Escrito por Tendenzias

Día de San Patricio, una historia de santos y duendes II

Por otro lado, encontramos al personaje al cual se le dedica el festejo, San Patricio. Éste nació en una localidad escocesa de Killatrick entre los años 337 y 385 y su verdadero nombre era Maewin Succat. A los 16 años fue raptado por un grupo de piratas que lo acarrearon hasta Irlanda, vendiéndolo en un mercado a un ganadero dueño de una gran estancia con animales, la cual fue encomendada bajo el cuidado de Succat. Éste trabajó durante 5 años bajo un duro sufrimiento, hasta el momento en que obtuvo un sueño milagroso el cual lo dirigió a un barco que lo ayudó a escapar del cautiverio dirigiéndose a Italia.

2339370802_79c4bb3849

Imagen Paul Keleher

De ese modo, este santo lleno de espíritu y devoción realizó los estudios para ordenarse como sacerdote,  dado a su profunda fe y tradición religiosa que se le había encomendado. Incluso fue muy influenciado por San Germán, otro santo contemporáneo. Tras años de estadía en Italia y Francia, en el año 431 el Papa envió al nuevo sacerdote a Irlanda, ordenándolo obispo de una nación que prácticamente desconocía el cristianismo. A pesar de ello, San Patricio fundó numerosas iglesias, predicó la fe y logró obtener un buen reconocimiento por parte de la población, cumpliendo con su cometido hasta el 17 de Marzo del 461 (o 465 según otras fuentes).

Pero ¿qué relación tiene el trébol o shamrock con San Patricio? Pues se dice que este santo predicaba la fe de manera sencilla y concreta. Fue así como explicó mediante un trébol de tres hojas, (planta típica de la nación) como estaba conformada la Santísima Trinidad, a través de sus tres hojas como tres elementos podían convertirse en un mismo cuerpo. Esto se convirtió en el símbolo de Irlanda, y actualmente se encuentra en diversas manifestaciones gráficas relacionadas con el lugar. También es símbolo de la buena suerte para todos los irlandeses, generando una creencia que se aleja de lo religioso.

De todas formas, todos estos símbolos se fusionan entre sí albergando un festejo sin antecedentes que hoy en día ya no sostienen un sentido religioso, sino una buena excusa para salir a celebrar, divertirse y emborracharse con la tradicional cerveza Irlandesa.

Vía| corazones.org

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos