El desembarco de Normandía

El desembarco de Normandía no sólo marcó el comienzo del fin de la Segunda Guerra Mundial, sino que además fue la mayor invasión marítima de la historia.

image Desembarco en la playa Omaha en la mañana del 6 de junio de 1944

En la operación participaron 2000 barcos, 4000 planchas de desembarco y 11.000 aviones. Mientras los soldados aliados cruzaban el Canal de la Mancha hacia Normandía, el 6 junio de 1944, sus oficiales leyeron la orden del día del comandante en jefe en Europa: “están a punto de empezar una gran cruzada”, comenzaba la declaración del general Eisenhower.

La cruzada de la que hablaba el comandante no era otra que la llamada Operación Overlord, que consistía en la conquista del norte de Europa tras cuatro años de dominio nazi.

En principio planeado para 1942, el desembarco había sido postergado varias veces, incluso el día anterior, a causa de la peor tormenta registrada en las últimas décadas por aquél entonces.

El “Día D” (título empleado para referirse al primer día de cualquier operación militar) empezó con incursiones de paracaidistas antes del alba. Los dragaminas limpiaron las aguas minadas, mientras los acorazados y los bombarderos atacaban las posiciones enemigas del Canal. También se instalaron puestos flotantes prefabricados.

image Tropas estadounidenses a punto de desembarcar

A las 6:30 am, soldados estadounidenses, británicos y canadienses, bajo las órdenes del general Montgomery, empezaron a llenar las playas de Utah, Omaha, Gold, Juno y Sword, los nombres en clave para los cinco sectores de la costa de Normandía donde desembarcaron los Aliados, al norte de Francia.

Tras atravesar las frías olas y lanzarse tierra adentro utilizando tanques anfibios capaces de flotar en el mar y embarcar en la playa, las tropas lucharon contra los obstáculos de acero y las alambradas para recuperar los primeros trozos de suelo francés tomados por los alemanes.

Al final del día, unos 155.000 hombres habían alcanzado tierra.

Aunque la preparación del desembarco resultó demasiado masiva para disimularla, las discusiones y los desentendidos entre los altos mandos nazis entorpecieron la respuesta alemana.

Hitler y Rommel, que supervisaban las operaciones en Francia, discutían con Rundstedt, comandante en jefe del Frente Occidental, sobre el lugar de la invasión y la mejor línea de defensa.

Cuando se inició el ataque, Hitler creyó que era un simulacro y retuvo las fuerzas para la invasión real. Sólo en la playa de Omaha hubo una resistencia dura al principio, con 3.000 americanos muertos durante el primer día de lucha. Los invasores se esparcieron rápidamente a lo largo de los 160 km de la costa. Cherburgo resistió durante 10 días, Caen, más de un mes.

image En las calles de Caen, 10 de julio de 1944

loadInifniteAdd(44636);

Sin embargo, a mediados de agosto los aliados habían salido de Normandía y atravesaron Francia. Los Países Bajos y la propia Alemania estaban muy cerca.

Luego de que 1 millón de soldados aliados desembarcaran en Normandía a mediados de agosto de 1944, y abrieran cruciales brechas en las líneas alemanas, fuerzas de la Francia libre y de Estados Unidos desembarcaron en la Riviera y avanzaron hacia el norte.

Para ayudar a las tropas aliadas, los combatientes de la resistencia sabotearon puentes y líneas telefónicas, tendían emboscadas y tomaban puntos estratégicos.

El 19 agosto un alzamiento armado estalló en París. Hitler ordenó quemar la ciudad, pero el comandante de la guarnición, Dietrich von Choltilz, desobedeció. El 25 agosto se rindió al general Jacques Phillippe Leclerc. Tras cuatro años de ocupación alemana, la capital francesa era libre.

Pero para el Eje, el final de la guerra empezó el 12 enero 1945, cuando el ejército rojo lanzó su gigantesca ofensiva en Polonia. Los soviéticos avanzaron derrotando a los alemanes invasores y el 2 mayo cayó Berlín.

SobreHistoria.com

Newsletter