Iglesia Medieval y la Paz de Dios

Seguimos en sobrehistoria.com analizando los diferentes aspectos de la Iglesia Medieval. En nuestro artículo anterior analizamos el poder económico de la Iglesia en el Edad Media, y ahora pasaremos a estudiar un importante proceso histórico conocido como la “Paz de Dios” que nos demostrará que –también- esta institución tenía un fuerte poder político dentro del Sistema Feudal.

Nos situamos en la Alta Edad Media, abarcando los siglos IX a XI, en Europa Occidental. Como recordarán, esta sociedad estaba caracterizada por el Sistema Feudal. Y una de las principales características de este sistema era la descentralización del poder. ¿Qué significa esto? pues que no había un poder central (monarquías) fuertes. El poder estaba en manos de numerosos Señores Feudales –tanto laicos como eclesiásticos.

En un contexto de disolución del poder real, se produjo una oleada de violencia entre los señores. Cerca del año 1000, se dieron gran cantidad de asaltos a iglesias y a monasterios a manos de los ejércitos privados de los nobles. Recordemos que la Iglesia poseía una gran cantidad de tierras, propiedades y riquezas. Los nobles laicos, codiciaban esos bienes como forma de enriquecerse.

Ante esta situación, la Iglesia cristiana intentó llevar adelante una nueva forma de paz social. Buscaban disciplinar a los nobles y así proteger sus bienes. La alta jerarquía eclesiástica, a fines del siglo X, se reunió en concilios de obispos para decidir qué medidas tomar para sosegar a la nobleza militar.

Estos concilios desarrollaron una teoría según la cual Dios había derivado en los reyes la función de mantener la paz y la justicia. Dado que ya no cumplían esa función, Dios retomaba ese poder y se lo entregaba, ahora, a los obispos. La nueva “paz de Dios” sustituía entonces a la anterior “paz del rey”.

Basándose en estas teorías, los concilios establecieron normas concretas para lograr sus objetivos. Por ejemplo, se prohibieron las actividades militares en los territorios propios. Quienes no respetaran las leyes de la Paz de Dios, recibirían diversos castigos, entre ellos, la excomunión que era muy temida, que era la expulsión de esa persona de la comunidad de la Iglesia cristiana.

 

Más Información

BARTHÉLEMY, Dominique. El año Mil y la Paz de Dios.

Adaptado de ES. 1 Ciencias Sociales – Educación Secundaria – Publicación de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires / Dirección Provincial de Planeamiento – Programa Provincial Textos Escolares para Todos – Buenos Aires – 2007 en www.abc.gov.ar,

Imagen

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Frag. Portada del libro:  BARTHÉLEMY, Dominique. El año Mil y la Paz de Dios., en Google Books

SobreHistoria.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos