El Principe Negro, invencible Parte II
0 votos

El Principe Negro, invencible Parte II

“Homout, ich dene” (coraje, yo sirvo)

Ese era el lema que acompañó al Príncipe Negro en todas sus cabalgadas, junto con su emblema personal, tres plumas de avestruz, las cuales desde entonces, se han convertido en el emblema de todos los Príncipes de Gales hasta el día de hoy. Dicen los historiadores que aquellas tres plumas junto con el lema fueron recogidas de las manos de Juan de Bohemia, tras la batalla de Crécy (1346), en la que Eduardo de Woodstock cosechó su primera gran victoria.

 Principe Negro en Crecy

Apenas tenía 16 años cuando tuvo su bautismo de fuego en esa batalla, cuando valientemente cabalgó al frente de una de las alas de las tropas inglesas que lucharon en Crécy en aquel año 1346. Los condes de Oxford y Warwick y el heraldo John Chandos, que luego se convertiría en uno de sus más firmes compañeros de armas, le apoyaron en todo momento en aquella batalla de la que salió victorioso y en la que demostró su enorme valía. Un año más tarde luchó junto a su padre en la toma de Calais, sin embargo, su nombre se hizo famoso cuando Inglaterra invadió todo el sur de Francia.

Era el año 1355 cuando el Príncipe Negro empezó una cabalgada que lo llevó a recorrer 900 kms. por media Francia. Comenzó en Burdeos y practicamente saqueó toda la zona del Languedoc, atravesando Langon, Castelnau, Saint Gaudens, ToulouseCarcasona, antes de llegar hasta la costa azul en Narbona. Allí emprendió el regreso a Burdeos.

Un año después, en 1356, Eduardo de Woodstock, tomando de nuevo como base Burdeos, comenzó un nuevo saqueo, pero esta vez hacia el interior de Francia, pasando por Rochechuart, Lussac y llegaron hasta Vierzon para finalmente tomar el castillo de Romoratin. muy cerca de Orleans. Alertados por la incursión inglesa, Juan II tuvo que reunir a todas sus tropas francesas en Chartres, y, finalmente, hacer frente a la invasión inglesa. La idea era sacar a los ingleses a campo abierto, pues las tropas francesas eran mucho más numerosas.

 Escudos del Principe Negro

Rechazado en Tours, el Príncipe Negro deseaba regresar a su base, Burdeos, dado el cansancio de sus tropas, que llevaban dos meses cabalgando y luchando sin parar. Era agosto y septiembre del año 1356. Sin embargo, la persecución de los franceses era implacable. Pero la sed de venganza de Juan II, que deseaba rendir la afrenta que diez años antes había sufrido su padre Felipe VI en Crécy, le empujaba al enfrentamiento directo con Eduardo. Finalmente, el 17 de septiembre de 1356, ambas tropas se avistaron frente al bosque de Nouaillé.

Las cartas se habían echado, y parte del futuro de Francia e Inglaterra, se jugaba sobre aquel vasto territorio de Poitiers.

(continuará)

Otros artículos:

  1. El Príncipe Negro, un caballero de leyenda

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios