UP

-     Escrito por marimar

La Rendición de Granada

No llores como mujer lo que no supiste defender como hombre“. Dicen de esta frase que fue pronunciada por Aixa, madre de Boabdil cuando éste rindió Granada. Eran las tres de la tarde del 2 de enero de 1492 cuando Boabdil, salió de la Alhambra por la puerta más cercana al Genil. Allí roto por el dolor, el emir se bajó de su caballo e inclinándose ante el Rey Fernando de Aragón y todo su séquito de nobles intentó besarle la mano mientras le entregaba las llaves de la ciudad. El Rey, sosteniéndole, lo incorporó para evitarle la deshonra y tomó las llaves de la Alhambra, se las dio a Isabel, la Reina, y ésta a su vez al Príncipe Juan, quien se las pasó al que sería nombrado alcaide la Alhambra, el conde de Tendilla. Pero como se consiguió Granada, qué consecuencias tuvo, todas estas preguntas las contestaremos en este artículo dedicado a La Rendición de Granada.

la-rendicion-de-granada-rendicion
La Rendición de Granada| Antecedentes

La Rendición de Granada pone fin a un proceso histórico llamado Reconquista, en el que los reinos cristianos que habitaban en la península ibérica, iniciaron una campaña para expulsar los reinos musulmanes que la habían dominado desde el año 722 . El 2 de enero de 1492, fecha en la que el último Rey Nazarí abandonó Granada.

Vista de la Alahambra

Vista de la Alhambra

Podríamos decir que la expulsión de los musulmanes fue un proceso lento, ya que cada territorio conquistado necesitaba de un periodo de estabilización. Distintos reinos cristianos luchaban con un objetivo común, pero no todos  los reinos avanzaban al mismo ritmo, todo pasaba por conseguir los pactos idóneos.

Los reinos cristianos consiguieron unirse gracias a las alianza generadas, unas veces políticas y otras matrimoniales. Gracias a la unión y al deseo común de devolver el cristianismo a la Península Ibérica, unido a las ganas de poder, consiguieron reconquistar toda la península, toda menos el Emirato de Granada.

Situación en la Península Ibérica

Situación en la Península Ibérica

El Emirato de Granada tenía una situación estratégica, su carácter montañoso ayudaba a su defensa, así como una prácticamente inespugnable red de fortalezas, bien distribuidas a lo largo de sus fronteras. El apoyo norteafricano y las constantes crisis en el reino de Castilla, hizo que el Emirato de Granada permaneciera prácticamente inalterable.

Reino Nazarí de Granada

Reino Nazarí de Granada

Pero la Península Ibérica no sería cristiana hasta que el último Rey Nazarí hubiese abandonado el territorio de lo que sería a partir de entonces, un país unificado en una sola corona, el Reino de España.

La Rendición de Granada| La Última Batalla

Se puede decir que la Guerra de Granada comenzó diez años antes en 1482, dividida en tres fases. Una primera fase comenzó por la reconquista de los territorios más occidentales del reino, una segunda fase en la que se intensificaron más los ataques, por los territorios orientales y una tercera y última fase con el ataque directo a la Ciudad de Granada.

la-rendicion-de-granada-reconquista-granada

Esta última fase de la guerra, se centró más en operaciones de asedio, acabar con los suministros de la ciudad, para que finalmente se rinda. Este asedio se dirigió desde la ciudad del Santa Fe, a 11 km de la ciudad de Granada y fue desde allí desde donde los Reyes Católicos exigieron a Boabdil el Chico la entrega de la ciudad de Granada.

Abû ʿAbd Al·lâh, fue el último rey de Granada, perteneciente a la dinastía Nazarí quien reinó bajo el nombre  Muhámmad XII, pero conocido entre los cristianos como Boabdil el chico, posiblemente por la pronunciación de su nombre por parte de los granadinos  Bu Abdil-lah. 

la-rendicion-de-granada-boabdil

Fue hijo de Muley Hacén y Aixa, en 1482 se sublevó contra su propio padre con la ayuda de la sultana Aixa, su madre y al apoyo de los abencerrajes, accediendo de esta manera al poder y al trono. Para mantenerse en el poder tuvo que combatir tanto con su padre como con su tío, quién también reclamaba derechos.

El Zagal, hermano de Muley Hacén, compartía con este la mitad del reino, cuando Boabdil se sublevó y le arrebató el reino a su padre, los dos hermanos se unieron para luchar en contra del Boabdil, pero prácticamente sin apoyos. Cuando los ejércitos de los Reyes Isabel y Fernando, capturaron a Boabdil en Lucena, pusieron una única condición para su liberación, los territorios que habían pertenecido a su tío El Zagal. Boabdil fue liberado.

Castillo de Lucena, prisión de Boabdil

Castillo de Lucena, prisión de Boabdil

Con los territorios del Zagal en poder de los Reyes Católicos, la entrada en la Ciudad de Granada y la finalización de la Reconquista era cuestión de poco tiempo. 

La Rendición de Granada| La Rendición de Granada

El 25 de noviembre de 1491, fue el final de un periodo histórico que había durado más de 800 años, el último emir musulmán, Boabdil se reunió con los Reyes Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, para firmar la rendición del reino nazarí de Granada a favor de los reyes cristianos. Esta rendición se hizo a través de una capitulaciones, las Capitulaciones de Granada o Tratado de Granada.

Capitulaciones

Capitulaciones

El Tratado de Granada constaba de una serie de acuerdos firmados por ambas partes por los que se ponía fin a la guerra, la renuncia a la soberanía sobre el reino de Granada por parte del reino Nazarí y la entrega de las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos.

Capitulaciones

Puntos Importantes de las Capitulaciones

Por su parte Boabdil, también puso una serie de condiciones, como fueron la tolerancia hacia la religión musulmana, ya que en la ciudad de Granada la población musulmana era mayoritaria. Otra exigencia fue que la población musulmana no se viera perseguida, respetando sus bienes, leyes, cultura, tradiciones y por supuesto su vida.

Los Reyes Católicos, acostumbrados a las estrategias de Boabdil y pensando que este podría no cumplir lo firmado en las capitulaciones, hicieron un último requerimiento, 600 nazaríes elegidos entre los hijos de los Notables Nazaríes Granadinos, que una vez Boabdil hubiera abandonado camino del exilio el Reino de Granada, serían puestos en libertad.

Salida de la Familia de Boabdil de la Alhambra

Salida de la Familia de Boabdil de la Alhambra

Boabdil se le concedió un señorío en las Alpujarras, aunque roto por el dolor, decidió volver a las tierras de sus antepasados, regresando a Fez, donde falleció en 1533.

Se pactó un periodo de 2 meses para la salida de Boabdil, fijándose como fecha límite el 6 de enero de 1492. Boabdil cumplió su palabra antes de tiempo y el día 2 de enero de 1492, Boabdil entregó las llaves de la Ciudad, así como sus posiciones defensivas a los Reyes Católicos.

Cementerios Árabes de Granada

Cementerios Árabes de Granada

No obstante antes de partir, el Rey Boabdil mandó levantar el Cementerio Real de la Alhambra, llamado La Rauda. Boabdil no quería que sus antecesores quedaran en tierras cristianas, trasladó los restos desde la Alhambra hasta Mondújar, donde mandó levantar un nuevo cementerio de carácter real que a día de hoy, todavía permanece escondido.

Vista de Granada desde El Suspiro del Moro

Vista de Granada desde El Suspiro del Moro

Dice la leyenda que mientras Boabdil montado sobre los lomos de su caballo se dirigía hacia sus nuevos feudos, desde un cerro cercano se detuvo.

Quiso volver su vista atrás para echar una última mirada a su reino perdido y desolado, lloró como un niño. A sus espaldas, fue la sultana Aixa, su madre, quien viéndole llorar con tal desconsuelo de dijo “No llores como una mujer lo que no supiste defender como un hombre”. El Cerro se llama Suspiro del Moro.

La Rendición de Granada| La Toma de Granada

El 2 de enero de 1492, las tropas cristianas entraban en la ciudad, los destacamentos comienzan a tomar posiciones tomando las fortalezas y las torres. Mientras, dentro de la Alhambra, se estaba produciendo el traspaso de poder. La sala de Comares, fue la sala elegida por Boabdil para entregar las llaves de la ciudad a los representantes de la Reina Isabel. Fuera de la Ciudad los Reyes de Castilla y Aragón esperaban impacientes.

Plano de la Ciudad Musulmana de Granada

Plano de la Ciudad Musulmana de Granada

Cuando los Reyes Católicos entraron en Granada, quedaron maravillado por la belleza de la ciudad, tanto es así que decidieron ser enterrados en la ciudad. Desde que entraron en el maravilloso palacio de la Alhambra, tomaron conciencia de la belleza que encerraba, por lo que dedicaron todos sus esfuerzos en el mantenimiento del palacio.

Sala de los Abencerrajes

Sala de los Abencerrajes

Los reyes tras la conquista de Granada tomaron una serie de decisiones que serían trascendentales para la historia de un recién nacido Reino de España. Se tomó la decisión de expulsar a los judíos, el 30 de marzo de 1492 y el apoyo a Colón para que iniciara su viaje a las Indias, esto ocurrió el 17 de abril de 1942.

Los Reyes Católicos intentaron mantener la esencia del palacio, impresionados con tanta belleza pero la necesidad de volver cristiana a una ciudad que había sido durante 800 años musulmana, les llevo a la dualidad de conservar las bellas construcciones musulmanas y crear las propias cristianas, así nació la Catedral de Granada. Una catedral que contaría con una capilla muy especial, ya que aquí fue el lugar deseado por los Reyes para que sus restos reposaran eternamente. Y sus deseos se cumplieron, los restos de los Reyes Católicos se encuentran enterrados en la Catedral de Granada.

Sepulcro de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, en la Capilla real de Granada

Sepulcro de los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, en la Capilla real de Granada

Cuando la noticia de la rendición de Granada llegó a Roma, el papa Inocencio VIII, ofició en la Ciudad Santa una misa para gloria de Dios. A partir de este momento, Los Reyes Isabel y Fernando pasarán a ostentar el título de Católicos y como reyes católicos obligados a luchar contra el Islam.

Esta puerta según cuenta la leyenda es por la que salió Boabdil después de rendirse con los reyes católicos pero puso la condición de que nadie volviese a pasar por ella y desde ese día permanece cerrada.

Esta puerta según cuenta la leyenda es por la que salió Boabdil después de rendirse con los reyes católicos pero puso la condición de que nadie volviese a pasar por ella y desde ese día permanece cerrada.

Tras la primera misa cristiana en el interior de la Alhambra, se dirigieron hacia la Torre de la Vela, y allí, al fin, levantaron la Cruz, que se hizo visible desde toda la ciudad.

El Albaicín entero lloró la pérdida. Granada gritó y clamó por la capitulación de su ciudad mora. Hubo unas pocas revueltas, desesperados por el fin de todo un reino, pero finalmente, Granada, la nazarí, quedó rendida.

“el Sol de Al-Andalus desaparecido quedó… que la voluntad de Allah se cumpla… que cada desdichado se encierre con su tristeza… ” (Al-Maqqarí).

También os puede interesar:

Desde SobreHistoria, hemos seleccionado dos enlaces que creemos os puedan ser de interés.

La Rendición de Granada| Reportaje Fotográfico

SobreHistoria.com

Newsletter