UP

-    Escrito por gon

Día de San Patricio, una historia de santos y duendes I

Cada 17 de marzo se festeja una importante fecha que tiene gran repercusión en diversos países del mundo entero. Se trata del día de San Patricio, en el cual se le hace culto al santo patrono irlandés mediante interminables festejos en los cuales la cerveza y la alegría se tiñen de color verde.

2338729555_5c9dda6244

Esta fecha es característica por los numerosos desfiles que se realizan de manera muy popular en varios países del mundo, especialmente en Irlanda y Estados Unidos, tales como las celebraciones de las ciudades de Dublin (desde el año 1931) y Nueva York (desde 1762, cuando un grupo de soldados irlandeses marcharon por el centro de la ciudad, siendo ésta la primer celebración de la fecha).

Notando la gran repercusión que generaba este festejo, desde 1996 el gobierno irlandés comenzó a recordar de manera masiva a este santo, explotando todo el potencial que éste genera, mediante los símbolos típicos de Irlanda. Año tras año la celebración es más y más duradera, extendiéndose hasta 5 días de puro festejo, color y alegría.

Pero más allá del festival, se nos presentan cuatro elementos relacionados con la fecha asociados entre sí: el Leprechaun y la cerveza y el trébol con el Santo patrono de Irlanda.

2879272005_0f2bf7e96a

El Leprechaun, o también conocido como el típico duende irlandés es un personaje clásico de la mitología irlandesa, supuestamente anterior a las tribus celtas. Su nombre deriva del término Luprachán, o tal vez del gaélico leith bhrogan (el que hace un zapato),dado a su atribución de zapatero pícaro que fabrica un solo zapato de cada par (por travesura y borrachera). Generalmente se lo manifiesta con vestiduras tradicionales especialmente de color verde durante la fiesta de San Patricio. Este ser folklórico se caracteriza por ser dueño de una gran fortuna en monedas de oro, pero a su vez muy escurridizo. Muchas historias cuentan que en cuanto el hombre deja de verlo por un segundo, el duende se escabulle rápidamente, llevándose consigo el secreto de la ubicación de todas sus riquezas.

Durante la fiesta de San Patricio, se lo representa casi siempre con una cerveza en la mano, siendo un símbolo de Irlanda y la cultura alcohólica.

Tradiciones vinculadas con el día de San Patricio

Desfile día de San Patricio
El día de San Patricio se celebra todos los años el día 17 de marzo. Como ya se ha indicado, es una fiesta estrechamente vinculada con Irlanda y se sigue celebrando hoy en día en este país, donde dicha fecha es fiesta nacional. Sin embargo, a lo largo del tiempo, se ha extendido a todos aquellos países donde la comunidad irlandesa tiene un destacado peso, como Estados Unidos. Al mismo tiempo, su carácter divertido y juerguista ha hecho que los aspectos más festivos de esta celebración se extiendan por todo el mundo y, actualmente, se puede disfrutar del día de San Patricio en países donde esta tradición apenas era conocida hace unos años, como Australia, Japón, Malasia o Rusia.

Las celebraciones del día de San Patricio pueden variar según el lugar donde se produzcan, aunque sus símbolos principales continúan siendo los mismos. En muchos lugares de Irlanda, por ejemplo, se siguen realizando misas especiales para conmemorar al santo patrón del país, un aspecto que se suele ignorar en otros países, especialmente los no católicos. Sin embargo, los aspectos que casi nunca faltan en una celebración del día de San Patricio, independientemente del lugar donde se lleve a cabo, son los siguientes:

Abundante comida de origen irlandés y, sobre todo, bebida. Los excesos en estos ámbitos suelen protagonizar continuamente el día de San Patricio. Esto tiene su tradicional explicación en la fecha en la que se celebra esta fiesta. La Cuaresma, momento en el que los católicos debían hacer gala de ayuno y meditación, alejándose de placeres como la carne y el alcohol, suele haber comenzado ya para esa fecha. Sin embargo, durante ese día, pese a las restricciones generales impuestas por esta tradición católica, todo vuelve a estar permitido por un día, por lo que tradicionalmente se aprovechaba al máximo esta posibilidad. Por lo tanto, la comida y, especialmente, la bebida son grandes protagonistas tradicionales de esta fiesta. Alimentos como la carne en conserva, el repollo, las patatas, el pudding negro, las salchichas y el famoso “shepherds’ pie”, entre otros platos, no pueden faltar en esta celebración. Entre las bebidas, la cerveza es la auténtica reina, hasta el punto de que muchos bares la tiñen de verde para honrar esta festividad, aunque otras bebidas, como el whisky, tampoco suelen faltar a su cita con san Patricio.

Día de San Patricio río verde
Desfile. Casi todas las ciudades donde la festividad de san Patricio goza de gran predicamento organizan un destacado y creativo desfile para honrar esta fiesta. Muchas ciudades irlandesas organizan actualmente este tipo de desfiles, pero son sin duda alguna varias de las ciudades estadounidenses más importantes, como Boston, Nueva York o Nueva Orleans, las que se han hecho más conocidas por sus impresionantes despliegues en este sentido. En estos desfiles, la música, el color, los disfraces y las bromas copan todo el protagonismo y suelen ser seguidas por miles de personas, que incluso acuden a estas urbes especialmente para disfrutar en ellas del día de San Patricio. El desfile más antiguo del día de San Patricio es, para sorpresa de muchos, el que se celebra en Nueva York, que data del siglo XVIII, pues la capital irlandesa, Dublín, no empezó a celebrar el suyo hasta 1995, como forma de ayudar a fomentar el turismo, aunque esta fiesta ya se celebraba allí desde mucho antes.

La conquista del verde: Durante el día de San Patricio, el verde se convierte en el protagonista. Todo el mundo debe llevar al menos una prenda de este color y el trébol (símbolo de la Irlanda cristiana), prolifera por doquier. Sin embargo, esta pasión por el verde ha ido un paso más allá en los últimos años y rara es la ciudad donde esta tradición irlandesa sea muy fuerte que no refleja en su urbanismo el verde de alguna forma especial para festejar este día. Por ejemplo, en algunas ciudades, sobre todo de Estados Unidos, se tiñen de verde las aguas de los ríos y en otras muchas los edificios más emblemáticos se visten también de verde. Esto ejemplifica cómo el verde se convierte en protagonista innegable e ineludible del día de san Patricio allí donde se celebre.

Otras tradiciones muy extendidas indican que la música tradicional irlandesa también debe tener un protagonismo especial, aunque bien es cierto que esta ha ido siendo sustituida progresivamente por otras mezclas. Sin embargo, nunca hay una fiesta de san Patricio que se precie que prescinda totalmente de las canciones irlandesas más conocidas. Al mismo tiempo, también es muy habitual que todo tipo de personas se vistan con los trajes tradicionales irlandeses para disfrutar del día, aunque no es esta una tradición demasiado extendida. Por último, hay que mencionar que cada lugar del planeta tiene sus propias tradiciones vinculadas al día de San Patricio, más allá de las señas de identidad común que nunca pueden faltar.

Así, por ejemplo, en varias ciudades, las festividades propias del día de San Patricio se ven acompañadas de festivales y ferias de artesanía y variedades que duran varias jornadas y que animan al público de cara al día estelar de la celebración, entre otras tradiciones.