Carlos IV de España, los problemas del heredero.

Dotado de escasa condiciones de hombre de Estado,Carlos IV,debió actuar en una época particularmente difícil. A poco de llegar al poder estallaba en Francia la gran Revolución de 1789, cuyas consecuencias no se hicieron esperar en Europa.La insurrección del pueblo contra el poder real , y luego, la ejecución de Luis XVI, crearon un ambiente de tensión política el cual resultaron graves problemas internos y externos en todas las monarquías, y Carlos IV no era,sin duda,el hombre que podía afrontar en España tan delicada situación.

rey_carlos_iv

Vinuesa

Entregado a su ministro don Manuel Godoy y preocupado por difíciles problemas familiares, el rey consumía su tiempo en la atención de las pequeñas contiendas cortesanas y procuraba evitar los riesgos con que le amenazaba cada día la situación europea, sirviendose de una incierta política desprovista de orientación y de claros propósitos.En tales circunstancias,se produjo el ascenso de Napoleón Bonaparte, que muy pronto transformo en árbitro de Europa.

carlos4_familia

Goya

Poco después , España entraba en la órbita del emperador de Francia.En efecto, para resolver sus conflictos internos, Carlos VI no halló mejor procedimiento que apelar a Bonaparte, circunstancia que éste aprovechó para envolverlo en una vasta maniobra política cuyas consecuencias no tardaron en advertirse. Tal es así, que en 1808, el heredero de Carlos III de España,después de un violento choque con su hijo Fernando,cedía la corona a Napoleón, quién la traspasó a su hermano José.

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos