UP

-     Escrito por marimar

Black Tom, ataque alemán en Nueva York en 1916

La historia de los Estados Unidos es realmente singular, siempre entre sombras, llena de secretos, mentiras que pretenden ser verdades. Los hechos históricos así lo aseguran. Este es el caso del prácticamente desconocido ataque alemán en la Isla de Black Tom, un sabotaje que el gobierno Estadounidense intentó ocultar por la inconveniencia del momento, el presidente Woodrow Wilson, se presentaba a la reelección. El motivo de este artículo al que hemos llamado Black Tom, Ataque Alemán en Nueva York en 1916, ha nacido con la intención de contar qué ocurrió en la Isla Black Tom, porqué esa Isla, quién lo perpetró y qué consecuencias tuvo.

Localización de la Isla Black Tom

Localización de la Isla Black Tom

Black Tom, ataque alemán en Nueva York, 1916 | Situación

Black Tom era el nombre de una isla que se localizaba en la bahía de Nueva York, en frente se situaba la Isla de la Libertad. Cuenta la leyenda que recibió ese nombre en honor a un legendario hombre negro llamado Tom, quién se había asentado en ella, siendo su único habitante.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-mapa-isla

La construcción de un puente y una línea de ferrocarril en el año 1880, consiguió hacer de esta isla una península unida a tierra firme. En ella se construyó un embarcadero que durante muchos años fue utilizado como muelle de carga.

En el año 1905, la compañía que explotaba el uso del ferrocarril se vio en la necesidad de ampliar su superficie comercial, construyó diques uniéndose prácticamente a lo que comenzaba a ser una creciente ciudad a la que se había bautizado con el nombre de Jersey.

La compañía Lehigh Valley Railroad fue la encargada de la construcción de la línea de ferrocarril hasta Black Tom

La compañía Lehigh Valley Railroad fue la encargada de la construcción de la línea de ferrocarril hasta Black Tom

Ahora en la sección anexa, se había construido un muelle de 1,5 km, con una gran proyección comercial, tanto es así que la National Dock & Sotorage Company, comenzó a levantar almacenes y depósitos. Pronto la isla Black Tom se había convertido en uno de los almacenes más importantes de material explosivo.

Black Tom, ataque alemán en Nueva York, 1916 | La Gran Guerra

Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, el 28 de julio de 1914, Europa se encontraba dividida en dos grandes bloques:

  • La Triple Entente: Gran Bretaña, Francia y el Imperio Ruso
  • La Triple Alianza: Imperio Alemán, Imperio Austrohúngaro e Italia.

Los Estados Unidos permanecían en una situación neutral, el país estaba a punto de celebrar elecciones y el actual presidente Woodrow Wilson, tenía pretensiones de ser elegido, a pesar de todo había dejado muy claro con cual de los dos bloques simpatizaba más.

Woodrow Wilson

Woodrow Wilson

Hasta el año 1915, el comercio estadounidense había tenido libertad para comerciar sus productos en cualquier parte del planeta, pero el bloqueo aliado cuya intención era evitar el abastecimiento de las Potencias Centrales que componían la Triple Alianza, Imperio Alemán, Imperio Austrohúngaro e Italia, provocó que el comercio estadounidense se limitara a las potencias aliadas.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-mapa-primera-guerra

Alianzas Europeas en la I Guerra Mundial

Este hecho no significó un parón para la industria estadounidense, por lo menos para la industria armamentística, una verdadera oportunidad de negocio. Europa con sus fábricas de armamento destruida no podía abastecer a sus tropas ni de munición ni de armamento. Estados Unidos comenzó a fabricar armamento y a almacenarlo en la Isla de Black Tom, lo que la convertía en un auténtico polvorín.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-jersey

La noche en la que se produjo el ataque en la isla, al menos había almacenado casi 1.000 toneladas de munición, 45 tonelada de TNT, todo preparado para ser enviadas a Francia e Inglaterra. Esto convertía a la Isla de Black Tom en una auténtica bomba.

Black Tom, ataque alemán en Nueva York, 1916 | El Sabotaje

La noche del domingo 30 de julio de 1916, se presentaba como otra noche más, una noche tranquila, donde las luces de la ciudad se veían a lo lejos, la noche prometía apacible, hasta que algo llamó la atención del escaso personal que se ocupaba de la seguridad de la Isla.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-incendio

Un incendio en un extremo hizo saltar una pequeña alarma, poco después se producía otro incendio justo en el extremo opuesto, y después otro y otro, rodeando de esta forma los almacenes que contenían todo el armamento almacenado para enviar tanto a Francia cono a Inglaterra. Debido a la importancia del fuego algunos de los guardias huyeron ante una inminente explosión mientras que otros, se quedaron intentando sofocar los focos de fuego.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-periodico

La primera parte se había completado, ahora quedaba la segunda parte del ataque, la más importante y esa tuvo lugar al rededor de las dos de la madrugada. Una concatenación de potentes explosiones hizo que el personal no pudiera abarcar todos los puntos ardiendo, descuidando la vigilancia del almacén principal, verdadero objetivo de los saboteadores.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-explosion-2

A las 2:12 de la madrugada, el almacén más grande, el almacén principal saltaba por los aires, la onda expansiva provocó cuantiosos daños, fragmentos salieron despedidos y proyectados a gran velocidad en todas las direcciones. Algunos de los fragmentos impactaron sobre el brazo y la falda de la estatua de la Libertad, desde entonces permanece cerrado el acceso al brazo.

Black Tom, ataque alemán en Nueva York, 1916 | Los Autores

El resultado inmediato fue la detención de dos de los guardas que habían huido, acusados de haber provocado los primeros incendios, por lo tanto acusados de sabotaje. En un principio sólo se pensó en un acto aislado catalogado de accidente por imprudencia, pero pronto se dieron cuenta que el incidente era más grave.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-detencion

A finales de Agosto Michael Kristoff, fue arrestado en casa de su tía

Todas las pistas conducían hacia un hombre, Michael Kristoff, un inmigrante eslovaco que había servido en las filas del ejerército de los EE.UU., quien admitió haber mantenido relación con la inteligencia alemana. También confesó la existencia de dos agentes alemanes infiltrados en la Isla de Black Tom.

Agentes especiales alemanes al servicio de la embajada alemana en EE.UU., de la que era titular el Conde Johann Heinrich von Bernstorff, habían desarrollado distintas formas se fabricación de bombas sencillas como el “lápiz Bomba”, atribuida al Capitán Franz von Rintelen, tenía mucho que ver con la forma en la que el sabotaje había sido llevado a cabo.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-boligrafos-explosivos

Se culpó al gobierno Alemán de estar detrás de este suceso y al término de la Guerra, la compañía Lehigh Valley, reclamó daños de guerra en sus instalaciones. En 1939 una comisión declaró la responsabilidad del Imperio Alemán en los daños y obligó a indemnizar a la compañía con 50 millones de dólares en 1953, pago que se hizo efectivo años más tarde en 1979.

Black Tom, ataque alemán en Nueva York, 1916 | Balance de Daños

Hasta 1916, el brazo de la estatua de la Libertad era visitable, una de las mejores vistas eran las que proporcionaba la antorcha donde la bahía de Nueva York, se convertía en una imagen espectacular. Los daños causados por los fragmentos despedidos de la explosión, dañó la falda de la estatua, el brazo y la antorcha. Motivo por el cual desde ese día, el brazo de la estatua permanece cerrado al público.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-liberty

En 1986, la antorcha fue reemplazada por otra nueva, cubierta de hojas de oro, mientras que la original se puede contemplar en el vestíbulo de entrada a la estatua.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-antorcha-antes-desp

Pero estos no fueron los únicos daños. La explosión fue de tal magnitud que trozos de proyectiles llegaron a impactar en el campanario del Jersey Journal, deteniendo su reloj a la hora de la explosión 2:12. Originó un temblor equivalente a 5.5 en la escala Richter, llegando a ser sentido incluso en Filadelfia.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-rotura-cristales

Rotura de ventanas, puertas, cristales, fachadas, etc. consecuencias de la explosión

Los daños fueron cuantiosos, tiendas con los escaparates destrozados, ventanas, puertas, muros, etc. La onda expansiva se sintió en un radio de 40 km, sintiéndose en el bajo Manhattan, Times Square, Maryland, etc. Muchos de los vecinos se levantaron con la sensación de estar viviendo la sacudida de un terremoto.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-jersey-journal

Los daños oficiales fueron de 20 millones de dólares, lo que equivaldría actualmente a unos 400 millones, pero esta cifra se estima fue muy inferior a la verdadera cuantía tras el daño causado. El motivo de ocultar la verdadera dimensión de la catástrofe fue el no poder en evidencia la pobre vigilancia de unas instalaciones tan importantes.

Cientos de inmigrantes que esperaban el amanecer para poder inscribirse y así entrar legalmente a trabajar en EE.UU, se vieron sorprendidos en la cercana Isla de Ellis, la más afectada. Todos fueron trasladados a la Isla de Manhattan. Se estima que pudieron perder la vida hasta 7 personas, 1 policía de Jersey, el jefe de la policía ferroviaria, 1 bebé de dos meses y el capitán de la barcaza que estaba amarrada a la isla de Black Tom.

Inmigrantes en la Isla de Ellis, esperando para entrar en busca del sueño americano

Inmigrantes en la Isla de Ellis, esperando para entrar en busca del sueño americano

Los heridos se contabilizaron por centenares, mientras distintas explosiones se siguieron sucediendo durante horas, aunque ya con menor intensidad.

black-tom-ataque-alemn-en-nueva-york-en-1916-elecciones

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 1916

Pero este hecho no venía demasiado mal para las pretensiones del presidente Woodrow Wilson, quien tras perder la mercancía que debería haber vendido a los países aliados y por tratarse de un acto de agresión, creó la atmósfera ideal para justificar la inminente entrada de Estados Unidos en la Guerra, lo que le podría asegurar su reelección.

También te puede interesar:

Desde sobrehistoria, esperamos que os haya parecido interesante este artículo, esa ha sido nuestra intención, además hemos seleccionado el siguiente enlace sobre la Primera Guerra Mundial, perteneciente a nuestra página web, como tema relacionado con el artículo que acabáis de leer. esperando que también sea de vuestro interés.

Black Tom, ataque alemán en Nueva York, 1916 | Galería de Imágenes

SobreHistoria.com

Newsletter