El motor economico en el Imperio Colonial Español
1 voto

El motor economico en el Imperio Colonial Español

Cuando hablamos sobre la expansión colonial en el siglo XV vimos el contexto en que se produce el “Descubrimento de América”. Tras la llegada de Colón, se dio un primer período de exploración de las nuevas tierras, y pronto se establecieron allí colonias permanentes. Esto implicó la dominación de los pueblos originarios y la adopción de la prerrogativa de la soberanía sobre este nuevo continente por parte de la  Corona de Castilla. Todo ello era el soporte para el objetivo primordial la explotación económica.

image

Al momento de la llegada de los españoles, América se encontraba habitada por pueblos indígenas con diferentes grados de desarrollo: desde bandas de cazadores recolectores igualitarios hasta poderosos Estados centralizados que controlaban grandes riquezas. Las condiciones geográficas (clima, relieve, altitud, suelo, ríos) variaban de una región a otra y, por lo tanto, los recursos naturales disponibles en cada zona eran diferentes.

En cuanto a la población, las zonas de más desarrollo -como México y los Andes peruanos y bolivianos- contaban con grandes concentraciones de indígenas; mientras que otras zonas como la Patagonia y La Pampa tenían muy pocos habitantes.

Como consecuencia, la forma en que se desarrolló la explotación económica de los territorios conquistados por España no fue uniforme: el tipo de producción, las condiciones de trabajo y las obligaciones de las comunidades indígenas variaron de una región a otra.

image

¿Qué tipo de intereses económicos tuvieron los españoles en América?

Durante el siglo XV, la monarquía española había logrado la centralización del poder político y el fortalecimiento de Estado a través de la creación de nuevas instituciones (burocracia, ejército, diplomacia, etc.). A causa de esto, la Corona necesitaba metales preciosos para afrontar los enormes gastos de la corte, los ejércitos y los funcionarios.

La conquista militar de los territorios americanos, fue realizada por grupos de hombres (los llamaremos Conquistadores) que buscaban alcanzar en América sus expectativas de riquezas y prestigio. La Corona firmó con ellos contratos de Capitulaciones, por los cuales autorizaban las expediciones; a cambio, la Corona recibía una parte de las riquezas obtenidas.

image

En consecuencia, el interés de los españoles se centró en los poderosos y ricos Imperios Azteca e Incaico y, una vez que estos estados fueron dominados, México y Perú se convirtieron en los centros más importantes del dominio colonial español.

¿Cómo se desarrolló la explotación económica de los recursos americanos?

La explotación económica de los recursos americanos de realizó en dos etapas diferentes. Durante la primera mitad del siglo XVI se desarrolló una etapa extractiva, en la que los españoles se apoderaron de los tesoros acumulados por los Incas y los Aztecas; luego, recolectaron el oro de aluvión de los ríos, pero en pocos años este recurso se agotó.

image

La segunda etapa, la explotación productiva, comenzó a partir de 1550 con la explotación de los yacimientos de plata de las minas de Zacatecas (México) y de Potosí (Bolivia). La producción de metales preciosos en las minas americanas constituyeron la mayor fuente de ingresos coloniales para la Corona, se estima que -en un siglo y medio- España recibió 181 toneladas de oro y 16.887 toneladas de plata. A raíz del auge de la producción de plata, Potosí se convirtió -en apenas 25 años- en una de las ciudades más grandes y más ricas del mundo.

La producción de la minería estuvo estrechamente relacionada con la producción agrícola-ganadera, a través de la que se satisfacían muchas de las necesidades de los centros mineros. En el caso de Potosí, por ejemplo, era abastecido de carne seca, trigo, pieles y vinos provenientes de Chile; y la ganadería y artesanías de Córdoba y Tucumán le proporcionaban animales de tracción (mulas) y tejidos.

Gran parte de la producción agrícola y ganadera se llevaba a cabo en haciendas o estancias que eran grandes propiedades (latifundios) pertenecientes a españoles. El resto de la producción era realizada por las comunidades indígenas que, a través de la institución de la encomienda, estaban obligadas a entregar como tributo sus productos a los encomenderos.

Fuente.

ALONSO, ELIZALDE y VAZQUEZ. Historia. Europa moderna y América colonial.Buenos Aires, Aique, 1994.

CARDOZO y PEREZ BRIGNOLI. Historia económica de América Latina. Barcelona, Crítica, 1984.

Imágenes:

Moneda acuñada en Nueva España (México), en Wikipedia

Conquista de Tenochtitlan, en wikipedia

Grabado que ilustra el trabajo en las minas de potosí, en encuentro.

Relaciones económicas en las colonias americanas, en encuentro.

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios