UP

-     Escrito por marimar

El Imperio Carolingio y la historia de Carlomagno

Carlomagno es uno de los personajes más importantes de la Historia de Europa. Sigue siendo tan destacado que, más de mil años después de su coronación en Roma, su nombre sigue sonando con enorme fuerza. Pero qué fue el Imperio Carolingio, cuánto duró, estas y otras preguntas las resolveremos en este artículo que hemos querido dedicar a una de las figuras más importantes de la Alta Edad Media, la apasionante historia de Carlo el Magno y el Imperio Carolingio.

carlomagno imperio

El Imperio Carolingio | Antecedentes

Comencemos como siempre se ha de empezar en historia, por el principio. Tenemos que situarnos tanto en el espacio como en el tiempo.

El Imperio Romano había alcanzado tales dimensiones que se hacía muy difícil tanto su control como su defensa. Fue el Emperador Teodosio I, en el año 395 d.C., quien decidió dividir el Imperio en dos partes, repartiendo cada parte entre sus dos hijos. La parte Occidental fue entregada a su hijo Honorio y la parte Oriental a su hijo Arcadio.

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-imperio-romano

Este reparto consiguió dividir al Imperio Romano que hasta ahora estaba unificado, en el Imperio Romano de Oriente y el Imperio Romano de Occidente. A partir de aquí ambos imperios seguirán derroteros diferentes, con distintos finales. El Imperio Romano de Occidente comenzó en el año 395 d.C., finalizando en el 476 d.C., mientras que el Imperio Romano de Oriente comenzó en el año 395 d.C. y finalizó en el año 1435 d.C. conocido también como Imperio Bizantino.

Comenzando el siglo V, las tribus germánicas estaban siendo presionadas por unos pueblos esteparios de Asia llamados Hunos, tras la presión que estos ejercían las tribus germánicas se vieron obligadas a retirarse hacia el oeste, llegando a penetrar en las fronteras del Imperio Romano.

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-invasiones-germanas

Pero el imperio no estaba pasando por sus mejores momentos, muchos territorios a controlar y muchas fronteras atacadas por los pueblos bárbaros, hacían muy difícil la defensa del imperio, hasta el punto de no poder impedir su entrada en Roma y el saqueo de ésta. 

Situación Europea tras la caída del Imperio Romano de Occidente

Situación Europea tras la caída del Imperio Romano de Occidente

Vándalos, Ostrogodos, Visigodos, etc. se instalaron en distintas regiones del Imperio fundando nuevos reinos totalmente independientes. Uno de estos reinos sería pronto uno de los más importantes ya que de él saldría el Sacro Imperio Germánico.

El Imperio Carolingio | Imperio Carolingio

Si alguien viajara en el tiempo hasta la corte de Carlomagno, si utilizara el término de “Imperio Carolingio”, la gente no sabría de qué estarías hablando. Este nombre fue acuñado con posterioridad por los historiadores para denominar el periodo en el que el reino franco medieval estuvo dominado por la llamada dinastía carolingia y alcanzó, con el propio Carlomagno, su máximo esplendor.

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-estatua

Sus territorios se extendían por la mayoría de Europa, incluyendo los territorios que hoy componen la actual Francia, Suiza, la mayor parte de Italia y una considerable de lo que hoy es Alemania, entre otros territorios. Los expertos no se ponen de acuerdo a la hora de fijar unos límites concretos a la existencia del Imperio Carolingio. Algunos expertos fijan su final con la muerte de Carlomagno, en 814, mientras que otros lo extienden al menos hasta el tratado de Verdún del año 843, en el que su imperio se dividió o incluso hasta 987, cuando murió el último representante de la dinastía carolingia, Luis V.

Imperio Carolingio

El Imperio Carolingio, tiene su origen en el reino franco gobernado por la dinastía Caroligia desde el siglo VIII hasta el siglo IX. Supuso un intento del resurgir la época imperial del Imperio Romano de Occidente que duró tres siglos, hasta la división en el año 843 tras el Tratado de Verdúm, por el cual, el Imperio Carolingio se dividió en dos partes, el Reino de Francia por el Oeste y el Sacro Imperio Germánico en el Este.

En el siglo V, entre los reinos germánicos el reino franco fue uno de los más importantes, pero dentro del reino franco, los Salios localizados al norte de lo que hoy es Francia, concretamente en la provincia de Tournai, serían los que dieran lugar al la dinastía Merovingia, en honor al abuelo Meroveo, antiguo rey franco Salio.

Monedas Merovingias

Monedas Merovingias

Clodoveo I, primer rey merovingio, llevó a acabo una política de expansión, primero de otras provincias francas y después anexionando territorios tanto hacia el Sur como hacia el Oeste.

Con la muerte de Clodoveo, todo el reino se dividió en cuatro reinos mas pequeños Neustria, Austrasia, Borgoña y Aquitania. Las luchas entre los propios Merovingios consiguieron que éstos fueran perdiendo poder y prestigio, por lo que a esta época se la denomina como la de los reyes holgazanes.

 Carlos Martel

Carlos Martel

Ante las constantes pérdidas de prestigio fueron los nobles los que ostentarían realmente el poder. Estos nobles recibieron como título “Mayordomos de Palacio”, concentrando un gran poder ya que tenían la capacidad de dirigir los gobiernos en la sombra. Pero recién entrado el siglo VII, los mayordomos de Austrasia, pertenecientes a la familia Heristal, fueron los que se hicieron con la primacía.

Los comienzos del Imperio Carolingio se pueden situar en el ascenso al trono de Pipino el Breve, hijo del famoso Carlos Martel, perteneciente a la dinastía Heristal. Carlos Martel se había hecho célebre por su victoria contra las tropas árabes en la batalla de Poitiers y había alcanzado un importante poder que legó a su hijo Pipino, llamado el Breve.

Enterramiento de Pipino El Breve y su mujer

Enterramiento de Pipino El Breve y su mujer

Con gran ascendencia entre la nobleza, Pipino destronó al último rey merovingio, Childerico III, en el 751. Fue reconocido como rey dos años después y consolidó su posición con una alianza con el Papado, que reconocería a su estirpe como los legítimos sucesores de los emperadores romanos, dignidad que posteriormente se transmitiría a los gobernantes del Sacro Imperio Romano Germánico durante la edad Media y Moderna. Pipino, con su influencia y poder, sentó las bases para que su hijo, Carlomagno, llegara a gobernar el inmenso imperio que le hizo célebre.

El Imperio Carolingio | Carlomagno

Carlomagno nació en una fecha que no se conoce con seguridad, entre el año 742 y el 748, del matrimonio entre Pipino y Bertrada de Laon. Ascendió al trono a la muerte de su padre en el año 768. Según las costumbres del momento, Pipino repartió sus territorios entre su hijo Carlomán y el propio Carlomagno, algo que se seguiría practicando posteriormente y que se considera como una de las razones de su disolución. Sin embargo, Carlomán murió poco después de su propio ascenso el trono y Carlomagno gobernó sobre la totalidad de territorios heredados de su padre.

Trono de piedra de Carlomagno, desde su muerte se ha utilizado para coronar 30 reyes del Sacro Imperio Germánico

Trono de piedra de Carlomagno, desde su muerte se ha utilizado para coronar 30 reyes del Sacro Imperio Germánico

Con un importante dominio militar y político sobre el territorio, Carlomagno se impuso como objetivo recuperar la antigua gloria del Imperio Romano, del que se consideraba heredero. A través de su importante poderío militar, derrotó a los sajones, que entonces habitaban en la zona norte de Alemania, derrotó a los ávaros en la zona de la actual Baviera y acabó con los lombardos, anexionando el norte de Italia a sus territorios. Además, detuvo el avance de los musulmanes hacia Europa, que ya había comenzado su abuelo con la ya mencionada victoria en Poitiers, creando la llamada “Marca Hispánica”, que serviría como frontera en los siglos posteriores.

Carlomagno Consciente de los problemas que habían tenido los monarcas anteriores para controlar sus territorios y protegerse de sus enemigos, tanto interiores como exteriores, Carlomagno gobernó con una voluntad férrea y creó divisiones territoriales fronterizas, llamadas marcas, gobernados por los marqueses y vigilados por los missi dominici, que estaban a las órdenes del emperador.

Forjó una fuerte alianza con el Papado, siendo coronado como emperador en Roma en el año 800, pese a las protestas del emperador bizantino, que veía su nombramiento como una usurpación. Con esta alianza, Carlomagno se convirtió en lo que muchos han definido como el brazo armado de la Iglesia, defendiendo a un Papado amenazado y buscando en buena medida la expansión del cristianismo, mostrándose como un destacado enemigo de los musulmanes y los paganos.

Coronación de Carlomagno por el papa Leon III

Coronación de Carlomagno por el papa León III

Carlomagno fue también un gran protector de la cultura. Durante su gobierno se dio un momento de gran esplendor cultural, auspiciado por el propio emperador, conocido como el Renacimiento Carolingio. Se crearon escuelas, bibliotecas y centros de saber, de los cuales el más importante fue la llamada Escuela Palatina, aumentándose la producción de libros y protegiéndose los testimonios que aún quedaban de la literatura clásica. La base de la cultura medieval se encuentra, en buena medida, en el Imperio Carolingio y no se puede concebir la cultura europea sin los avances culturales auspiciados por Carlomagno.

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-escuela-palatina

Sin embargo, este enorme imperio no sobrevivió mucho a la muerte de su máximo exponente. Carlomagno falleció en el año 814. Su heredero fue su hijo Luis, llamado Luis el Piadoso, que carecía de las dotes de mando y de la autoridad de su padre. Muy pronto, los enemigos de Carlomagno vieron su oportunidad para atacar y Luis tuvo que enfrentarse a continuas revueltas, intentos de invasión y guerras internas que debilitaron la autoridad del monarca.

Tras un inestable gobierno, Luis murió en el año 840 y repartió sus territorios, siguiendo su costumbre, entre sus hijos, Lotario, Luis y Carlos. Tras distintas uniones, divisiones y enfrentamientos, la dinastía carolingia acabó extinguiéndose a finales del siglo IX, menos de un siglo después de la muerte del gran Carlomagno.

El Imperio Carolingio | Causas de la Disgregación del Imperio

La organización política que instauró Carlomagno, basada en la fidelidad de los nobles al Emperador, Rey de los Francos y Rey de los Lombardos, no sobrevivirían mucho tiempo. Las ciudades o condados se habían vuelto más autónomos, tanto económicamente como socialmente. El mantenimiento de los soldados resultaba muy costoso, por parte del imperio, lo que provocó que las clases mas ricas o grandes propietarios pudieran hacerse con un pequeño ejército, los hombres libres se vieron abocados a someterse a un sistema de vasallaje para con su señor, para poder subsistir.

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-sociedad

La economía se basaba en la agricultura de subsistencia, por lo que las ciudades estaban prácticamente deshabitadas, el comercio había desaparecido, con lo que cada provincia del imperio se veía obligada a subsistir por sus propios medios.

La red de caminos y comunicaciones dentro del imperio era muy deficiente, añadido a que comenzaba a aparecer una nueva clase, los nobles. Una clase rica, que servia como nexo de unión entre los hombres libres y el Emperador, ambos motivos provocan que los vasallos fueran más fieles a su señor que al Emperador, degradándose de esta forma prácticamente su poder .

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-campesinos

Carlomagno había sido un hombre de gran prestigio, buen gobernante y sobre todo había reportado a la nobleza una inmensa fortuna obtenida de los beneficios de las conquistas territoriales. Su hijo Carlos hubiera sido un buen sucesor para el Imperio, con grandes dotes militares, pero murió joven.

Su sucesor, hijo también de Carlomagno, Luis el Piadoso, no tenía ni la actitud ni el carácter que había tenido su padre, las continuas guerras civiles unido a los pocos ingresos del Imperio, consiguieron que la fidelidad de los nobles respecto al Emperador, se disipara.

imperio-carolingio-la-historia-carlomagno-corona

Un nuevo sistema se cernía sobre Europa, que marcaría toda la Edad Media, estaba a punto de aparecer el Sistema Feudal. Pero este es otro capítulo de la historia, a la que hemos dedicado desde Sobrehistoria otro artículo.

Si queréis obtener más información sobre Carlomagno, os recomendamos que veáis el siguiente vídeo:

SobreHistoria.com

Newsletter