El Parque de la Ciudadela en Barcelona: un origen sangriento
0 votos

El Parque de la Ciudadela en Barcelona: un origen sangriento

En un anterior artículo hicimos una introducción sobre la postura de Cataluña ante la Guerra de Sucesión Española

 Guerra Sucesión en Barcelona

El duque de Pópoli, comenzó el asedio a Barcelona pidiendo su rendición. Eran 40.000 hombres y 140 cañones los que se apostaban alrededor de la ciudad. El 11 de septiembre de 1714 comenzó el asalto y un día después Barcelona tuvo que capitular.

Fue entonces cuando Felipe V como medida represora contra los que se habían sublevado contra él, mandó contruir un fuerte en la Ciudadela. Y, para ello, mandó derruir todo un barrio: el de la Ribera. El castigo por parte borbónica fue brutal. Se buscó en este reducto español el escarmiento necesario para evitar futuras sublevaciones en otros lados. Del barrio de la Ribera, uno de los más señeros de Barcelona, no quedó nada. Sus habitantes tuvieron que huir, o como muchos, quedarse en las playas o bien como inquilinos en otras casas.

 Fortificacion de la Ciudadela

Fortificación de la Ciudadela

Aquella fortificación con la que pretendían intimidar a los barceloneses se construyó con cinco puntas para una mejor defensa, y a su alrededor se creó un espacio vacío de varios centenares de metros para colocar los cañones con los que periódicamente, y de escarminento, bombardeaban la ciudad. La Ciudadela se acabó de construir en el año 1718, pero en ella tuvieron que trabajar obligados muchos barceloneses, que además tuvieron que afrontar un nuevo impuesto: el cadestre, por el que se les obligaba a pagar para mantener la fortificación y para gastos de guerra. Mientras, decenas, cientos de catalanes eran ajusticiados; cuentan que a muchos de ellos les cortaron la cabeza y las pusieron en picas en lugares simbólicos, y otros cientos fueron apresados y sencillamente, desaparecieron; se dicen que muchos acabaron en la bahía y otros fueron castigados a trabajos forzosos en América adonde fueron exiliados. Muchas de las mujeres de los sublevados acabaron para diversión de los soldados borbónicos, e incluso se quemaron campos de cultivos, zonas de frutales y se intentó exterminar la vaca pirenaica, una raza puramente catalana. En la ciudad, se cerró la Universidad de Barcelona, muchos de las estatuas de Barcelona fueron derruidas. El puerto de Barcelona fue bloqueado con escollos e incluso se arrojaron tiburones en la ensenada. Como resultado de todas aquellas contiendas, en el terreno político, Cataluña no sólo perdió su autonomía, sino que además perdió Nápoles, Sicilia, Cerdeña y Mallorca.

 Barcelona 1868

Barcelona 1868

Años más tarde, a mediados del siglo XIX, ya perdida su utilidad, en 1848 y en un nuevo alzamiento popular, el general Espartero la bombardeó desde la colina de Montjuich. Al fin, los muros de la Ciudadela cayeron. Los terrenos donde estaba situada la fortificación se donaron a la ciudad, y muchos de los edificios de su interior fueron derribados. En aquel recinto se decidió construir lo que hoy día es el Parque de la Ciudadela, un lugar de ocio y diversión, con lagos, cascadas y una exuberante flora. Y, ya en 1887, se convirtió en lo que sería el recinto de la famosa Exposición Universal de Barcelona, inaugurada el 20 de mayo de 1.888.

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>