Escrito por

El Imperio Británico en África: la anexión de Colonia del Cabo

La llegada del imperio británico al Cabo cambió la vida de las personas que ya vivían allí. Inicialmente, el control británico tenía como objetivo proteger la ruta comercial hacia el Este, sin embargo, los británicos pronto se dieron cuenta del potencial para desarrollar el Cabo para sus propias necesidades y comenzó así una anexión que se convirtió en histórica, al formar parte del reparto colonial de África. Os hablamos ahora del desarrollo del Imperio Británico en África: la anexión de Colonia del Cabo.

El imperio britanico en africa la anexion de colonia del cabo

El Imperio Británico en África: la anexión de Colonia del Cabo

A principios del siglo XIX, el conocimiento europeo de África se reducía al Norte. En el resto del continente africano existían pequeñas posesiones en las costas. Eran factorías comerciales vinculadas al comercio de esclavos, controladas por Inglaterra, Francia, España y Portugal. Inglaterra apuntaba a consolidar su imperio, y Colonia del Cabo –en territorios de la actual Sudáfrica – habría de ser una de sus tantas adquisiciones coloniales.

El imperio britanico en africa la anexion de colonia del cabo cuadro

Las poblaciones de nativos africanos de la región eran agrícolas o pastoriles, sin lenguaje escrito ni estados políticos duraderos. Misioneros, aventureros individuales y exploradores fueron los primeros en abrir este mundo a Europa, entre ellos los más célebres fueron Stanley y Livingstone.

La anexión de las tierras sudafricanas al vasto imperio británico se produjo en 1815, cuando Inglaterra compró la Colonia del Cabo a Holanda. Una importante cantidad de británicos llegaron a esta región a instalarse definitivamente. Pero estas tierras estaban ya ocupadas por antiguos colonos de origen holandés, llamados bóers con los que a la larga entrarían en conflicto.

La llegada de colonos a la Colonia del Cabo

Después de las guerras napoleónicas, Gran Bretaña experimentó un grave problema de desempleo. Por lo tanto, alentados por el gobierno británico a emigrar a la colonia del Cabo, los primeros colonos llegaron a Table Bay a bordo del Nautilus y el Chapman el 17 de marzo de 1820. Desde la colonia del Cabo, los colonos fueron enviados a la Bahía de Algoa, conocida hoy como Puerto Elizabeth.

El imperio britanico en africa la anexion de colonia del cabo colonias

Lord Somerset, el gobernador británico en Sudáfrica, alentó a los inmigrantes a establecerse en la zona fronteriza de lo que ahora es el Cabo Oriental. Esto fue para consolidar y defender la frontera oriental contra el pueblo vecino Xhosa, y para dar un impulso a la población de habla inglesa.

Este período vio una de las etapas más grandes de asentamiento británico en África, y aproximadamente 4.000 colonos llegaron al Cabo, entre abril y junio de 1820. A los colonos se les concedieron granjas cerca de la aldea de Bathurst, y suministraron equipo y comida contra sus depósitos. Una combinación de factores hizo que muchos de los colonos dejaran estas granjas para irse a las ciudades vecinas.

En primer lugar, muchos de los colonos eran artesanos sin interés en la vida rural y carecían de experiencia agrícola. Además, la vida en la frontera fue dura y sufrieron problemas como la sequía, las condiciones de óxido que afectaron a los cultivos y la falta de transporte. Por lo tanto, muchos colonos abandonaron la frontera oriental en busca de una vida mejor en ciudades como Port Elizabeth, Grahamstown y East London. Por lo tanto, la frontera oriental nunca llegó a estar tan densamente poblada como Somerset había esperado.

Los colonos que permanecieron como agricultores hicieron una contribución significativa a la agricultura, plantando maíz, centeno y cebada. También comenzaron a cultivar lana, que luego se convirtió en un comercio muy lucrativo. Algunos de los colonos, que eran comerciantes de profesión, también hicieron una contribución significativa a los negocios y la economía. Nuevas ciudades como Grahamstown y Port Elizabeth, por lo tanto, crecieron rápidamente.

La disputa con los bóers por el control de África

Pero el conflicto con los bóers, que también eran agricultores, siempre estuvo latente, de modo que se enfrentaron a los colonos ingleses por la posesión de la tierra. La llegada de los británicos había implicado ademças cambios drásticos. Se abolió la esclavitud, que habitualmente era utilizada por los bóers para obtener mano de obra. Al igual que en el resto del imperio británico, se buscó «proteger» a los pobladores nativos explotados por los colonos holandeses.

Los cambios fueron más allá de lo económico, llegando a afectar el estilo de vida de los colonos bóers. Se adoptó el idioma inglés como única lengua oficial. Se estableció el anglicanismo por sobre la tradición cristiana fundamentalista de los bóers.

Como consecuencia de estas medidas inglesas, entre los años 1835 y 1837, se produjo una masiva emigración. Alrededor de diez mil bóers se trasladaron hacia tierras escasamente pobladas del norte, disputando su territorio al grupo nativo de los bantú.

Por otro lado, las primeras décadas del siglo habían visto otro evento de gran importancia: el ascenso al poder del gran rey zulú, Shaka. Sus guerras de conquista y las de Mzilikazi, un general que se separó de Shaka en un camino de conquista hacia el norte, causaron una interrupción calamitosa del interior conocido por los hablantes de sotho como difaqane (migración forzada); mientras que los hablantes de zulú lo llaman mfecane (aplastante).

