UP

-     Escrito por angeles

Januca: historia de un milagro

Una de las festividades judaicas más importantes es Jánuca, también conocida como la “Fiesta de las Luminarias”. Esta celebración remite –como en tantas otras festividades religiosas– a hechos históricos muy importantes: la victoria frente a los helenos que concluyó con la recuperación de la independencia del pueblo judío y la recuperación del Templo de Jerusalén. Les proponemos indagar esta compleja historia, ya sea para recordar.. ya sea para conocer algo más de esta rica religión.

januca

La celebración de Jánuca comenzará este viernes, 11 de diciembre de 2009. A partir de esa noche y durante 8 días se abre un tiempo conmemoración que estará marcado por la presencia del candelabro o Menorá. La Menorá es el símbolo del “milagro del candelabro” en que una mínima cantidad de aceite ardió durante ocho días seguidos. 

La historia de Jánuca se remonta al tiempo de la dominación helénica en Israel. Esta hegemonía había comenzado con la expansión de Macedonia llevada a cabo por Alejandro Magno, en 332 a. C.. En el siglo II a.C., la llegada al poder de Antíoco IV Epífanes como rey de Siria (175 y 164 a. C.), profundiza el conflicto.

Antíoco IV Epífanes decide helenizar a los judíos. Es decir se buscaba implantar la costumbres y creencias griegas como forma de unificar sus dominos bajo una misma cultura. Antioco dictó decretos contra los judíos, prohibiendo la práctica del culto; y ordenando que los pergaminos de la Ley fueran confiscados y luego quemados.

Menorah procedente de la sinagoga de Eshtamua Bajo el liderazgo Yehudá Macabi, un grupo de judíos –que fueron llamados macabeos por su líder- se rebelaron contra el poder griego. Se oponían a ir contra sus creencias religiosas. Y formaron legiones que –guarecidas entre las montañas- atacaban a las tropas helénicas.

Cuando alcanzaron la victoria, los macabeos regresan a Jerusalén y la liberan. El Santo Templo había sido profanado. La Menorá de oro (un candelabro de siete brazos) había sido robada. En su lugar los Macabeos le reemplazaron por una nueva Menorá de un metal menos noble.

El aceite puro de oliva requerido para el ritual era muy escaso, apenas para un solo día. Sin embargo milagrosamente se mantuvo encendido por ocho días. El pueblo judío interpretó este suceso como una señal de que Dios volvía a darles su protección. En conmemoración a este milagro, la tradición judía celebra esta festividad durante los ocho días de Janucá, como un agradecimiento eterno que se simboliza en el encendido de las velas de la Menorá.

 

Más Información

La historia completa del Jánuca, en www.es.chabad.org

Jánuca, en Wikipedia

 

Imágenes:

Menorá, en Google

Menorah procedente de la sinagoga de Eshtamua, siglo III, en Google

SobreHistoria.com

Newsletter