Black Tom, ataque alemán en Nueva York en 1916
0 votos

Black Tom, ataque alemán en Nueva York en 1916

Desde el fatídico atentado del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas de Nueva York, se ha dicho muchas veces que era el primer ataque en territorio de Estados Unidos. Pero hubo otros, que la historia recuerda, pero que la prensa prefiere ignorar, ya sea por motivos de darle más importancia a su noticia o por motivos ideológicos.

Estados Unidos ya había recibido ataques con bombas en su territorio continental de parte de Japón y de Alemania, si bien con muchas menos víctimas que el 11-S. Estamos descontando el ataque a Pearl Harbor en las islas de Hawaii.

Pero en esta ocasión, hablaremos de la Black Tom explosion, como llaman en la historiografía estadounidense al ataque que sufrieron por parte de los alemanes en Nueva York en el año 1916, en plena Primera Guerra Mundial.

ataque black tom

La guerra había comenzado en 1914, y Estados Unidos se mantenía al margen, recién en 1917 entraría oficialmente en la contienda.

Pero en la madrugada del 30 de julio de 1916, los residentes de Jersey, Nueva York, fueron despertados por una terrible explosión, y luego una serie de explosiones menores que duraron varias horas.

La isla Black Tom

Las explosiones ocurrieron en la isla Black Black Tom / wikipediaTom, ubicada en el puerto de Nueva York, pegada a la Liberty Island, que alberga a la Estatua de la Libertad. Pero ya desde 1905 no era tanto una isla, ya que estaba conectada a tierra por un relleno artificial y era utilizada como depósito. Para 1916, allí funcionaba un inmenso depósito de municiones.

Para el momento de la explosión, allí había varias toneladas de municiones y diversos tipos de explosivos, que iba a ser vendidas a Gran Bretaña y a Francia. El presidente de EEUU Woodrow Wilson había declarado la neutralidad en la Guerra de las potencias aliadas contra las potencias centrales, pero eso no le impedía vender armamento a una de las partes.

El sabotaje

En la noche anterior, pasada la medianoche, se descubrieron varios incendios pequeños en los muelles de Black Tom, y los ocho guardias de turno lucharon por apagarlos. Pero los fuegos llegaron a las municiones y los explosivos, destrozando todo.

También explotó un barco que tenía explosivos también para vender, que se había anclado cerca de la isla para evitar pagar 22 dólares.

Para la gente que lo veía desde la ciudad parecían fuegos artificiales, y casi nadie sabía lo que estaba ocurriendo, ni siquiera los bomberos y los vehículos de emergencia que eran convocados. Lo que menos se esperaban era un ataque al depósito, si ni siquiera tenía protecciones de ningún tipo.

periódico explosión black tom No se sabe bien cuantas víctimas hubo, pero seguro fallecieron un policía, un guardia de la isla, y el capitán del barco Johnson Barge No.19, que quiso ahorrarse 22 dólares, que serían unos 400 en la actualidad. Luego en la ciudad fueron cientos los que sufrieron heridas por los pertrechos que salieron volando de la isla.

Todos los depósitos de la isla quedaron totalmente destruidos, una pérdida monetaria de 20 millones de dólares de la época, incluso la Estatua de la Libertad resultó dañada. También muchas casas y edificios cercanos a la costa fueron dañados.

La verdad tarda en salir a la luz

En el momento no se supo nada, ni se dijo nada. Es que Woodrow Wilson se estaba preocupando por su reelección, ya que se dice que sabian sobre el sabotaje alemán, pero prefirieron no decir nada, ya que Wilson abogaba por la no intervención de EEUU en la guerra, y la noticia le habría costado la reelección.

Pero luego de la primera guerra, la empresa dueña de la isla Black Tom, levantó cargos contra Alemania por sabotaje, en 1921. Pero la comisión investigadora negó la vinculación.

Un sospechoso fue Michael Kristoff, de 23 años, inmigrante eslovaco que vivía con parientes en la ciudad. Se dice que Kristoff tenía identidad falsa y fue quien inició los fuegos en la isla, a cambio de 5 dólares. Él dijo que dos de los guardias de la isla eran agentes alemanes. Pero mucho no se pudo saber de él, ya que murió en 1928 allí mismo en Nueva York, y no se llegó a acusarlo nunca.

Sí fueron acusados de negligencia criminal a los guardias de Black Tom. También hubo abundante documentación con respecto a espionaje alemán en esa época. Pero no se encontraron culpables más allá de duda.

Pero en 1939, luego de años de juicios e investigaciones, una comisión declaró responsable al gobierno alemán del sabotaje. Y así Alemania tenía que pagar 50 millones de dólares en restitución, pero como enseguida comenzó la Segunda Guerra Mundial, no se pagó nada.

Luego de la Segunda Guerra, Alemania aceptó los cargos de sabotaje, y pagaron los gastos en 1979.

Pero Black Tom fue sólo uno de los ataques que los alemanes realizaron contra Estados Unidos por culpa del bloqueo inglés. En enero de 1915 fue incendiada una fábrica de acero en Nueva Jersey, y en enero de 1917, fue incendiada una fundición en Kingsland. Ambas tenían contratos de venta con los Aliados. Así fue que Estados Unidos entró finalmente en la guerra en abril de 1917 luego de numerosos casos de espionaje, sabotaje y violaciones de la neutralidad de Estados Unidos.

Nos queda para otra ocasión el ataque de globos japonés sobre Estados Unidos.

Referencias

  • "Black Tom Blasts of 1916 Recalled." New York Times 31 July 1966.
    Lender, Mark E. One State In Arms. Trenton, NJ: The New Jersey Historical Commission, 1991.
  • Wagen, Irv. "Black Tom–The Blast That Made History." Jersey Journal 18 April 1978.
  • Witcover, Jules. Sabotage at Black Tom: Imperial Germany’s Secret War in America, 1914-1917. Chapel Hill, NC: Algonquin Books, 1989.
  • Online: FBI, Universidad de Ne
    w Jersey
    .

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios