-    Escrito por angeles

Los Santos Inocentes

A pocos días de la llegada el Día de los Santos Inocentes, que se conmemora el próximo 28 de diciembre de 2009, nos propusimos contarles como esta simpática costumbre, deviene de una historia bíblica de una tremenda crueldad: la Matanza de los Inocentes. Un hecho que tuvo como protagonistas al ambicioso Herodes, Rey de Judea, y al recién nacido niño Jesús.

 

Duccio_di_Buoninsegna_matanza_santos_inocentes

La historia de los Santos Inocentes llega a nosotros a través del Nuevo Testamento de la Biblia Cristiana, en el Evangelio de San Mateos. Debemos situarnos hace algo más de 2.000 años, es decir, en los comienzos de la era Cristiana. Jesús era tan sólo un recién nacido.

Por entonces reinaba Herodes en Judea, que fue descripto en las escrituras como un hombre cruel y ambicioso. En los últimos años de su reinado, Herodes recibió la visita de unos reyes que venían de Oriente. Sus nombres eran Melchor, Gaspar y Baltasar; a quienes conocemos nosotros como los Reyes Magos.

Los Reyes Magos llegaban a Judea para adorar al niño que –según las escrituras- era el Hijo de Dios. Ante Herodes relataron que una brillante estrella les había indicado el camino, y que venían a adorar a quien sería luego el verdadero Rey de los Judíos.

virgen_el_nino_con_jose_y_san_miguel_arcangel

El Rey Herodes, desconocía quién era este niño. Pero sí sabía que –de acuerdo a las escrituras- debía haber nacido en Belén. Ordenó, entonces, el  asesinato de todos los niños de menos de 2 años. Con esta terrible y cruel masacre buscaba deshacerse de la “amenaza” del niño Jesús.

Claro está que no logró su objetivo. El niño Jesús sobrevivió. Sus padres María y José habían sido advertidos por un ángel de que se hallaban en gran peligro. Por ese motivo, decidieron huir a Egipto.

Pero en Judea la masacre había arrasado con la vida de muchos niños. La Biblia relata que las almas inocentes de estos pequeños se elevaron hasta el Cielo. En la tradición católica se les recuerda como los Santos Inocentes. Y el día 28 de diciembre es para la Iglesia Católica el momento de homenajearlos.

Mientras tanto, el rey Herodes vivió engañado mucho tiempo, creyendo que había matado al niño Dios. Se cree que probablemente este aspecto del “engaño”, fue el que alimentó la tradición popular del Día de los Santos Inocentes de jugar bromas y engañar a nuestros amigos o familitares.

En la actualidad, todos los 28 de diciembre, es costumbre de aprovecharse de la “inocencia” de aquellos que no recuerdan qué día es este. El Día de los Santos Inocentes se prueba el sentido del humor de nuestros allegados, y el nuestro es también puesto a prueba a fuerza de falsas noticias, chascos, regalos de broma y o “préstamos” que luego no son devueltos.

Fuentes:

Historia del Día de los Inocentes, en www.esmas.com

Herodes I, en Wikipedia

Imágenes:

Matanza de los Inocentes, en pintura de Duccio di Buoninsegna del siglo XIV, en Wikipedia

Virgen María, con el niño Jesús, San José y San Miguel Arcángel, pintura de  Benvenuto Tisi Garofalo, siglo XVI, en Google