Catalina II, una filósofa en el trono de Rusia

Catalina II fue una zarina que reinó en Rusia durante 34 de los 70 años de su vida, siendo un peculiar personaje dentro de la historia del imperio, caracterizada por su constante hincapié por fomentar su imagen de ilustrada y culta ante el Mundo, generando un gran progreso cultural dentro del imperio ruso.

catalinaII

Imagen woody1778a

La gran devoción que inspiró Catalina por las artes produjo una importante evolución dentro del campo de las artes en Rusia, superando la de cualquier otro soberano ruso anterior o posterior a ella. Tal era su devoción al arte y la literatura, que ella misma se autoproclamó como una filósofa en el trono.

Consideraba que su imagen en el extranjero debería ser respetada y expuesta como un modelo de monarca ilustrada y civilizada, hecho que la destacó notablemente a pesar de que su país mostrara una imagen contraria. De este modo, Catalina se destacó por su reputación de ser una mecenas de la literatura, la música y el arte, un claro ejemplo es lo que comenzó siendo su colección personal y actualmente es conocido como el Museo del Ermitage, (que actualmente ocupa el Palacio de Invierno).

Durante el período que reinó Catalina, también se destaca la gran influencia de las diferentes artes de carácter clásico, siendo imitadas y tomadas por los artistas rusos del momento, los cuales formaron parte de la llamada Era de la imitación, debido a estos hechos.

Aunque nunca consiguió reunirse con él, lloró amargamente cuando murió, y adquirió su colección de libros, que compró a sus herederos, y los colocó en la Biblioteca Pública Imperial. Por otro lado, la zarina también demostró sus aptitudes artísticas, escribiendo piezas de teatro y unas Memorias de su vida.

Catalina II murió el 17 de Noviembre de 1796 en San Petersburgo y aún hoy en día Rusia le debe el gran logro artístico que alcanzó la emperatriz durante su reinado.

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos