UP

-    Escrito por gon

Cultura Persa

En entradas anteriores ya os hablamos de antiguas civilizaciones, como la Antigua Grecia y el reino de Macedonia y ahora le toca el turno al la Cultura de Persa es la que hoy conoceríamos por cultura iraní.

la-cultura-persa

Índice del artículo:

Cultura Persa

  1. Los períodos en la Cultura Persa
  2. La cultura Persa
  3. La conquista de Persia en la cultura Persa
  4. El arte persa
  5. Video de la cultura Persa

Los períodos en la Cultura Persa:

los-periodos-en-la-cultura-persa

  • Los primeros signos de cultura persa datan del V milenio, siendo representada por numerosas vasijas de cerámica y demás elementos de decoración funeraria de decoración zoomorfa.
  • Por otro lado podemos definir dos períodos, primero estuvo el período de Los Medos , y luego el período de Los Persas.
  • El Período de Los Medos, es el período de los iraníes ubicados en el norte de la meseta de Irán y que gracias a sus condiciones geográficas y climáticas favorecieron un desarrollo anterior al sur. Su principal gobernante fue Ciaxares, y que estaba considerado como rey de los medos y fundador de la capital Ecbatana. Su sucesor Astiages no tuvo la capacidad para continuar su obra, iniciando su decadencia.
  • El perído de los Persas, fue el de los iraníes ubicados en el Sur de la Mesta y que si bien tenían unas condiciones geográficas que eran bastante difíciles aprovecharon la presencia de los medos para acentuar la suya propia  y finalmente su predominio.

La cultura Persa:

que-encontramos-en-la-cultura-persa

Hacia el siglo II aparecen las figuras plásticas: estas, muy sensibles, muestran esfinges femeninas representantes de diversas divinidades. Paralelo a estos objetos, también aparece el uso de metales preciosos, elementos que representaría a la civilización de Persia.

Posteriormente, en 558 a.C, el rey Ciro I funda la dinastía persa –Aqueménida, y junto a ésta, el arte aqueménida. Este arte acompaña a la imagen del estado: imperial, imponente y lujosa, que proclama la gloria del soberano. Esto se refleja especialmente en la arquitectura, la cual se destaca por poseer fuertes influencias de Egipto. Es así como todas las ciudades reales logran tener su propio palacio, siendo el Palacio de Susa uno de los más imponentes.

Cultura Persa

En cuanto a la escultura, cabe destacar que también acompaño la imagen del imperio, realzando la imponente arquitectura con animales gloriosos alados, y enormes esculturas que vigilan como centinelas los grandes palacios. La tradición secular del ladrillo crudo esmaltado es tomado de Susa.

La conquista de Persia en la cultura Persa:

la-conquista-de-persia-en-la-cultura-persa

Por ultimo cabe destacar la conquista de Persia por parte de los árabes. Esto generó un gran vuelco dentro de la civilización persa.

Aparece la incorporación de la cúpula nervada, de las trompas de ángulo y del iwan. Un claro ejemplo de ello es la Masjed-e-Djomeh, también conocida como la Mezquita del Viernes, que fue construida durante el siglo XI y reconstruida un siglo después.

persia

La dominación de los mongoles también aporta a esta rica cultura. Se incorpora el gusto por el revestimiento de la loza y la cerámica. Posteriormente, la cultura persa se extiende por sobre todo India, manifestándose en numerosas construcciones, siendo el mas claro ejemplo el Taj Mahal, una obra que fusiona el arte hindú, mongol y persa de manera exquisita.

El arte persa

Por desgracia, nos quedan pocos restos vinculados a la cultura persa, si los comparamos con la gran cantidad de testimonios arqueológicos o artísticos que tenemos actualmente de otras civilizaciones antiguas, como la egipcia, por citar solo un ejemplo ampliamente conocido. Esto se debe en parte a que el ámbito geográfico en el que se ubicaba la antigua cultura persona ha sido una de las zonas más castigadas por guerras de todo tipo a lo largo de la Historia, especialmente durante el pasado siglo XX, lo que ha provocado una inmensa destrucción de su patrimonio. Asimismo, esta zona es, todavía hoy, enormemente conflictiva, lo que afecta negativamente a la posibilidad de hacer excavaciones arqueológicas en este lugar de forma segura y, por lo tanto, ayuda a perpetuar nuestro desconocimiento de esta cultura.
Relieves persépolis

Sin embargo, sí que se han descubierto diversos restos que nos dan un atisbo de lo magnífica que debió ser la cultura persa antes de su desaparición. La mayor parte de los restos arqueológicos que nos quedan de ella están vinculados a recintos funerarios y a complejísimas estructuras palaciales que nos han permitido estudiar, analizar y conocer en parte algunos de los mecanismos principales de la rica cultura persa y de sus avances vinculados a la arquitectura o a la ingeniería. Gracias a estos hallazgos arqueológicos se sabe, por ejemplo, que ya utilizaban recursos como el arco o la bóveda, creando pórticos y columnas enormemente complejas y decorando sus construcciones con relieves y otros elementos decorativos basados en los materiales que más utilizaban, que eran el ladrillo, la piedra, el mármol y la madera.

El complejo palacio de Pasargada sea probablemente el ejemplo de arquitectura palacial más importante que conservamos de la cultura persa y se han podido estudiar los restos, todavía impresionantes milenios después, de sus fuertes estructuras defensivas, sus aposentos reales, su sala de audiencias repleta de columnas y sus jardines, cuyos restos aún hoy nos permiten intuir su grandeza. La famosa tumba de Ciro II el Grande se encuentra vinculado a la ciudad de Pasargada y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura funeraria del periodo aqueménida que se conservan actualmente.

Sin embargo, son los restos del palacio de Susa y de la que fue la mítica capital persa, Persépolis, los ejemplos más conocidos vinculados al arte y a la arquitectura persas. El magnífico palacio de Susa es famoso por su decoración con ladrillos vidriados de diferentes colores, que se utilizaron para decorar sus paredes y formar monumentales figuras humanas y animales que aún hoy dejan con la boca abierta a las personas que tienen el privilegio de verlas. Sin embargo, la mayoría de los relieves y decoraciones hechas con ladrillos vidriados no se conservan en su lugar original, sino que fueron llevados a diversos museos de Europa, donde hoy se conservan, como es por ejemplo el caso del famoso “Friso de los arqueros” que hoy puede verse en el museo del Louvre, en París.

Tumba de Ciro El Grande
Por último y antes de terminar, no podemos dejar de dedicar algunas palabras a la gran ciudad de Persépolis, la que fue la gran capital del Imperio Persa hasta la llegada de Alejandro Magno en el año 330 a. C. Sus impresionantes columnas, sus enormes portadas de varios metros de longitud y sus grandes esculturas monumentales nos permiten atisbar lo impresionante que tuvo que resultar la visión de esta ciudad para los contemporáneos. Junto con las tumbas reales de Naqs-i-Rustam, el complejo palacial de Persépolis todavía hoy quita la respiración a aquellos que se acercan a contemplarlo y nos permiten imaginar cuál fue la gloriosa visión de una de las ciudades más grandes, más ricas y más poderosas de toda la Antigüedad.

Video sobre la Cultura Persa:

Otros artículos de interés en Sobre Historia:

  • La decadencia de la civilización Maya
  • Los origenes de la Civilizacion Egipcia