Shaka se embarcó en un programa masivo de expansión, matando o esclavizando a quienes resistieron en los territorios que conquistó. Los pueblos en el camino de los ejércitos de Shaka se apartaron de su camino y se convirtieron en agresores contra sus vecinos. Esta ola de desplazamiento se extendió por todo el sur de África y más allá. También aceleró la formación de varios estados, en particular los del Sotho (actual Lesotho) y del Swazi (ahora Swazilandia).

Esto desnudó gran parte del área en la que los bóers ahora se movieron, lo que les permitió establecerse allí con la creencia de que estaban ocupando territorio vacante. De estos, unos cinco mil se establecieron en el área que más tarde se conocería como el Estado Libre de Orange (actual Estado Libre). El resto se dirigió a Natal (actual KwaZulu-Natal) donde designaron una delegación, bajo el liderazgo de Piet Retief para negociar con el Rey Zulu, Dingaan (el sucesor de Shaka), por tierra. Inicialmente, Dingaan les otorgó una gran área de tierra en la parte central y sur de su territorio, pero Retief y su grupo fueron asesinados más tarde en el kraal de Dingane.

El recién elegido líder de Voortrekker, Andries Pretorius, preparó al grupo para un ataque de represalia y los zulúes fueron derrotados posteriormente en la famosa Batalla del río Blood, el 16 de diciembre de 1838, lo que llevó a la fundación de la primera República Boer en Natal.

Respuesta Xhosa

Los europeos que llegaron para quedarse en Sudáfrica se establecieron por primera vez en Ciudad del Cabo y sus alrededores. A medida que pasaron los años, buscaron expandir su territorio. Esta expansión fue primero a expensas de los Khoikhoi y San, pero luego la tierra Xhosa también fue ocupada. Durante la segunda mitad del siglo XVI, los Xhosa encontraron pioneros blancos que se movían hacia el este o Trek Boers en la región del río Fish. La lucha resultante no fue tanto una competencia entre razas blancas y negras como una lucha por el agua, el pastoreo y el espacio vital entre dos grupos de agricultores.

La primera guerra fronteriza estalló en 1780 y marcó el comienzo de la lucha de Xhosa para preservar su tierra, costumbres y estilo de vida. Fue una lucha que iba a aumentar en intensidad cuando los colonos británicos de 1820 llegaron a la escena.

Esta lucha amargada involucró a algunos de los más grandes veteranos de guerra en la historia de Sudáfrica, por ejemplo, el famoso guerrero Maqoma (el padre de Guerilla Warfare), Sir Harry Smith (leyenda militar y general favorito de Inglaterra), el jefe Hintsa (mártir) y Adriaan van Jaarsveld (conocido como el despiadado ‘capitán rojo’ entre los Xhosa). También fue durante estas guerras que los Trek-Boers desarrollaron la técnica del Laager como una forma de defenderse de una gran fuerza enemiga

La formación de Transvaal y el Estado Libre de Orange

Luego de luchas entre los bóers, los ingleses y los zulús, los bóers establecieron dos estados virtualmente independientes, el Transvaal y el Estado Libre de Orange. El Imperio Británico en la punta sur del continente africano creció lentamente. Atrapado entre las políticas opuestas de los colonos, los gobernantes imperialistas y los líderes indígenas.

En 1852, los ingleses reconocieron la independencia del Estado bóer de Transvaal, y posteriormente lo hicieron con el Estado Libre de Orange. Se lograba así un acuerdo que daba un cierto equilibrio a la región. Pero ese equilibrio habría de durar sólo 25 años. Luego Inglaterra desarrollaría una política de expansión más ambiciosa que sería el germen de futuros conflictos bélicos, característicos de la carrera imperialista por el reparto de África.

De hecho, las dos nuevas repúblicas vivieron pacíficamente con sus vecinos británicos hasta 1867, cuando el descubrimiento de diamantes y oro en la región hizo inevitable el conflicto entre los estados Boer y Gran Bretaña.

La lucha menor con Gran Bretaña comenzó en la década de 1890, y en octubre de 1899 se produjo una guerra a gran escala. A mediados de junio de 1900, las fuerzas británicas habían capturado la mayoría de las principales ciudades Boer y anexaron formalmente sus territorios, pero los Boers lanzaron una guerra de guerrillas que frustró a los ocupantes británicos. A partir de 1901, los británicos comenzaron una estrategia de búsqueda sistemática y destrucción de estas unidades guerrilleras, mientras llevaban a las familias de los soldados Boer a campos de concentración. Para 1902, los británicos habían aplastado la resistencia de los bóers, y el 31 de mayo de ese año se firmó la Paz de Vereeniging, poniendo fin a las hostilidades.

El tratado reconoció a la administración militar británica sobre Transvaal y el Estado Libre de Orange y autorizó una amnistía general para las fuerzas Boer. En 1910, la Unión autónoma de Sudáfrica fue establecida por los británicos, incluyendo Transvaal, el Estado Libre de Orange, el Cabo de Buena Esperanza y Natal como provincias.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?

  1. andreyna dice:

    Todas las informaciones son buenas para aprender ma