Escrito por Tendenzias

Carcasona: la invasión y su reestructuración

La ciudadela de Carcasona ha contemplado el devenir de los tiempos, el paso lento de la historia que a menudo ha sacudido sus impresionantes muros. Carcasona es una superviviente, que supo ser cristiana y mora, visigoda y franca. Muchos siglos de historia, batallas, intrigas, conquistas y reconquistas. En un artículo anterior nos referimos a sus orígenes y su leyenda, en esta segunda parte a la que hemos llamado Carcasona: La invasión y su reestructuración, vamos a contar la historia de la ciudad desde que aparece el feudalismo hasta su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

El Castillo

Carcasona: la invasión y su reestructuración | El Feudalismo

En nuestro artículo anterior habíamos dado unas breves pinceladas de los sucesos ocurridos con posterioridad a la toma musulmana de la ciudad. En este artículo vamos a partir de este hecho. Tras la leyenda de la Dame Carcas, la ciudadela permaneció en manos musulmanas hasta el año 752, cuando la ciudad fue conquistada por Pipino el Breve.

Pipino III el Breve

Pipino III el Breve

Ahora perteneciente al nuevo reino franco, la ciudad entró en una nueva etapa histórica, la Alta Edad Media, una etapa caracterizada por un sistema feudal que arraigó en toda Europa hasta prácticamente la llegada del Renacimiento.

En la época feudal, la ciudad de Carcasona fue ampliando su sistema defensivo, se trató de una época de prosperidad para la ciudad, con un importante crecimiento económico. El enemigo se encontraba cerca, la Península Ibérica estaba dominada por los musulmanes y Carcasona era fronteriza.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-plano-antiguo

Hacia el año 1096, se inicia la construcción de la catedral de la ciudadela y del castillo defensivo, en un principio se éste estaba formado por dos edificios paralelos, dedicados a la residencia señorial. En 1150 se adjuntó una capilla que serviría como unión de los dos edificios existentes. En el año 1240, otra ampliación modificó la estructura, se añadió una segunda planta a las edificaciones.

La ciudad comenzó a crecer en importancia hasta que se le otorgó el título de condado, pasando a llamarse Condado de Carcasona, con capacidad de política y administrativa. Tras el título otorgado de condado, también se otorgó el título al señor feudal de la ciudad, Bellón pasó a ser el primer conde de Carcasona. Parece ser que esta primera familia condal estaban estrechamente vinculados con los condes tanto de Barcelona como de Tolosa.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-mapa

Los condes tenían una clara función dentro de la administración de la ciudad y de su territorio. Distintos documentos del siglo IX, ya se cita a la ciudad de Carcasona, debido a la importancia que ésta tenía tanto defensivamente como administrativamente.

Ramón Berenguer I, conde de Barcelona (1005-1035). Era hijo de Ramón Borrell y de Ermesenda de Carcasona

Ramón Berenguer I, conde de Barcelona (1005-1035). Era hijo de Ramón Borrell y de Ermesenda de Carcasona

Tras el asesinato de Ramón Berenguer I, Conde de Barcelona y de Carcasona, en el año 1082, de manos de su hermano, el condado pasa a manos de los Trencavel, poseedores del vizcondado de Albi y Bésiers. Al no poder ejercer su titulo de condes porque seguía siendo dependiente del condado de Barcelona, los Trencavel crearon el Vizcondado de Carcasona. 

En este periodo, la ciudad comenzó a crecer de forma exponencial, llegando a conceder autorización para levantar una verdadera catedral, la de Saint-Nazaire. 

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-san-nazario

El condado de Carcasona pertenecía al Condado de Barcelona y la familia Trencavel, lo administraría hasta que llegara la hora de devolver el condado a los condes de Barcelona. Pero los Trencavel nunca quisieron cumplir su pacto y su palabra, defendiéndose cada vez que sus verdadero dueños pretendías entrar en el recinto.

La Torre

1330, se construye el castillo palacio actual y se refuerzan y reconstruyen los muros romanos y galos, construyendo una muralla totalmente perimetral.

Tras disitintos intentos fallidos, tuvo que zanjar el asunto un matrimonio, el de el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV y la hija del Rey de Aragón, D. Ramiro II, cuyo nombre era Petronila, de esta forma se creó una única entidad política en 1137, la Corona de Aragón, a la que el tanto el condado de Barcelona como el de Carcasona y Raséz se declararán vasallos.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-1

La ciudad comenzó a crecer, llegando a ocupar las zonas de extramuros, se fundaron nuevos barrios como el de San Vicente y el de San Miguel. En 1247 Luis IX, anexiona al reino francés el Condado de Carcasona.

Carcasona: la invasión y su reestructuración | La Batalla Religiosa

Los reyes de Inglaterra, Francia, España y Alemania comenzaron a fortalecerse frente a los grandes señores feudales que venían controlando sus tierras de facto. La Iglesia, a su vez, otorgó a los monarcas la legitimación necesaria para que adquiriesen mayor poder político, a cambio de que ellos protegieran a la fe católica frente al islamismo y las nuevas “herejías” que se abrían dentro del mismo cristianismo.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-herejes

En este marco, el papa Inocencio III convocó a una cruzada contra el pueblo cátaro que crecía al sur de Francia bajo la tutela de los condes del Languedoc. La misión era exterminar la herejía y apropiarse de sus tierras. La dinastía de los Capeto, que regía la corona francesa, apoyó la cruzada enviando a las huestes de Simon de Montfort para que destruyera el poderío condal.

Simon de Montfort

Simon de Montfort

Así, los “cruzados”, invocados por el papa y arengados por San Bernardo de Claraval, llegaron a las puertas de Carcasona el 1 de agosto del año 1209. La ciudadela (que aún no contaba con el sistema de doble muralla que hoy vemos intacta) resistió el asalto y su señor Raymond-Roger Trencavel soportó, aislado, el ataque de los hombres del norte. Solamente la falta de agua y la traición hicieron caer la ciudad en manos de Simón de Montfort.

 Arresto de Raymond-Roger Trencavel

Arresto de Raymond-Roger Trencavel

El resultado fue la apropiación de Carcasona para las arcas reales, así como la expulsión de los cátaros, cuando no su eliminación. Durante el proceso no faltaron los intentos de recuperar la fortaleza, lo cual obligó a los reyes franceses, San Luis y su hijo Felipe, a construir defensas más poderosas en la ciudad.

Sus maestros de obra empezaron a levantar una muralla exterior alrededor de la interior que ya existía, la salida de las puertas fue protegida con refuerzos con forma de media luna, llamados “barbacanas”, y las murallas fueron flanqueadas por numerosas torres que no impedían tirar flechas desde las murallas interiores. La construcción de dobles murallas, además de duplicar las defensas, obligaba al enemigo a tropezar con dos obstáculos sucesivos.

fortress entrance

Pero fue Felipe el Árdido, hijo de San Luis, quien de 1270 a 1285, dio a la ciudad su armadura de guerra real, y su mayor desarrollo. El arte militar evolucionó y llegó a su máximo esplendor. Entre las dos filas de murallas, el terreno en pendiente fue nivelado para crear lizas. Durante las excavaciones se debieron reconstruir los cimientos romanos y feudales de la muralla interior, por este motivo se explica que sus torres estén apoyadas sobre restos arquitectónicos del siglo XIII.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-calle-3

Bajo el gobierno real, la fortaleza llegó a ser inexpugnable. Inspiraba tanto temor que cuando el Príncipe Negro, hijo de Eduardo III de Inglaterra, en sus saqueos durante la Guerra de los Cien Años, quemó la ciudad baja construida por San Luis, se guardó bien de acercarse a la Cité fortificada.

Carcasona: la invasión y su reestructuración | Bajo La Corona

Desde la anexión de la ciudadela a la corona francesa, ésta no sufre más incursiones ni ataques, por lo que la ciudad comienza a crecer sufriendo distintas modificaciones. Se rehabiltaron las murallas, las casas, los recintos, se añadió más pisos al castillo, construyéndose la torre de la Justicia.

Torre de la Justicia en primer término y al fondo cuadrada la Torre Pinta

Torre de la Justicia en primer término y al fondo cuadrada la Torre Pinta

Una segunda ampliación fue durante el reinado de Felipe III de Francia, también conocido como el Atrevido. El encarga la construcción de la puerta Narbona, la torre del Tesoro y la puerta de San Nazario. 

Una de las obras más importantes fue la construcción del recinto amurallado exterior junto con la reparación de las torres más antiguas y las aberturas o barbacanas del castillo que servirían para disparar. Se destruyen los antiguos barrios creados extramuros de San Miguel y San Vicente, para evitar posibles ataques desde estas ciudades que permitieran el asalto a la fortificación.

Puerta Narbona

Puerta Narbona

La última modificación se realizó bajo el reinado de Felipe el Hermoso de Francia, su reforma consistió en la modernización del complejo, utilizando las últimas técnicas defensivas y se refuerzan las antiguas murallas.

El Tratado de Corbeil, firmado en 1258 termina con las disputas territoriales entre la Corona de Aragón y el Reino de Francia, con este tratado Francia renuncia a su soberanía sobre Cataluña y el Roselló, mientras que la corona de Aragón renuncia a las tierras del Languedoc, a la que pertenecía el condado de Carcasona.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-calle-2

A partir de aquí Carcasona se convierte en fortaleza defensiva de las fronteras del Reino de Francia. Pero después de la reconquista en la Península Ibérica y tras el tratado firmado, la Ciudad de Carcasona no corría ningún peligro, sin ataques, la ciudad poco a poco fue bajando el número de tropas destinadas para la defensa de la ciudad.

Poco a poco la ciudad comienza a caer en el descuido, las murallas y defensas se vuelven antiguas, las nuevas armas, ahora basada en la pólvora, con cañones, requerirían una nueva protección. Con el paso del tiempo La Cité pasa a desempeñar las funciones de una prisión estatal, una prisión que albergaría a los mayores enemigos del Rey.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-calle

La crisis de las religiones que Francia sufrió finalizando la Edad Media, provocó distintos disturbios que se incrementaron tras la muerte de Enrique III, donde los disturbios entre los ciudadanos de la ciudad baja, partidiarios del rey Enrique IV y los habitantes de la ciudadela quienes se niegan a reconocerlo.

La Cite, Carcassonne, Porte d'Aude entrance to the medieval walled city, UNESCO World Heritage Site, Languedoc, France

La Cite, Carcassonne, Puerta de Aude

El enfrentamiento se saldó con combates que duraron mas de dos años y la desaparición de los suburbios creados en la puerta de Aude, quemado el barrio de la Trivalle, hasta que en el 1592, la ciudadela se rinde y acepta al rey.

Carcasona: la invasión y su reestructuración | Declive de la Cité

En los siglos XVII el Tratado de los Pirineos llevó la frontera entre Francia y España hasta los Pirineos, entonces la importancia de Carcasona comenzó a decaer. Militarmente el poder de Carcasona se redujo, las fronteras españolas estaba ahora mucho más lejanas y ahora la ciudad más importante fronteriza pasó a ser Perpiñán.

Castillo de Perpignan

Castillo de Perpignan

Poco a poco la ciudad comienza a perder interés, se reduce la jurisdicción, se vende el claustro episcopal, que posteriormente es destruido. Desaparecen todos los archivo existentes de la torre del Tesoro a causa de un incendio. La Revolución Francesa terminó por hundir a la ciudad, pasando a ser un simple arsenal militar y de depósito de alimentos.

Todo comienza a deteriorarse, las lizas son utilizadas para construir viviendas, en los torreones se instalan graneros, la gente comienza a abandonar la ciudad y no sería hasta que Prosper Mérimée, se interesó por unas ruinas que un pesado historiador y periodista se había empeñado en que fuera a ver.

Prosper Mérimée

Prosper Mérimée

Carcasona: la invasión y su reestructuración | Reconstrucción

En 1836 Jean-Pierre Cros-Mayrvieille, personaje que amaba su ciudad, y que es el verdadero salvador de Carcasona, llamó la atención del gobierno sobre la importancia histórica de sus monumentos, y durante largos años no se cansó de pedir su restauración. Cuando Prosper Mérimée fue nombrado inspector general de monumentos, después de una visita a Carcasona, lanzó una enérgica llamada al gobierno.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-1876-carcasona

Finalmente Viollet-le-Duc, que había dirigido las obras de las iglesias desde 1884, fue encargado en 1853 de los trabajos de restauración de las torres y murallas de la ciudad. Muy pronto se desencadenaron polémicas sobre la restauración de Viollet-le-Duc, quien, entre otras cosas, inventó los techos cónicos azulados de las torres, que nunca existieron. Sin embargo, su tarea de restauración sin duda salvó a Carcasona de caer en las ruinas y el olvido.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-1876-carcasona-2

Más tarde, durante la Primera Guerra Mundial, estuvieron prisioneros en el Castillo Comte (el castillo que se levanta ya dentro de la ciudad doblemente amurallada) cerca de 300 oficiales alemanes, mientras que en la Segunda Guerra Mundial, durante la ocupación de Francia, la ciudad entera se convirtió en un cuartel general alemán y sus habitantes se vieron obligados a abandonar sus casas hasta el 20 de agosto de 1944, cuando los los nazis fueron expulsados del lugar.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-1876-carcasona-4

Finalmente, ante el peso de la historia que guardan sus piedras, Carcasona fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997, por la UNESCO.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-1876-carcasona-3

Romanos, visigodos, sarracenos, señores feudales, y reyes de Francia, han aportado cada uno su propia piedra para la construcción de esta magnífica ciudad armada, puerta de los Pirineos.

carcasona-la-invasion-y-su-reestructuracion-plano-antiguo-1

La ciudad de Carcasona es un libro de piedra en el que se puede leer la historia de cualquier época y documentarse en todos los sistemas de la arquitectura militar desde los romanos hasta el siglo XIV, y un ejemplo del cuidado y amor por la historia propia.

También te puede Interesar:

Como hemos comentado al principio, este artículo es la continuación de otro en el que se explica sus orígenes, motivo por el cual desde sobrehistoria hemos querido dejar un enlace por si fuera de vuestro interés.

Carcasona: la invasión y su reestructuración | Galería de Imágenes

SobreHistoria.com

Newsletter