El Principe Negro en Castilla, parte IV y ultima
0 votos

El Principe Negro en Castilla, parte IV y ultima

Con la fama que le había proporcionado a Eduardo de Woodstock su gran victoria en Poitiers, Pedro el Cruel, rey de Castilla, lo llamó para pedirle ayuda en su lucha interna contra su hermanastro Enrique de Trastamara, quien contaba con el apoyo de los reinos de Navarra y Portugal, e incluso, extraoficialmente, con el de la Corona de Francia, quien deseaba en la Corona de Castilla un rey más propicio a los intereses franceses.

 Batalla de Najera

Batalla de Nájera

Mediante el Tratado de Londres, Inglaterra acudió a la ayuda del rey castellano. Así, el Príncipe Negro entró en tierras de Castilla con 4.000 hombres tras él, incluyendo a sus famosos arqueros. Sin embargo, la compensación que exigió Eduardo de Woodstock fue sustanciosa: el señorío de Vizcaya, más Castro Urdiales en Cantabria, más una suma de medio millón de florines y privilegios para los mercantes ingleses.

En el año 1366, Enrique de Trastamara se había proclamado a sí mismo, rey de Castilla en Calahorra. Sin embargo, un año después, el Príncipe Negro le infringió una severa derrota en la batalla de Nájera, más producto del terror psicológico que producía ver enfrente su armadura negra liderando a aquellos poderosos arqueros. Pero aquella batalla en Nájera no acabó como precisamente el príncipe Eduardo hubiera deseado, pues Pedro I el Cruel se vio imposibilitado a dar lo que había prometido y firmado, por lo que el Príncipe Negro volvió a Aquitania sin botín y teniendo que hacer frente a todos los gastos que supuso aquella campaña.

Mientras en Castilla, Pedro el Cruel era asesinado posiblemente por su hermanastro Enrique, en Aquitania, Eduardo de Woodstock tenía que enfrentarse a problemas internos con la nobleza. El apoyo de los campesinos lo perdió cuando para hacer frente a los gastos de la guerra en Navarra hubo de aprobar un nuevo impuesto que regía sobre todos los hogares. el conde de Armagnac, su principal rival, aprovechó la tensión para acudir en busca de ayuda al rey Carlos V de Francia. Citado Eduardo por Carlos para que respondiera de su gestión en territorio francés, éste le respondió con que entraría en París con 60.000 hombres. Aquella paz de Bretigny se había roto nuevamente, pero esta vez, Eduardo tenía enfrente a un rival, Carlos, que había aprendido de sus propios errores en Poitiers, y que supo esperar pacientemente al momento apropiado para enfrentarse a las tropas inglesas. Además, el Príncipe Negro ya no contaba con el apoyo de las ciudades gasconas.

 Principe Negro

Sepulcro del Principe Negro en la catedral de Canterbury

Con el paso del tiempo y de las continuas luchas en territorio francés, Eduardo de Woodstock fue debilitándose, aquejado por una extraña enfermedad. Finalmente, en el año 1371 hubo de dejar Francia y retirarse a Inglaterra, dejando Aquitania en manos de su hermano, Juan de Gante.

En el año 1376, en el mes de Junio, Eduardo de Woodstock, el Príncipe Negro, murió sin haber llegado a ser rey de Inglaterra.

Otros artículos sobre el Príncipe Negro:

  1. El Príncipe Negro, caballero de leyenda
  2. El Príncipe Negro, invencible
  3. La batalla de Poitiers

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios