusa. Anexionó para el imperio los territorios griegos de Tesalia, Macedonia, Tebas y Argos. Todo estaba casi preparado para la gran ofensiva, las alianzas preparadas, los suministros bien repartidos por el camino, infraestructuras acabadas y una flota formada por fenicios y chipriotas. En tierra, un poderoso ejército, bien preparado.

Uno de los dos puente de Jerjes que fueron construidos con 360 y 314 barcos respectivamente

Así, antes del verano del año 480 a.C., Jerjes dejó la ciudad de Sardes para dirigir sus ejércitos contra la gran alianza griega, formada por Atenas y Esparta. Jerjes se encaminaba a iniciar la Segunda Guerra Médica y su ya famosa Batalla de las Termópilas.

También te puede interesar:

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Hemos querido reservar la Batalla de las Termópilas para una futura actualización debido a su importancia, no obstante desde Sobrehistoria, hemos seleccionado unos enlaces de nuestra página que seguro te permitirá ampliar conocimientos.

Jerjes, el Rey Persa | Galería de Imágenes

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos