UP

-     Escrito por blanca

Números chinos

En Sobrehistoria ya hemos visto cuál es la historia de los números, o de hecho os hemos explicado con detalle en qué consisten números comos los romanos, o los números árabes. En esta ocasión os quiero hablar de los números chinos que serán quizás algo más complicados para nuestra comprensión ya que de hecho cuentan con varias representaciones.

Los chinos, cuentan en realidad con tres sistemas de numeración (que ahora veremos) por lo que quizás nos sea algo más complicado el comprenderlo. Además tampoco podemos olvidar la representación escrita de cada número y que ciertamente también tiene cierta dificultad a la hora de escribirse correctamente.

Números chinos

  • Para remontarnos algo en el orígen de la numerología china, podemos decir que las diversas transacciones marítimas y económicas hicieron que China, desarrollara un sistema de números y que comenzaría a utilizarse desde el 1500 A.C. aproximadamente.
  • Este orígen de los números consistía en una serie de símbolos, los cuáles se multiplicaban entre sí a la hora de representar números elevados, por ejemplo si tenían que representar el 5.100 escribían primero el símbolo del 5 seguido del del 1.000 y luego el del 7 seguido del símbolo del 100.
  • De este modo podemos decir que su sistema numérico, es quizás parecido al indoarábigo, en el cual, según la posición del símbolo, se lo multiplica por 1, 10, 100, 1.000, etc. y después se suma todo tal y como vemos en la operación que tenéis en la imagen superior.
  • Además en el sistema indoarábigo, si un número entero es más largo siempre es mayor que uno más corto. Depende de la cantidad de “posiciones” que tenga.
  • Podemos decir que en esta numeración encontraremos nueve caracteres que representan los números del uno al nueve, mientras que además hay otros símbolos  que representan números más grandes como decenas, centenas, millares...
  • A partir de aquí, existen dos juegos de caracteres numéricos chinos: uno que se utiliza para la escritura coloquial, y  el otro que es el utilizado para todo lo que tenga que ver con los negocios, y transacciones financieras. Esta tipología numérica es conocida por el nombre de  dàxiě (chino tradicional: 大寫, chino simplificado: 大写), y nació a causa de que la numeración tradicional era muy fácil de copiar y falsifificar por lo que se creó otra en la que se han de representar trazos “extra”.

Gestos manuales para los números chinos:

  • Por otro lado, cabe decir que la numerología china cuenta con gestos manuales para su representación, y de este modo  los cinco dedos de una mano pueden representar los números del uno al cinco, los números del 6 al 10 tienen signos especiales que se pueden usar en el comercio en la comunicación del día a día.
  • Este es el modo de representar los números chinos del 1 al 10 (vía wikipedia)
    1. Dedo índice extendido.
    2. Dedos índice y medio rectos formando una V.
    3. Dedos índice, medio y anular extendidos.
    4. Todos los dedos extendidos excepto el pulgar, que está cerrado.
    5. Índice y pulgar extendidos.
    6. Dedo meñique y pulgar separados, los otros dedos cerrados (simbólico del número “seis” chino: 六, liù).
    7. Las puntas de los pulgares se tocan. Sólo el pulgar y los primeros dos dedos están abiertos, el resto cerrados.
      • En Taiwán y Hong Kong se realiza con los dedos pulgar e índice.
    8. El pulgar y el índice se separan (como una “L”), ambas manos enfrentadas, los otros dedos cerrados (八, bā “ocho”).
      • En Taiwán y Hong Kong, el pulgar, el índice y el medio.
    9. Todos los dedos cerrados excepto el índice, que muestra un gancho abierto en la base (九, jiǔ “nueve”).
      • En Taiwán y Hong Kong, el pulgar y tres dedos más
    10. Se puede representar de las siguientes formas:
      • Mano apretada en forma de un puño, vuelta hacia el observador.
      • Dedos índice y medio cruzados.
      • Ambos dedos índice extendidos, simbolizando una cruz (十, shí “Diez”).

Os dejo video ahora de los números chinos:

Otros artículos de interés en Sobrehistoria:

SobreHistoria.com

Newsletter