UP

-    Escrito por blanca

Números Romanos

¿Cuánto sabéis sobre los números romanos? En este artículo podrás aprender cómo se leen los números romanos, y cómo escribir todos los números romanos del 1 al 100 para que no haya confusiones. Es que los números romanos, por una cuestión cultural, se siguen manteniendo en la sociedad actual como sistema de numeración y resulta muy útil conocerlos.

numeros-romanos

Además, hemos preparado unos ejemplos prácticos para que sean más fáciles de aprender y comprender los números romanos, que junto con este vídeo explicativo creemos que tendréis toda la información necesaria para aprobar vuestro próximo examen sobre los números romanos. Seguid leyendo y veréis cómo aprender a dominarlos es mucho más fácil de lo que parece.

numeros Romanos

En este artículo hablaremos sobre:

  • El sistema de numeración romana
  • Trucos para aprender los números romanos
  • Ejemplos prácticos
  • Curiosidades sobre los números romanos

El sistema de numeración romana

Durante todo el Imperio Romano se utilizó este sistema numérico, números romanos, que fue desarrollado en la antigua Roma y que todavía podemos ver en las fachadas de algunos edificios antiguos. Este sistema de numeración proviene del etrusco, ya que se han encontrado tallas antiguas que demuestran que los romanos cogieron os símbolos que utilizaban los etruscos para representar cantidades, y las adaptaron a su alfabeto.

Podríamos decir que está considerado como un sistema de numeración no posicional en el cual se emplean ideogramas simples, siete letras mayúsculas que cada una de ellas se corresponde con un valor numérico.

A pesar del tiempo que ha pasado, todavía hay referencias en las que se sigue utilizando este sistema numérico, bien es cierto que no se utiliza de forma cotidiana y que no es lo más usual pero todavía se mantiene para determinados aspectos como puede ser para nombrar el siglo en el que nos encontramos, lo podemos ver en multitud de relojes para marcar las horas, en los capítulos de los libros, etc.

Una de las curiosas diferencias que encontramos frente a otra de las grandes numeraciones de la historia, la  numeración egipcia, los símbolos romanos se escriben y se leen de izquierda a derecha, siempre se encuentran de mayor a menor valor.

numeros-romanos

Como decimos, los números romanos están formados por una serie de letras. Estas son:

I = 1
V = 5
X = 10
L = 50
C = 100
D = 500
M = 1.000

Ahora, ¿cómo representar números muy grandes en números romanos? Según este sistema, nunca se podría llegar a 4.000, de hecho el mayor número al que se podría llegar sería MMMCMXCIX (3000 + 900 + 90 + 9 = 3.999. ¿Cómo podríamos llegar a 4.000?

Muy sencillo, simplemente se añade una línea horizontal encima del número para indicar que ese número se multiplica por mil. Así, para representar el número 4.000 con números romanos se por IV con una línea horizontal por encima.

¿Cómo haríamos entonces para poner un número mucho más grande, por ejemplo 525.700? Muy sencillo, lo único que hay que hacer es colocar una línea encima a la parte “525” y hacer la parte de “700” de la manera habitual. De esta manera, quedaría:

numeros romanos grandes
Pero todavía hay más. Entonces, ¿cómo se hace para representar un millón en números romanos? Sería tan sencillo como colocar una línea horizontal encima de la M. Sin embargo,, vuelve a surgir el mismo problema. Una vez lleguemos a 3.999.999 no podríamos seguir sumando, a no ser que exista otra manera de poder llegar a los 4.000.000 (recuerda que no puedes poner 4”M” seguidas). La solución, en este caso, el colocar la línea por debajo del número. De esa forma, para poner 4 millones bastaría con poner un IV con una línea por debajo.

¿Cómo haríamos entonces para representar un número mucho más grande como 525.700.125? La respuesta es muy sencilla:

millones numeros romanos
También se pueden añadir dos rayas horizontales superiores en lugar de una inferior.

Evidentemente, los números son infinitos y tiene que haber una manera de poder representarlos ilimitadamente. La hay, y es colocando más y más rayas. Cada raya colocada encima del número significa que la cifra se multiplica por mil.

Trucos para aprender los números romanos

El sistema de los números romanos es fácil de aprender y de utilizar, simplemente es coger el truco que se obtiene con la práctica y la atención, puedes tomártelo como un juego y hasta si eres creativo, hacer tu propio lenguaje secreto con los demás con los números romanos como base de éste.

  • Para conseguir aprenderlo de forma rápida, lo único que necesitas es conocer los diferentes símbolos y qué representa cada uno de ellos para poder escribirlos y leerlos con facilidad. Para ello, en este cuadro te indicamos los números básicos sobre los que se van construyendo el resto de numeraciones:

numeros-romanos

Una vez que hayas conseguido aprender esta simbología, prepárate para descubrir toda una combinación de números que te abrirán las puertas a un mundo lleno de sabiduría y comprensión, es una cuestión de agilizar la mente. Para hacer más fáciles las cosas, hablemos de como se construyen el resto de números que no están descritos en este recuadro:

Cuando leemos dos números romanos juntos tenemos que prestar atención a una sencilla cuestión: si el número de la izquierda es más grande que el de la derecha entonces están sumando. Por ejemplo, el número 6 se escribe VI->V+I. Pero lo mismo ocurriría cuando vemos números que son iguales como el 2 que se corresponde al II->I+I.

numeros romanos tallados

Cuando leemos dos números romanos juntos y el de la derecha es más grande que el número que se encuentra en la izquierda, lo que se está haciendo es una resta. Por ejemplo, el número 4 sería IV-> I-V.

Esta misma regla se mantiene con todos los números que te imagines, tenga la cantidad de cifras que tenga. Cuanto más largo te llevará un poquito más de tiempo pero realmente no es complejo, sólo tienes que tener un poco de paciencia para que te resulte más sencillo y rápido. Por ejemplo, el número 30 sería el XXX, si quisiéramos decir 31 sería XXXI (está sumando) pero si quisiéramos decir 34 diríamos XXXIV.

En el caso de que entre dos cifras o más, te encuentres una cifra menor ésta restará su valor al siguiente. Por ejemplo, siglo XIX, es el siglo 19.

Es importante tener en cuenta que el orden en que se ponen los números romanos debe ser siempre de mayor valor a menor valor: primero los millares, luego las centenas, luego las decenas y luego las unidades.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que nunca se pueden repetir las letras más de tres veces seguidas. Hay una serie de letras en la numeración romana que no se pueden repetir, pero otras que sí, hasta un máximo de 3 veces.

numeros romanos

Las letras que sí se pueden repetir son la I (1), la X, (10), la C  (100) y la M (1.000). No se pueden repetir seguidas la V (5), la L (50), o la D (500). La explicación es sencilla. No tendría sentido repetir estas letras cuando ya hay otras que sirven para representar el doble de su valor (por ejemplo, repetir dos veces “L” para representar el número 100 es absurdo cuando se puede representar con una C.

Cabe destacar que durante diversos períodos históricos se mantuvo la costumbre de permitir el uso de más de 4 símbolos iguales seguidos, es decir, el número IV se podía representar como IIII, o el número 40 como  XXXX en vez de XL. Esta práctica se extendió en el tiempo hasta entrada la Edad Media. Incluso el Rey Luis XIV afirmaba preferir esa forma de representar la numeración.

A continuación te mostramos una serie de ejemplos prácticos con los que puedes ver mejor lo que te hemos explicado y entender cómo se representan los números romanos:

Ejemplos prácticos

Para que podáis verlo de una forma más visual y aclaréis vuestras dudas hemos preparado estos ejemplos:

  • 8 se escribe VIII (sería 5 + 1 + 1 + 1 = 8)
  • 36 se escribe XXXVI (sería 10 + 10 + 10 + 5 + 1 = 36)
  • 752 se escribe DCCLII (500 + 100 + 100 + 50 + 1 + 1 = 752)
  • 2011 se escribe MMXI (1000 + 1000 + 10 + 1 = 2011)

El mismo criterio se utiliza para formar el número 9 que se escribe IX (o sea 10 menos 1). La regla general indica que cuando un número menor está antes de uno de mayor valor, éste se resta. Más ejemplos que clarifican esta regla:

  • 4 se escribe IV
  • 9 se escribe IX
  • 14 se escribe XIV
  • 19 se escribe XIX
  • 40 se escribe XL
  • 49 se escribe IL
  • 90 se escribe XC
  • 99 se escribe IC
  • 900 se escribe CM

Ahora solo te queda ponerte a practicar, descargarte una tabla de números romanos y tratar de escribir los números de forma correcta. Y si alguna vez te equivocas no te preocupes ni te agobies, tómate tu tiempo para aprenderlos, práctica y verás como en poco tiempo los has aprendido.

Curiosidades sobre los números romanos

Reloj con números romanos

Los Números Romanos también tienen una serie de curiosidades, sobre todo asociadas a su uso a lo largo de las diferentes épocas de la historia.

Cabe destacar que si bien este sistema numérico ha sido básico y fácil de emplear, numerosos errores fueron acontecidos a lo largo de la historia, dando así varios deleites curiosos. Muchos de ellos se relacionan con el mal empleo del número 4 que vemos en multitud de relojes, en el que podemos ver cómo han escrito IIII para señalar toda la simbología que representa este número en el tiempo, mientras que el número romano correcto es el IV. Pero, ¿Sabes por qué se comete este “error” de forma deliberada?

Se dice que un relojero suizo creó un reloj que su soberano le había encargado cometiendo el error de representar el número 4 como IIII y no utilizando la combinación  IV. El desafortunado relojero fue ejecutado por la ira del monarca, y desde ese momento, a modo homenaje, todos sus colegas comenzaron a utilizar el IIII en vez de IV.

Por otro lado, el IIII era la disposición preferida por los romanos en la antigüedad, influyendo también la coincidencia con el nombre del importante dios romano, Júpiter. En latín, este nombre se escribía como IVPITER, siendo los caracteres IV no apropiados como modo de uso numérico.

Por ultimo cabe destacar que uno de los monarcas de Francia, Luis XIV prefería la disposición IIII sobre IV, por lo que ordenó a todos sus relojeros construir relojes con IIII en lugar de IV, generando una costumbre que perduró durante siglos.

Seguro que os habréis dado cuenta que los números romanos empiezan a contar desde uno y no tenían ningún símbolo para representar el “0”. Esto sucede porque los romanos no necesitaban el cero al tener un sistema de numeración aditivo y no posicional. Es decir, en los número romanos las cifras se suman y valen siempre lo mismo, mientras que en nuestro sistema actual el valor de los números depende de la posición en la que esté el número (por es lo mismo el valor del “3” en el número “13” que en “3.500.000”, en cambio la “L” o la “D” siempre valen lo mismo.

Ahora, para terminar, os dejamos con un vídeo y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

http://www.novaroma.org/via_romana/numbers.html – Una página perfecta para convertir números arábigos en romanos y viceversa

Vídeo

Los Números Romanos son bastante fáciles de aprender y es muy fáciles trabajar con ellos cuando sabes las reglas básicas para utilizarlos. Además, los números romanos se utilizan en muchos más sitios de los que te puede parecer, así que es bastante útil saberlos. Por ejemplo, puedes saber en qué año fue construido un determinado omumento antiguo si sabes contar en números romanos.

Si quieres saber más INFO acerca de los números romanos, en internet tienes muchísimos vídeos y tutoriales, por ejemplo este que te mostramos a continuación. Ahora ya no tienes ninguna excusa para sacar una buena nota en tu próximo examen.

Enlaces de interés

Si eres un apasionado de la historia y tienes algún examen acerca del Imperio Romano, en Sobrehistoria tenemos muchos más artículos con información que te va a servir de mucha ayuda:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.