La Revolución Industrial en Gran Bretaña: economía, población y la llegada del ferrocarril

El periodo de transformación y crecimiento económico que se inició a finales del Siglo XVIII y culminó a mediados del Siglo XIX, lo conocemos como Revolución Industrial. Ésta tuvo lugar en Gran Bretaña, extendiéndose después al resto de países europeos y anglosajones. Veamos con más atención lo que significó La Revolución Industrial en Gran Bretaña: […]
SobreHistoria.com

El periodo de transformación y crecimiento económico que se inició a finales del Siglo XVIII y culminó a mediados del Siglo XIX, lo conocemos como Revolución Industrial. Ésta tuvo lugar en Gran Bretaña, extendiéndose después al resto de países europeos y anglosajones. Veamos con más atención lo que significó La Revolución Industrial en Gran Bretaña: economía, población y la llegada del ferrocarril, sus características y el cambio de la sociedad del momento.

La Inauguración del Ferrocarril

Inauguración del Ferrocarril

El término de Revolución Industrial fué utilizado por Engels en el año 1845,  se trató del proceso que tuvo lugar en la segunda mitad del Siglo XVIII y mediados del Siglo XIX en Gran Bretaña, éste proceso tuvo como consecuencia, la transformación tanto económicas, como sociales y tecnológica. Se ha llegado a comparar como la mayor transformación de la historia de la humanidad desde el Neolítico.

Las causas del crecimiento económico moderno

Causas Políticas

Que la Revolución Industrial se iniciara en Gran Bretaña, se debe a que Inglaterra fue el primer país europeo en el que se instauró el sistema de Monarquía Parlamentaria. Europa seguía bajo el dominio de las Monarquías Absolutas, este cambio político temprano provocó que el Parlamento controlara y limitara el poder de la corona.

Cámara de los Comunes

Cámara de los Comunes

En otras palabras, la burguesía y la nobleza aburguesada (gentry), como clase adinerada, enriquecida por el comercio había accedido a los poderes del Estado, representados en la Cámara Baja o de los Comunes. Que accedieran al poder político sirvió para que se adoptasen leyes que favorecieran los intereses de éstos, tanto medidas económicos como comerciales y de tipo empresarial.

Recursos Naturales

Gran Bretaña disfrutaba de un clima propicio, templado y lluvioso. El clima favoreció el desarrollo tanto agrícola como ganadero. Energía procedente de los recursos hídricos, es decir energía hidráulica para satisfacer a la industria, abundancia minera, en especial del carbón. Poseen gran cantidad de ríos navegables que favorecieron el comercio interior así como la llegada de mercancías desde los centros interiores a la costa.

Mejora del Transporte Marítimo

La colonización de territorios nuevos, la creación de grandes compañías comerciales especializadas en las rutas más importantes. El Estado promovió leyes de apoyo a las empresas británicas, leyes proteccionistas.

Los Avances Tecnológicos

Avances Tecnológicos

Avances Tecnológicos

La necesidad de la burguesía británica por aumentar su propio patrimonio económico a través del comercio ya sea local como internacional, provocó un gran impulso de la producción y para mejorar ésta producción, la burguesía contó con todo un ejército de ingenieros, científicos, inventores y técnicos. Su principal objetivo era mejorar las técnicas de producción.

Los nuevos avances técnicos y los inventos surgidos dieron lugar a nuevas máquinas, éstas fueron rápidamente implantados en los procesos productivos con el resultado esperado, multiplicar la capacidad de producción.

El aumento de la población

Al igual que se produjo una revolución industrial, paralelamente se produjo una revolución demográfica.

El descenso de la mortalidad entre la población, en gran medida debido a los progresos de la medicina. La esperanza de vida en los años anteriores no superaba los 30 años. A partir de 1870, el descenso de la mortalidad en especial de la mortalidad infantil y la desaparición de epidemias hacen elevar la esperanza de vida a los 42 años.

Esta explosión demográfica se debió a diversos factores:

  • Progresos en la medicina: Factores como la aparición de la vacuna de la viruela, el diagnóstico o identificación de enfermedades y la aplicación de la quinina para bajar la fiebre, contribuyeron en la mejora de la salud de la población.
  • Mayor producción agrícola: El aumento en la producción agrícola supuso el fin de las hambrunas y mejoró la dieta de la población e introdujo nuevos productos de cultivo que ayudó a la mejor alimentación.

A pesar de todo, la mejora en la esperanza de vida no fue igual en toda la población. Los núcleos de población se distribuyeron entre el campo, las pequeñas ciudades y los barrios burgueses de las grandes ciudades. A pesar de reducir la mortalidad, ésta reducción no fue igual en los distintos núcleos.

Revolución Demográficas

Revolución Demográficas

En las pequeñas ciudades y los barrios burgueses las dietas eran de peor calidad, la higiene era pésima en gran medida debido a la falta de infraestructuras como eran el alcantarillado o la recogida de basura.

Por otro lado también se produjo una migración de los trabajadores del campo, éstos en busca de unas mejores condiciones de vida se trasladaron a la ciudades. Como consecuencia de esta migración disminuyó el número de los trabajadores agrícolas y se incrementó el de los trabajadores de la industria y servicios.

Los cambios agrarios

Antes de la Revolución Industrial, la producción agraria era escasa en gran medida debido a que los campesinos explotaban pequeños terrenos ya que la agricultura proporcionaba escasos rendimientos. Con la revolución industrial también se produjo una revolución agraria.

Se introdujo en la agricultura el sistema de rotación continua (cuatrienal) de la tierra, estas mejoras proporcionó mejoras alimenticia que a su vez se tradujo en un aumento de la población y por lo tanto de la demanda interna. Las clases sociales del campo y de la ciudad se hacen propietarios con un alto poder adquisitivo.

Revolución Agrícola

Revolución Agrícola

La introducción de maquinaria agrícola a vapor, la selección de semillas, la utilización de arados de hierro ahora tirados por caballos en lugar de bueyes y la aparición de fertilizantes químicos, consiguió elevar los rendimientos en cada hectárea cultivada lo que propició la expansión de los terrenos de cultivo.

Se modificaron las leyes en lo referente a la propiedad de las tierras, a partir de estas mejoras, el agricultor era el dueño de las tierras. Ya hemos visto que efectos produjo en la explosión demográfica, la desaparición de la hambruna entre otras.

Advertisement

También hemos comentado el éxodo rural, en gran parte debido a que en el campo, la mecanización requería menos mano de obra, proporcionando mas mano de obra para la industria. A mayor producción mayor demanda de bienes industriales y mayor enriquecimiento del sector agrario.

La construcción de carreteras y canales para la distribución de mercancía fue financiada por los propietarios agrícolas.

El Algodón y el Hierro

Una de las industrias más importantes en Gran Bretaña a comienzos de la Revolución Industrial fue la del algodón. Hasta el momento, los tejidos se realizaban en casa, hilando. Se trataba de una fabricación casera y por lo tanto de autoconsumo.

El Algodón

Se prohibió la venta de algodón que venía de la India aunque no estaba prohibido la reexportación de ésta. Esta última medida de 1701, proporcionó grandes ganancias comerciales que fueron invertidas en el desarrollo del sector textil del algodón, que por otro lado fue uno de los motores de la industrialización.

Para poner en marcha la Industria Textil, se necesitaba artesanos cualificados, un efectivo y buen sistema de patentes y empresarios que soportaran el proyecto económicamente.  Esta revolución comenzó con la aparición de la Lazadera Volante en 1733 del artesano John Kay,  después la máquina Spining Jenny,  máquina manual que hilaba varios husos a la vez. La primera máquina de energía hidráulica, la Water Frame y despúes la Mule Jenny.

Los Primeros Telares

Los Primeros Telares

En 1786 cuando Edmund Cartwrigh, construyó el primer telar accionado por caballos, mejorándolo posteriormente al introducir la energía hidráulica. La máquina de vapor en 1769 por James Watt, propició la aparición de las máquinas de tejer e hilar a vapor, haciendo necesario crear fábricas para alojar estas enormes máquinas. Con la aparición de los telares a vapor, la productividad aumentó disminuyendo tanto los costes como el precio del producto.

Advertisement

Con la bajada de los precios, la demanda se disparó provocando una gran crisis ya que gran parte de los trabajadores que tejían en sus domicilios se trasladaron a las fábricas, pero no había trabajo para tanto artesano por lo que otros se encontraron sin trabajo dando lugar a un nuevo movimiento, el ludismo. Un grupo de artesanos sin trabajo que se dedicaban a destrozar las máquinas, haciéndolas responsables de su situación.

El Ludismo

El Ludismo

Como hemos comentado, con la bajada de precios en el sector textil, creció la demanda en particular de tejidos más gruesos. Los tejidos más demandados era la pana, un tejido producto creado entrecruzando fibras de lino y algodón. El lino era más fuerte que el algodón que a su vez era el material principal del tejido, por lo que el lino desempeñaba la función de dotar de mayor resistencia al tejido a costa de perder la suavidad que proporcionaba los tejidos 100% de algodón. Otra característica era la dureza a la hora de coser los tejidos de pana.

El Hierro

La Industria Siderúrgica

La Industria Siderúrgica

Con la aparición de las nuevas máquinas tanto para el sector agrario como textil, la demanda de hierro fundido se incrementó, desarrollándose paralelamente una nueva industria, la Siderúrgica. La utilización del carbón de hulla con mayor poder energético que el carbón vegetal, propició el desarrollo de los altos hornos, donde se produciría hierro de mejor calidad. Estos se localizaban cerca de las minas de carbón, lo que propició la posterior aparición del ferrocarril. 

Gracias a la industria textil, siderúrgica y al carbón mineral, Inglaterra se convirtió en el mayor exportador de algodón, hierro y carbón ya que más de la mitad de éstos productos del mercado mundial era de procedencia británica.

También te puede interesar:

La Revolución Industrial en Gran Bretaña: economía, población y la llegada del ferrocarril
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar