Escrito por

Guerra de los 30 años – causas, periodos y consecuencias

¿Cuánto sabes acerca de la Guerra de los 30 años? Te contamos cuáles fueron las causas que iniciaron esta guerra, los diferentes periodos de la misma y las consecuencias que supuso la Guerra de los 30 años para el mundo.

Causas de la Guerra de los 30 años

Las causas de la Guerra de los 30 años fueron múltiples, desde el ámbito religioso, político y económico a nivel internacional.

Durante muchos años se ha creído que la Guerra de los 30 años había estado originada por motivos religiosos, por el conflicto entre protestantes y católicos del siglo XVI, aunque en los últimos años los historiadores se plantean que no fue sólo esto.

Aún así, bien es cierto que uno de los hitos históricos que la provocó fue el nombramiento del rey católico Fernando II como emperador del Sacro Imperio Germánico y rey de Bohemia, en el año 1617, que pretendía unificar todos los estados e imponer su religión. Los protestantes no estaban de acuerdo con la coronación y pidieron ayuda a los demás países, esto derivó en que la guerra afectase a Europa y cada uno se posicionase.

En cuanto a la política, dicho Emperador tenía el deseo de eliminar la elección del emperador del Sacro Imperio para que fuese un legado de sangre, por lo que el gobierno se mantendría en su familia.

En el ámbito económico, algunos países también tenían intereses comerciales ya que había una gran rivalidad por el comercio en la zona bélica, en el mar del Norte y la zona del Báltico.

Periodos de la Guerra de los 30 años

Periodo palatino

Johann Philipp Abelinus vía wikipedia

El comienzo de la guerra se inició en Bohemio, en un contexto en el que la sociedad se dividió entre protestantes y católicos. Uno de los momentos relevantes tuvo lugar en mayo de 1618 y se bautizó como defenestración de Praga, momento en el que los católicos destruyeron una iglesia y los protestantes, como respuesta, atacaron el lugar donde trabajan los funcionarios reales y los secretarios.

El resultado de esta reyerta fue que los protestantes nominaron a Federico V, elector del Palatinado, para que se hiciese cargo del trono, lo que supuso un claro y directo mensaje a Fernando II como rey que no les representaba. El hecho de que Federico V aceptara tal puesto, supuso que la confrontación dejó de ser únicamente religiosa para ser política.

La respuesta de Fernando no se hizo esperar y el General Von Tilly, bajo sus órdenes, lideró un ejército para recuperar las ciudades hasta llegar a Praga. Federico V destituyó públicamente y huyó de la ciudad de Praga, mientras que ésta era arrasada a base fuego, terror y sangre.

Una vez que estuvo de nuevo bajo el reinado del Emperador Fernando, éste prohibió la libertad de culto a Bohemia y a Federico le quitó sus dominios del Palatino.

conde de tilly, vía wikipedia

Periodo danés

El avance de Fernando II supuso que los electores protestantes cada vez eran menos, únicamente quedaban Brandenburgo y Sajonia, frente a todos los demás que eran católicos. Esto supuso que un gran revuelo y temor, no podían permitirlo, por lo que se pidió ayuda al rey de Dinamarca, Cristian IV. Los intereses de este último no eran altruistas, pues era un rival comercial directo de Alemania.

A pesar de los intentos de vencer al Emperador, Cristian IV fue derrotado tanto por general alemán Wallenstein y el General Von Tilly. Esto derivó en el tratado de Paz de Lubeck, que suponía para Dinamarca el compromiso de no ayudar a los protestantes alemanes y que su territorio estuviese a salvo.

Con respecto al resto de los príncipes participantes en este segundo periodo de la guerra, el Emperador les obligó a devolver los bienes a la iglesia.

Periodo sueco

Recibe este nombre debido al a intervención de Suecia en la guerra, motivada por su rivalidad con Alemania y, a su vez, por la influencia del ministro de Francia, Richelieu.

loadInifniteAdd(44636);

En esta ocasión, el protagonista de este período será Gustavo Adolfo, rey de Suecia y experto guerrero que contaba con el mejor armamento hasta la fecha. Su ejército consiguió derrotar al General von Tilly y a Wallenstein, gracias a sus nuevas tácticas en estrategia e incluso su ferocidad, puesto que no dudó en involucrarse en la batalla estando él mismo en línea de fuego pero le costó la vida.

Los suecos acabaron perdiendo sus nuevas posiciones y Wallenstein terminó asesinado bajo la orden de Fernando, pues estaba alcanzando gloria y no estaba muy seguro de sus intenciones. Finalmente, todo terminó con el tratado de Paz de Praga de 1635.

Periodo francés

Francia tenía como propósito acabar con la Casa de Austria y, para ello, no dudó en establecer alianzas con los Países Bajos y algunos príncipes de Italia para comenzar la batalla contra Francia y España.

Las batallas se sucedieron sin que uno u otro consiguiera el dominio completo. En esta época, los protagonistas más nombrados son Richelieu, Bernardo de Sajonia, el general Chatillón, Turena y Conde.

Finalmente, fue Fernando III quién subió al trono alemán y Luis XIV al trono francés. Con ellos terminó la guerra y optaron por declarar un tratado de paz.

Tratado de Westfalia 1648

Gerard Terborch vía wikipedia

El Tratado de Westfalia tuvo lugar en el año 1648 y, con ella, se consiguió un tratado de paz que puso fin a la Guerra de los Treinta años.

loadInifniteAdd(44637);

Este tratado consistió en el reconocimiento del Emperador de los príncipes soberanos de cada uno de los estados, libertad de culto y el regreso de Alsacia y Lorena al gobierno francés.

Tratado de los Pirineos

El Tratado de los Pirineos es un tratado que incumbía a España, pues también formó parte de la guerra y se firmó en el año 1658. Este tratado consistió en la devolución de Rosellón y Arotis a Francia, marcando también el final de la guerra.